Performatividades disidentes: Lo drag como expresión artística y de género.

 Por: Ana Laura Carrasquilla M.

Introducción

Las sociedades alrededor del mundo han vivido siempre de acuerdo con una serie de normas establecidas sobre cómo deben comportarse y cómo deben (y pueden) ser los individuos que las componen. Pero, ¿qué pasa cuando alguien rompe con lo establecido? En el campo de la sexualidad humana y la sociología la respuesta a esta pregunta fue ignorada por mucho tiempo, hasta que no pudo evitarse más.

En el curso de la historia surgieron figuras importantes, quienes desafiaban las normativas sobre lo que se daba por sentado en las pocas investigaciones que se habían realizado. Algunos de los personajes disidentes más importantes en esos campos son los drag queens. Los drag queens son artistas, pero no cualquier artista. Son hombres que actúan en escena representando a mujeres y exhibiendo comportamientos asociados a lo femenino. Se apoyan en el maquillaje y vestuarios suntuosos, pero hay mucho más detrás de los drag queens que sólo sus atuendos llamativos. Todo esto se abordará a continuación.

Conocimiento que precede

judith

Judith Butler

En cuanto a los antecedentes, en primer lugar es importante mencionar el trabajo de Judith Butler (24/2/1956 – presente), una filósofa de nacionalidad estadounidense. Actualmente, ejerce como profesora en la Universidad de Berkeley en California y se destaca por haber realizado importantes aportes sobre el feminismo, la teoría queer y otros temas de la actualidad. Uno de sus más importantes obras se titula Gender trouble: Feminism and the Subversion of Identity (1990) o El género en disputa: Feminismo y la subversión de la identidad (1990) en español.

En este libro, Butler introduce la noción del género como una actuación y detalla la relación entre esa actuación y la identidad de los individuos. Para Butler, un fenómeno cultural que ejemplifica claramente la naturaleza del género como una actuación es el de los “drag queens”.

Butler plantea una serie de preguntas de máxima importancia acerca de la identidad de género entre las cuales se propone la interrogante de si el hombre que aparece vestido de mujer es esencialmente un hombre con la apariencia exterior de una mujer, o si esa demostración de extrema feminidad comprueba que su esencia es una de una mujer, a pesar de su cuerpo de hombre.

gender_question1La investigadora señala que todas estas dudas dejan claro la inestabilidad que caracteriza la relación entre sexo y género y demuestra la naturaleza de “interpretación” de la identidad masculina y femenina. Explica que la construcción de las identidades de género es producida por medio de una interpretación repetitiva de comportamientos y expresiones físicas, en donde las distinciones sexuales no toman parte.

Lo anterior revela que el género es un código o norma cultural que depende de la imitación y la repetición y por tanto no es una “verdad universal e inamovible” asignada según el sexo de una persona. Butler también reconoce un sentido de parodia dentro de la representación drag pues se radicaliza las normas de representación de género. Así lo drag permite reconocer que las estructuras de identidad de género normativas no tienen una base válida. Esta parodia es una forma de resistencia a las estructuras de poder que regulan la vida de los individuos, pues se ridiculizan las expresiones normativas del género.

Lo drag busca de cierta manera desestabilizar la verdad del sexo y género humano impuesta normativamente. Finalmente, la parodia demuestra que, como no hay una base “verdadera” sobre la cual se construyen las identidades de género estas pueden quebrarse, doblegarse, resistirse y alterarse. Es por proposiciones investigativas como la anterior que la Universidad de Costa Rica le entregó a la Dra.Butler un doctorado Honoris Causa en el 2015.

csm_nt15-15ab_12c587c4e1

Butler recibe su doctorado Honoris Causa otorgado por la UCR.

Por otro lado, las investigadoras Nancy Álvarez Rosales y Carmen Pérez Pérez de la Universidad de Tarapacá en Chile publicaron en la revista Límite un trabajo de investigación titulado Identidad de género en transformistas: un estudio cualitativo – exploratorio. (2009). En este estudio las investigadoras estudian la construcción de la identidad de género de los drag queens de la zona norte de Chile, sin embargo, se considera que sus hallazgos son aplicables a la cultura drag en general. Se realizó entrevistas a doce drag queens chilenos para obtener los resultados pertinentes, que destacan una identidad de género ambivalente y una existencia de dos identidades: una masculina y una femenina.

Cada identidad surge de acuerdo con el contexto en el que la persona se encuentra por lo que las investigadoras lo ven como una estrategia adaptativa a las condiciones sociales y también a la discriminación que estos individuos sufren. Las autoras destacan cómo el concepto de género es un concepto que presenta una elevada complejidad y está sujeto a categorías sociales que contienen las características asociadas socioculturalmente a los hombres y a las mujeres. Es un concepto diferenciador.

Álvarez y Pérez mencionan cómo el término “género” era una propiedad meramente lingüística en sus inicios para distinguir lo masculino, lo femenino y el neutro. Posteriormente, fue aplicado a las ciencias sociales y a la sexología. Específicamente, fue en 1955 que John Money adoptó esa distinción y la empleó para diferenciar la masculinidad y la feminidad de las personas del sexo biológico (macho o hembra). Seguidamente, explican cómo existen estudios que demuestran que la mayoría de las personas “presenta un género congruente, es decir, su identidad y función del género y todas las manifestaciones simbólicas del mismo son armoniosas” (Álvarez; Pérez, 2009, p. 125).

imagesNo obstante, existe un margen de entre el 10 y el 15% de la población que siente que no encaja del todo en esa clasificación binaria de los géneros. A estos individuos se les conoce como “no conformistas” o “de género cruzado”. Existen diversas formas en las que estos individuos expresan su disconformidad con la clasificación de género y una de las manifestaciones más comunes se da en cuanto a sus expresiones simbólicas (vestimenta, joyas, adornos y demás).  A partir de lo anterior han surgido muchas teorías que estudian ese comportamiento, como la teoría queer, y nuevos conceptos que tratan de explicarlo como el concepto de “lo andrógino”, lo cual muestra un claro avance en la aceptación de la diversidad.

