La música Metal dentro de la cultura costarricense, como construcciones de identidades, a través del dialogismo y la concepción de tribu urbana.

Por Jessica Calvo Vega

2016-02-13-863

I. Orígenes y categorías

En importante para un mejor abordaje del tema tomar en cuenta que al referirse a Heavy Metal o Metal, se debe dirigir la atención a un género musical que surge a mediados de los sesenta y a inicios de los setenta en Reino Unido y los Estados Unidos, sus orígenes se provienen del blues rock, hard rock y el rock psicodélico. En el Metal durante la década de los ochentas se reconocen diferentes subgéneros, como por ejemplo, Doom Metal, Trash Metal, Power Metal, Death Metal y Black Metal, y debido a esto se ha intentado clasificar la tendencia musical como metal underground.

https://www.youtube.com/watch?v=OhjP96dKYIU
Doom metal: Surge a mediados de los ochentas, se caracteriza por utilizar tempos lentos y con líricas influenciadas en los primeros trabajos de Black Sabbat. Este subgénero acentúa la melodía utilizando ritmos melancólicos y un estado de ánimo más decaído en relación a las otras variedades del metal.

https://www.youtube.com/watch?v=DECp8LKurKs
Thrash metal: Surgió a principios de los ochenta bajo la influencia del speed metal, su sonido se caracteriza por ser más rápido y agresivo al metal clásico y al posterior glam metal, incrementando la distorsión de las guitarras y empleando técnicas como el scratching y el shred. Por su parte sus canciones tratan principalmente sobre temas sociales bajo un lenguaje violento y visceral.

https://www.youtube.com/watch?v=ngfXaykeaeo
Death metal: Este subgénero se deriva de la evolución del thrash, desde un principio enfatizó varios elementos de la blasfemia, el satanismo, la violencia y la destrucción, que iban acompañados de una música agresiva y rápida. Sus características principales son sus voces sombrías, profundas y rasposas (conocida como voz gutural), guitarras distorsionadas y una gran velocidad en la percusión.

https://www.youtube.com/watch?v=PIiINg7pNfo
Black metal: Al igual que el death metal deriva del thrash, por ello son muy parecidos en cuanto a agresividad, potencia y el ambiente oscuro que proyecta. Sin