Para su trabajo las autoras le plantearon las siguientes preguntas a los transformistas: “¿Quiénes y cómo son los transformistas? ¿A qué categoría de género pertenecen? ¿Qué elementos han contribuido en su identidad de género? ¿Se diferencian de otros grupos que conforman la cultura homosexual, en particular los travestis?” (Álvarez; Pérez, 2009, p. 129) La muestra fue de 12 drag queens de entre 20 y 39 años con un tiempo de dedicación al arte de entre 2 y 22 años con diferentes niveles de escolaridad y trabajos.

pregA grandes rasgos los resultados se pueden resumir en que el transformismo es visto como un arte, donde se crea un personaje con la finalidad de montar un show. Este show es organizado cuidadosamente. El artista debe perfeccionar técnicas que permitan presentar una puesta en escena de calidad y alto profesionalismo que logre impactar y seducir a su público. Entre los artistas se comparten conocimientos para un crecimiento mutuo.

Es una expresión de emociones que se comparten con el público, las cuales no son socialmente aceptadas cuando no se está en drag. Es una expresión del lado femenino que no pueden demostrar en la cotidianeidad debido a los roles y estereotipos de género normativos. Si lo muestran como hombres son calificados de “locas” y son discriminados incluso dentro de la comunidad homosexual.

El transformarse en su personaje de mujer les da seguridad para expresarse. Es una liberación. Elegir un personaje femenino también es un homenaje a las mujeres pues proyectan en su personaje una imagen de mujer idealizada, con una gran personalidad y una apariencia de diva, maquillada, en tacones, etc. El transformismo es una vía de legitimación y dignificación de su identidad y un medio de subsistencia alternativo.

13263826_519130228273929_1997932451754456868_nSeguidamente, se rescata el trabajo de Rebecca Hanson, estudiante de la Universidad de Montevallo en Alabama. Su ensayo se titula Duct tape, eyeliner, and high heels: the reconstruction of gender and sexuality in a drag show. (2015) Hanson habla del término “gender-blending” – algo así como “mezcla de géneros” en español – el cual existe en toda sociedad, inclusive en sociedades como los návajo en Estados Unidos. Un ejemplo de esta mezcla de géneros son los drag queens, quienes retan las nociones normativas establecidas en la sociedad acerca de la naturaleza del género y la sexualidad. En el drag se sugiere que el género es una actuación, una ilusión que requiere de cierto esfuerzo para producirse.

Es imprescindible destacar como algo que puede pasar como un simple entretenimiento en realidad encierra, mediante expresiones comédicas, una crítica al sistema social y las creencias comunes sobre lo que es natural o no en las personas. La autora describe en su ensayo cómo se lleva a cabo un show de drag queens, la interacción entre los artistas y los miembros de su público, para ver cómo existe una “transgresión” no solo de los artistas que hacen su show sino también por parte de las personas en el público. No obstante, la autora destaca que los drag queens también hacen suposiciones de género al representar con sus personajes a mujeres femeninas, maquilladas, etc como un modelo de mujer deseable.

Hanson señala diferentes puntos de vista de destacados investigadores en el tema y los incorpora a su propia investigación. En su investigación encontró que todos los clubs donde se presentan drag queens son para mayores de 18 y algunos para mayores de 21 años, la mayoría de edad en USA, y se reservaban el derecho de admisión. Los clubs reunían características como ser bastante oscuros, tener bares, mesas de pool y áreas para bailar en las cuales se montaba la tarima cuando había shows.

cover-hands

Afiche publicitario para Lips NYC, un club con más de 20 años de trayectoria. Entre sus propuestas está ofrecer shows de drag queens, además de ser atentido por meseras drag.

Un dato interesante es que los clubs tenían baños para hombres, baños para mujeres y un baño para ambos géneros y personas transgénero (espacio libre de discriminación). Los shows empezaban pasada la medianoche y tenían una duración de entre 1 y 4 horas. Algunos shows tenían un propósito social como ayudar a una caridad. La autora continúa en todo su ensayo describiendo extensamente los shows, los artistas y el público que atendía para finalmente abrir un espacio de discusión sobre la investigación realizada.

La razón de la búsqueda

El enfoque de este análisis se encuentra en la performatividad de género en las drag queens. Para su realización se llevó a cabo una recopilación de información en base a la puesta en escena de las mismas. Si bien los shows de drag queens son relativamente conocidos – en especial después de que se comenzara a televisar programas como RuPaul’s Drag Race (2009 – presente) – muchas personas lo ven como un simple espectáculo.

drag-race-title

Presentación oficial de la primera temporada de RuPaul’s Drag Race. Se estrenó el 2 de Febrero del 2009.

No obstante, un show de drag queens va mucho más allá que un simple “performance”. Este presenta una gran diversidad de temáticas y características que pueden ser estudiados desde diversos enfoques. Debido al factor primordial de entretenimiento el trasfondo de las actuaciones muchas veces se deja de lado junto con muchos aspectos que podrían ser abarcados más a fondo.

Además de esto, las investigaciones demuestran que los drag queens son artistas muy poco comprendidas. Hay muchos estigmas construidos alrededor de estos artistas que muchas personas no se esfuerzan por entender. Eso hace que se genere y se normalice una fuerte discriminación, inclusive dentro de la comunidad gay donde se desempeñan como artistas de manera más frecuente. Adicionalmente, existe una confusión frecuente entre lo que es una drag queen y el transformismo, la homosexualidad y la transexualidad, entre otros.

venue-costa-rica-006

Show drag en el club Venue, San Pedro, CR.

En Costa Rica existe una gran cantidad de hombres que se dedican a ser drag queens. Estos se presentan de manera más frecuente en clubes de ambiente gay como Venue en San Pedro o el Bo Club en San José. Inclusive, existe un grupo llamado Transformistas de Costa Rica, el cual cuenta con su respectiva página de Facebook y demás redes sociales.

Es una comunidad que ha surgido y con el tiempo ha recibido cierto reconocimiento a nivel nacional. Varios medios como La Nación y la revista Vacío, entre otros, han realizado reportajes acerca de varias drag queens del país, pero aún falta mucho camino por recorrer.

Es por todo lo anteriormente mencionado que se quiso investigar sobre las artistas conocidos como drag queens y todo lo que la actividad que ellas realizan encierra. El estudiar la cultura drag permite tener un panorama más amplio sobre la diversidad de género que se está aceptando cada vez más en la sociedad actual. El ser un tema censurado, prohibido o tabú hace que la mayoría de la gente esté mal informada o no conozcan a fondo de lo que se trata esta actividad.

Loupe 2Los motivos tabú son conocidos por llamar la atención, es por esto que el tema de los drag queens y la performatividad de género puede hacer que la gente se interese en las diversidades de género e identidades que se manejan actualmente y así disminuir la discriminación y los maltratos hacia las minorías. La importancia de conocer la historia de lo drag no está sólo en ser una manera de ser más cultos, sino que también es una forma de conocer la historia y la actualidad de la realidad de estas minorías, además de generar esfuerzos para que el valor de estos personajes sea más reconocido.

Para la elaboración de la presente investigación se cuenta con una serie de premisas. Entre estas se encuentra primeramente que los “drag queens” son artistas, intérpretes; por lo tanto buscan entretener a su público. No obstante existe un claro trasfondo social de gran importancia detrás de sus actos. En segundo lugar, que la teoría queer permite establecer un diálogo entre lo “drag” y las identidades de género diversas con lo establecido por la norma tradicional. Y en tercer lugar, que la identidad sexual y la identidad de género de una persona no son codependientes.


26c8dbd961815013762cbfc7d9981ceaPor lo tanto, con la elaboración del presente trabajo se contempla la hipótesis de que la cultura
drag efectivamente evidencia la manera en que el género, al ser una categoría social, es tan sólo una actuación. Consecuentemente, puede y debe ser entendido desde una perspectiva diferente a la de la norma tradicional.

Es por ello que se plantea como objetivo general evidenciar, desde la perspectiva de la teoría queer, las características de género dentro del fenómeno “drag”, con el fin de demostrar la naturaleza de “actuación” (performatividad) inherente en la identidad de género.

Del mismo modo se asume mediante objetivos específicos la tarea de contextualizar las condiciones sociales presentes desde el surgimiento de los “drag queens” hasta la actualidad con el fin de establecer las influencias ideológicas predominantes en las manifestaciones “drag”. Así como interpretar los símbolos contenidos en los espectáculos de drag queens, como la parodiaa fin de demostrar el trasfondo social que existe máskobalt_olivia allá de la simple puesta en escena. Finalmente, se busca caracterizar las clasificaciones socio-sexuales tradicionales y sus puntos de divergencia con respecto a los postulados de la teoría queer, con el fin de identificar los elementos que componen la identidad de género de los “drag queens”.

En cuanto al punto de vista metodológico, se busca llevar a cabo los objetivos establecidos desde una base actual, utilizando las propuestas de la teoría queer. Las actividades que se efectuaron para la realización del presente trabajo incluyen una extensa revisión de fuentes audiovisuales en relación al tema a tratar, además de realizar una reunión para abordar las consultas pertinentes con el Sr. Pedro Chaverri, estudiante de cuarto año de la carrera de Género y Desarrollo en la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA).

El periodo de cobertura temporal del proyecto se estimó entre el 2010 y la actualidad, haciendo acepciones para incluir a personajes y sucesos históricos que deben ser mencionados para entender los inicios tanto de la teoría queer como del movimiento drag como tal. En cuanto a su alcance esta investigación busca abrir caminos poco recorridos por investigadores nacionales dentro del análisis de la identidad de género en los drag queens y los elementos que componen sus puestas en escena, de manera que funcione como un marco referencial para futuras investigaciones.

Una teoría transgresora

En materia de teorías novedosas sobre la sexualidad y la construcción de identidades en las personas se encuentra la teoría queer. Sus inicios se remontan a 1980 cuando la misma surge en forma de teoría como tal a partir del movimiento queer, integrado por gays, lesbianas, transexuales y demás personas que no se ajustaban, al igual que ahora, a la heteronormatividad impuesta por la sociedad.

rooneychantar1El término “queer” viene del idioma inglés y es usada de manera despectiva hacia las personas homosexuales. La traducción más fiel de la palabra al español sería “maricón”. Queer también puede funcionar como un verbo, en cuyo caso su traducción sería algo como “perturbar”. Es en 1990 cuando se dice que la teoría logra establecerse, al empezar a emplear la denominación queer para resignificar el término que se usaba de manera peyorativa. La contraparte de queer es straight que significa “recto” y también es utilizado para referirse a lo heterosexual.

El inicio de la teoría queer se vio respaldado por estudios que se estaban realizando y publicando durante la época. En estos se cuestionaban las nociones tradicionales sobre temas como la sexualidad y el género, entre otros. Inclusive para el establecimiento de esta teoría se utilizaron textos conocidos, como Historia de la sexualidad (1970) de Foucault.

El movimiento tomó fuerza en Estados Unidos, en especial luego de que algunas universidades empezaran a investigar sobre estos temas. La primera universidad en involucrarse en estos estudios fue Columbia en 1989, después Duke en Nueva York y el Centro de Estudios de Lesbianas y Gays de la Universidad de Nueva York. En adición a los esfuerzos de las universidades de la época se publicaron revistas sobre diversidad sexual como The Journal of Sex Research, Journal of Homosexuality y otros. Posteriormente, empezó a darse un surgimiento de estudios del mismo tipo en Europa y América Latina, en especial en países como Colombia, Brasil y México.

2000px-whitehead-link-alternative-sexuality-symbol-svgLa teoría queer trata de explicar y a la vez validar las sexualidades periféricas. Estas sexualidades comprenden todas aquellas que no pertenecen a lo que se considera como la sexualidad “normal” establecida por la sociedad, donde la heterosexualidad y la monogamia, entre otros, son la norma. Las sexualidades periféricas se forman en la resistencia a esos valores tradicionales, lo que lleva a que se dé una transgresión. Todo lo anterior está rodeado por una atmósfera de tabú y rechazo desde ámbitos familiares hasta espacios laborales y de educación.

Esta teoría toma todos esos temas que la gente rechaza por miedo o ignorancia y busca convertirlos en temas de estudio, dando validez a la manera en la que los sujetos deciden vivir su vida. Se les brinda una voz a todos aquellos que han sido forzados a través del tiempo a ser silenciados desde la ciencia y la sociedad.

La presente teoría está relacionada con los estudios de género pues ambos tratan el tema de las identidades y estudian procesos de identificación que giran en torno a la sexualidad de cada individuo. Una investigadora que ha estado involucrada en estudios queer y estudios de género, así como el feminismo, es Judith Butler. Sus más grandes aportes están en el campo de los estudios de género, donde propuso una concepción del género como algo imitativo o representativo: la “performatividad de género”. Su trabajo titulado Gender Trouble (1990) es considerado el texto fundador de la teoría queer.

51xxjlfx-yl

Portada de Gender Trouble. Ediciones New Ed, 2006.

Butler trata de romper con el paradigma que dicta que el sexo biológico de una persona determina su género, femenino o masculino. Dice que estas concepciones se construyeron dentro de un discurso centrado en lo heterosexual que rige los aspectos socioculturales pero que no es la que se adapta mejor a la realidad. 

Esta teórica identifica al género como una actuación, algo flexible. El género es una representación que varía dependiendo del contexto y el tiempo en el que se encuentre un individuo y por lo tanto no es universal. Es una identificación que se basa en el “performance” – una repetición que imita de manera constante una “fantasía” que se construye al encarnar significaciones.

b9e42673-bf28-4812-8eea-855678c815fdEn sus múltiples estudios esta filósofa menciona que las categorías de identidad suelen ser instrumentos regularizadores. Tanto la categoría “gay” como “heterosexual” constituyen una serie de regulaciones en las personas que se incorporan a ellas. Mediante estas categorías se regula el erotismo, los gustos y demás. Los individuos se adhieren a estas características porque se sienten identificados.

Considera las identidades como un “disfraz” necesario que tiene como objetivo representar al sujeto. Mediante esta representación la naturaleza de “gay”, “heterosexual” o demás se afirma, se difunde y se concibe, todo mediante la representación repetida e internalizada de ese papel. Por lo tanto, se plantea que las normas de género sólo funcionan para exigir que se cumplan con ideales tanto de masculinidad como de feminidad.

Las reglas de género le dan el derecho a los sujetos de ser “alguien” respetado o no. La performatividad a la que se refiere la teoría queer es entonces, como se mencionó anteriormente, una repetición obligatoria de normas que configuran al sujeto. Estas normas caracterizan a la persona y también es el punto a partir del cual se inicia la subversión y la resistencia. Explican Carlos Fonseca y María Luisa Quintero que:

(…) la Teoría Queer revalora las cuestiones de género, las identidades y las sexualidades en un marco de agudeza crítica con la finalidad de desestabilizar no sólo al sistema, sino también a la academia (Queering the Academy). La intención de la Teoría Queer no es crear una teoría contemplativa, sino una herramienta de participación política(…). La mayor aportación de esta teoría radica en ofrecer nuevas explicaciones bajo un marco conceptual en el que confluyen el género y la sexualidad; así como los significados y sus resistencias para dar origen a nuevas significaciones. (Fonseca; Quintero, 2009)

Así las cosas, se pueden resumir los principales puntos establecidos por la teoría queer de esta manera: el género es una construcción social. El género es una representación que puede construirse y deconstruirse y no es algo fijo. Hay una distinción clara entre el sexo (biológico) y el género (cultural). La identidad de un individuo está en constante cambio. No se debe creer que sólo lo que está “normalizado” es lo que conforma la realidad que nos rodea.

Artistas que rompen el molde

4880422

Jinkx Monsoon

El tema de los drag queens es en extremo amplio y requeriría de una investigación sumamente especializada para que cada aspecto que lo compone pudiera ser desarrollado en toda su extensión. Sin embargo, hay cosas que se pueden resaltar pues resultan de gran importancia para entender el fenómeno. En primer lugar, se debe contextualizar las condiciones sociales que dieron origen a los drag queens como los conocemos. Para efectos de este trabajo la investigación se enfoca en el continente americano, sin embargo en otros continentes como Europa y Asia ocurrieron a la vez muchos movimientos que moldearon la realidad de los transformistas, completamente separado de lo que sucedía en América.

2015-02-05-d001-thumb

Fotografía datada de cerca del año 1800.

Para empezar, hombres vistiéndose como mujeres es algo que se ha dado desde tiempos muy antiguos. Se cree que inició en el ambiente teatral cuando en lugares como Grecia e Inglaterra las mujeres no podían formar parte del elenco de actores que representaban obras, lo cual se extendió a otras partes del mundo. Debido a esta prohibición los hombres tenían que vestirse de mujeres para representar los papeles femeninos. Inclusive, se dice que el término “drag” deriva de la jerga del teatro de los años cercanos a 1870 y viene del verbo “drag” (arrastrar en inglés) pues cuando los hombres se vestían con los vestidos con suntuosas y largas faldas de mujeres las arrastraban por el suelo.

Un inicio divino

Harris Glenn Milstead nació en Maryland el 19 de octubre de 1945 y es conocido por su carrera como actor, cantante… y drag queen. Desarrolló un interés por el drag mientras se desempeñaba como estilista femenino. Empezó su carrera como actor bajo el pseudónimo de Divine con su amigo y director John Waters. Dedicó su vida a ser actor de cine y de teatro hasta su muerte el 7 de marzo de 1988, a sus 42 años.

divinedrag

Divine

A pesar de que Divine ciertamente no fue la primer drag queen de la historia, ella marca una pauta en la historia del transformismo por ser la primera en obtener fama gracias a esto. Lo anterior no significa que su vida como drag queen fuera fácil, pues estaba sujeto a una gran discriminación y odio. Aun así, es tanta su influencia que es descrita como la “drag queen del siglo”. Su nombre, que significa “divina” en inglés, solía acompañarse de la frase “the most beautiful woman in the world, almost.” (“la mujer más bella del mundo, casi.”). Divine se transformó en un ícono, en especial dentro de la comunidad LGBT de los años 40.

Más adelante, en Estados Unidos de los años 60, la comunidad LGBT se encontraba en un estado de marginación extrema. Esto llevó a que se iniciaran violentos disturbios en ciudades como New York, donde la mafia controlaba a las personas de la comunidad LGBT más pobres – incluyendo a drag queens de orientación homosexual. Posteriormente, acabados estos disturbios, empezaron a formarse organizaciones de activismo pro LGBT en las cuales participaban drag queens. El espacio de drag era el único lugar donde los hombres homosexuales podían expresarse públicamente.

bankhead-drag-queens

Reunión drag en Finocchio’s, club nocturno y bar de San Francisco, California. Cerca del año 1961.

El fenómeno drag se convirtió paulatinamente en un movimiento que despertó mucho interés – bueno y malo – entre quienes se enteraban de él. Es por esta atención adquirida que alrededor de 1989 muchas universidades estadounidenses como Columbia y Duke comenzaron a investigar de una manera más seria sobre el tema, ampliando el conocimiento que se tenía hasta el momento.

Trasfondo indudable

Teniendo presentes algunos datos como los anteriores (muchos más se pueden encontrar si se hace una búsqueda histórica más a fondo) es claro notar como el movimiento drag surgió de la adversidad. Los espacios de los shows drag eran – y aún son – espacios libres de discriminación sexual hacia quienes deciden practicar este arte y quienes deciden apreciarlo. Porque esto es lo que es precisamente: arte. El movimiento drag está claramente influenciado por los movimientos pro LGBT y los movimientos por la liberación femenina y de las minorías. Gracias a estos y los ideales que promueven es que los espectáculos y los artistas han logrado una mayor aceptación en un mundo donde aún hoy resulta muy difícil expresarse sin ser juzgado o exponerse a ser una víctima de violencia.


libertad-de-expresionEl fenómeno drag en sí contiene ideas propias que el movimiento quiere divulgar. Existe un trasfondo social, donde se busca desestabilizar los mecanismos de control normativos que dictan lo que está bien o no hacer o ser. Se busca romper con la heteronormatividad, demostrando que las identidades de las personas son una cosa mucho más compleja que lo que siempre se ha querido imponer. Uno de los más importantes medios para transmitir su mensaje es la parodia que incluyen en sus presentaciones. Mediante la parodia los artistas buscan burlarse de su situación, incluyendo prácticamente todas las veces temáticas políticas y sexuales.

Parodias controversiales

Dentro de la escena drag se encuentra el aclamado programa RuPaul’s Drag Race, un “reality show” con un formato de competencia. En este show RuPaul Charles (drag queen y creador de este y otros programas) busca a la “próxima superestrella drag de América”. En el programa se pone a prueba cada semana a los participantes con una serie de retos. Con ayuda de un panel de jueces se decide el ganador de cada reto hasta quedar con un ganador general por cada temporada.

maxresdefaultEste aclamado programa tiene una sección llamada Shady Politics (Política sospechosa) donde los participantes tienen que hacer un anuncio de una campaña presidencial buscando votantes. En este anuncio los participantes del show dan sus ideas políticas y los proyectos que realizarían si llegaran a ganar la presidencia. Todo esto como una burla hacia la política.

As a public servant I believe in serving the people. That’s why I want *BJ’s for every single american. That’s right, *Better Jobs for every american! (…) Bob the Drag Queen has a plan: the gay agenda. And it’s designed by lesbians, so you know it works. Bob the drag queen for president!

Traducción: Como una servidora pública, creo en servir al pueblo. Es por esto que quiero *MT para cada americano. Así es, ¡*Mejores Trabajos para cada americano! (…) Bob el Drag Queen tiene un plan: la agenda gay. Y está diseñada por lesbianas, así que saben que va a funcionar. ¡Bob el Drag Queen para presidente!

bobEn el monólogo anterior se hace una parodia política excelente. Lamentablemente la idea que se busca dar para generar la burla sólo funciona si es entendida en el idioma inglés. Bob the Drag Queen dice que quiere BJ’s para todos. BJ son las iniciales de “BlowJob” (sexo oral masculino en inglés), sin embargo termina explicando que lo que lo que quiere son “Better Jobs” (mejores trabajos). La parodia surge entonces de un inteligente juego de significados utilizando las iniciales de dos cosas completamente diferentes. Además, dice que su agenda política fue diseñada por lesbianas y que por eso puede garantizar que va a funcionar, dando paso a otra burla de los estereotipos.

Más allá del escenario

Con lo anterior se evidencia la manera en que un show de drag queens va más allá de un simple hombre poniéndose maquillaje y exhibiéndose en un escenario. La puesta en escena también se compone de amplios contenidos tratados dentro de los espectáculos drag, dentro de los cuales se pueden destacar los siguientes: 

naomi_home3

Naomi Smallsfishy queen.

Culto a la belleza femenina: Los drag queens, mediante su arte, rinden culto a la belleza de las mujeres. Sin embargo, no es cualquier belleza la que deciden representar. Dentro del mundo drag se distinguen distintos tipos de artistas. Entre estos se destacan las fishy queens: aquellas drag queens que buscan verse lo más parecido posible a una auténtica mujer. Goth queens: las que buscan crear maquillajes con temas oscuros y góticos. Camp queens: son las drag queens que crean una apariencia muy exagerada, aestética y con características de maquillaje similares a las de los payasos, entre otros tipos.

cg512ccuyaarc_e

Trixie Mattelcamp queen.

Al final del día, no importa cuál tipo de queen se es, siempre se busca ser una diva. Se trata de ser ostentosa y llamativa. Utilizan muchos accesorios como ropa femenina, joyas, pintura de uñas, pelucas y mucho maquillaje como una de sus principales maneras de expresarse.

Muchas veces los artistas utilizan corsés y accesorios para dar una figura de “reloj de arena” más estilizada a su personaje
drag. Además de esto recurren a lo que se llama “tucking”, en donde utilizan cinta adhesiva y otros productos para esconder sus genitales y aparentar una entrepierna de mujer. Esto también busca hacer juego con las expectativas culturales que las personas tienen sobre las mujeres. Quieren demostrar una feminidad extravagante.

Parodia personal: Durante los shows de drag queens es común notar cómo los artistas hacen alusión a su sexo y al hecho de que biológicamente son hombres. Inclusive, mientras algunos tratan de modificar su voz para sonar más femeninos, hay artistas que se presentan utilizando su voz de hombre, frecuentemente muy profunda. Se generan muchas bromas sobre tener que “esconder” sus genitales, o sobre el hecho de que la gente no puede evitar mirarlos.

Parodia de personajes famosos: Muchos drag queens incluyen dentro de sus presentaciones parodias de personas famosas, muchas veces políticos o personas de gran influencia. En estas interpretaciones se burlan de los personajes que están representando al utilizar estereotipos de esa persona y exagerarlos. RuPaul’s Drag Race tiene un segmento dedicado a esto llamado The Snatch Game. En la temporada 8, episodio 5 del show, Kim Chi (nombre artístico de Sang-Young Shin), una drag queen de descendencia coreana imitó al dictador norcoreano Kim Jong-un. Es todo lo que la gente consideraría “políticamente incorrecto”, pero al ser la escena drag un espacio libre de discriminaciones todo es aceptable.

screen-shot-2016-04-08-at-14-06-03

Kim Chi cambió “mass” (en masa) por “ass” (trasero) en la oración “weapons of mass destruction” (armas de destrucción en masa) creando “armas de destrucción de traseros”.

Alusión al sexo: Quizás la temática favorita para tratar en los shows de drag queens es todo lo relativo al sexo. Todo tema tabú puede ser abordado con humor en los espectáculos, sin que nadie juzgue a nadie. Usualmente los shows inician con el artista que se presenta interactuando con el público, preguntando quién es gay, heterosexual, bisexual y demás. No obstante, muchas veces esto se hace utilizando apelativos peyorativos, como “maricas”, “putos” y demás. Ante esto las personas reaccionan positivamente, pues al usar esos términos tan desinteresadamente están quitándole la connotación negativa que poseen. Esto hace que las personas se sientan orgullosas de su sexualidad. Muchas veces los artistas molestan a gente del público, diciéndoles que no creen que sean heterosexuales por la manera en que los vuelven a ver, entre otras cosas.

courtneyact-boys

Courtney Act – drag queen – rodeada de hombres.

14691094_575875515932733_7576876140419990058_n

Katya

Religión: Bromear sobre la religión es algo que se da de manera habitual. Hablan de cómo los “buenos católicos” no deberían estar en esos shows y cómo todos tienen que ir a la iglesia al día siguiente para “empatar sus pecados”, entre otras cosas. La religión es una de las bases donde se da la mayor discriminación hacia los homosexuales y las personas diversas en general, así que es natural que se burlen de esos sistemas.

Identidad de género tradicional

Tradicionalmente, la identidad de género ha sido ligada al sexo biológico de las personas. Todo esto llevó a que surgieran roles y estereotipos de género que se mantienen aún hoy en día con una gran fuerza. Por ejemplo, se dice que los hombres deben disfrutar del fútbol y los autos, y no deben gustar del color rosado. Las mujeres deben jugar con muñecas y gustar del maquillaje, entre otros. Muchas personas confunden la identidad de género con la orientación sexual y el género biológico dado las imposiciones normativas que siempre han imperado sobre estos asuntos. El caso es que tradicionalmente se consideraban – y aún muchas personas las consideran – como elementos que están directamente relacionados entre sí.

juguetes-sexistas-710x434La respuesta a la pregunta sobre qué significa ser hombre o ser mujer es una que se dio por sentado en la sociedad desde tiempos antiguos. La manera más sencilla de resumir lo que se creía como identidad de género tradicionalmente es que los hombres biológicos tienen una identidad de género masculina y las mujeres biológicas tienen una identidad de género femenina. No existía un espectro validado sobre el cual la identidad se pudiera mover entre esos dos polos.

Acepciones a la regla

A pesar de lo anterior, a lo largo de la historia se han podido observar ciertas acepciones a la norma establecida que dicta que una persona debe ser hombre o mujer y tener un género masculino o femenino según ese factor. Un ejemplo autóctono de América que data de mucho antes del surgimiento de lo drag son las denominadas “muxes”. Las muxes – pronunciado como “mushes” – son personas que nacen con sexo masculino pero que a lo largo de su vida adoptan roles femeninos, representando la amplitud del espectro de la diversidad sexual de América. Las muxes forman parte de la civilización Zapoteca, donde son consideradas como un tercer sexo, junto con los tradicionales de mujer y hombre. Estos individuos, a pesar de ser biológicamente hombres, pueden adoptar un género femenino y participar en las actividades que se reservaban solamente para las mujeres. A diferencia de los drag queens, las muxes participan en todo ámbito ya sea cultural, familiar o social, entre otros, durante toda su vida como un tercer sexo establecido. Ellas adoptan características femeninas y las representan en todo momento.

muxes_01

Fotografía de una muxe tomada por Nicola Ókin Frioli

¿Él o ella?

Tal vez el mayor cuestionamiento en cuanto a los drag queens es la manera en que los artistas componen su identidad de género. En primer lugar es necesario recalcar que el drag es algo artístico, una representación, una puesta en escena. El drag es una forma de representación y aproximación hacia lo femenino por parte de hombres. Menciona Judith Butler que lo drages la forma más corriente en que los géneros se teatralizan, se apropian, se usan y se fabrican.” (Fonseca; Quintero, 2009)

1011264_718723848159571_618725823_n

Sillycon Drop

Entonces, lo drag – específicamente en este caso los drag queens – son hombres que poseen su identidad de género de acuerdo a su sexo biológico, pero que tienen un “alter ego” con una identidad de género distinta; femenina. Esto se puede entender plenamente desde los postulados de la teoría queer, tomando al género como una característica completamente maleable y perfectamente sujeta al cambio en los seres humanos. Por tanto, es entendible cómo estos artistas pueden identificarse y comportarse con características masculinas en su vida cotidiana, pero identificarse y adoptar características del género femenino cuando están representando a su personaje drag. Acerca de esto, una drag queen llamada Sillycon Drop aclara en su cuenta de YouTube (SillyconDropMUA) lo siguiente:

I notice one thing that normally, when I go out, people come to me and they’re like “Oh hi Sillycon how are you? Blablabla” even when I’m not in drag and I’m like, well, I am not that person like 24 hours per day (…) why are these people calling me like this? Why are you calling me Sillycon? I’m like, sillycon is my alter ego but it’s not my personality when I’m not in drag.

Traducción: Yo noto una cosa y es que normalmente, cuando salgo, la gente se me acerca y me dice “Oh hola Sillycon cómo estás? Blablabla” Aun cuando no estoy en drag y yo pienso bueno, yo no soy esa persona 24 horas al día (…) ¿Por qué estas personas me están llamando así? ¿Por qué me están llamado Sillycon? Sillycon es mi alter ego pero no es mi personalidad cuando no estoy en drag.

tumblr_o8m8cmp5ox1uynhvbo1_500

Campaña para Calvin Klein presentando a Davis Heppenstall y su alter ego dragNaomi Smalls.

Entonces, entender a las drag queens y su noción de identidad de género no es nada complicado. Las drag queens son hombres, que se sienten como hombres, pero que tienen alter egos de otro sexo y género. Muchos de ellos son hombres homosexuales e inclusive hay hombres transgénero y aunque estas cosas no tienen que ver con la identidad biológica (sexo), como se expuso anteriormente, pueden ser uno de los factores que llevan a la confusión de las personas sobre este tema. Todo se trata de a quién ellos quieran representar en un momento dado. En el caso de los drags, son hombres durante toda la normalidad de su vida y es sólo en el momento del espectáculo en que deciden hacer lo que se podría llamar como “ajuste de género” para dar vida a su personaje.

Otras nociones que la gente confunde muy frecuentemente son el transformismo / drag queens y el travestismo. Estos dos no son lo mismo. Álvarez y Pérez (2009) presentan la explicación dada por uno de los drag queens a los que entrevistaron. Ese artista mencionó lo siguiente:

Es que el travesti es otra cosa, por ejemplo, el transformismo es un personaje, que lo sacas en el momento y lo guardas, y yo vuelvo a ser el J [Nombre real omitido]. El travesti no, los travesti son mujeres las veinticuatro horas del día. Y yo, estar todo el día vestido de mujer, eso yo no, mi cuento es el personaje en el momento y se acabó, y después vuelvo a ser el J, el gay y punto, no me creo la S [Nombre artístico omitido] todo el día. El travesti se cree mujer todo el día, usa vestido de mujer, y yo con mi apariencia de gay, para nada de mujer, pero transformado sí. (p. 134)

Conclusiones

En conclusión, los drags probaron ser un ejemplo perfecto de cómo funciona la performatividad de género, dándole validez a los estudios de Judith Butler y la teoría queer en general. El fenómeno drag es en su totalidad una actuación del género, que encierra muchísimas cosas dentro de sí. Los drag queens demuestran cómo el género es una característica de las personas que no necesariamente va de acuerdo a su sexo biológico. Es maleable y se adecúa a cada situación en la que un individuo se encuentre. Cada individuo tiene pleno control sobre la manera en la que quiere representar su género ante los demás y ante sí mismo. Una persona, independientemente de su sexo, puede tener “alter egos” que varíen en sus géneros, sin alterar quien esa persona es en realidad.

dragqueensfotografo31Los drags están completamente conscientes de su sexualidad y su género variable. Tienen el género con el que viven su día a día que concuerda con su sexo biológico (hombre – masculino) pero no tienen ningún problema en adecuar esa representación del género al femenino cuando están en drag. A pesar de que la mayoría de artistas drag son hombres, es posible encontrar algunos artistas transgénero, quienes también están en pleno conocimiento de su sexo y su género. Tal vez lo que complica el estudio es la gran variedad de sexualidades y géneros que se apartan de la normativa, los cuales causan confusión si no se comprenden a fondo.

kimchi_ep8_2-372x420

Kim Chi

A pesar de que las condiciones dadas para que los artistas realicen sus presentaciones ya no son tan peligrosas ni violentas como en sus inicios, aún queda mucho camino por recorrer para llegar a una verdadera inclusión. El modelo normativo de género se está volviendo cada vez más y más obsoleto. Con las nuevas investigaciones se da paso a nuevos abordajes para las temáticas de género y sexo con mucho más entendimiento de la diversidad del espectro que envuelve a cada una.

“We’re all born naked and the rest is drag!” – RuPaul Charles.

“Todos nacemos desnudos y el resto es drag!”

Bibliografía

Álvarez, Nancy; Pérez, Carmen. (2009). Identidad de género en transformistas: un estudio cualitativo – exploratorio. Revista Límite. 4(20), 123 – 152. Recuperado desde: http://www.redalyc.org/pdf/836/83612138006.pdf

Butler, Judith. (2007). El género en disputa: el feminismo y la subversión de la identidad. Editorial Paidós, Barcelona.

Fisher, Shahar. (2/7/11). Judith Butler/Gender trouble: Drag Queens and gender performance. The Cultural Reader. Recuperado desde: http://culturalstudiesnow.blogspot.com/2011/07/judith-butler-gender-trouble-drag.html

Fonseca, Carlos; Quintero María Luisa. (2009). La Teoría Queer: la de-construcción de las sexualidades periféricas. Revista Sociológica. 24(69). Recuperado desde: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0187-01732009000100003

Hanson, Rebecca. (2015). Duct tape, eyeliner, and high heels: the reconstruction of gender and sexuality in a drag show. Recuperado desde: http://www.olemiss.edu/pubs/amsa/pdfs/AMSA%201_1_%20Hanson%20-%20Drag%20Queens.pdf

Hastagdrag. (2013). Fabulous history of drag: part one. Recuperado desde: https://hashtagdrag.wordpress.com/2013/02/23/fabulous-history-of-drag-part-one/

Hashtagdrag. (2013). Fabulous history of drag: part two. Recuperado desde: https://hashtagdrag.wordpress.com/2013/03/03/fabulous-history-of-drag-part-two/

Miano, Marinella. (2001). Género y homosexualidad entre los Zapotecos del Istmo de Tehuantepec. Escuela Nacional de Antropología e Historia. México.

Rendón, Daniela. (s.f.). El abc de la teoría queer. Recuperado desde: http://www.espolea.org/uploads/8/7/2/7/8727772/6.ddt-abcqueer_final.pdf

Strübel-Scheiner, Jessica. (2011). Gender Performativity and Self-Perception: Drag as Masquerade. International Journal of Humanities and Social Science. 1(13), 12 – 19. Recuperado desde: http://www.ijhssnet.com/journals/Vol_1_No_13_Special_Issue_September_2011/2.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s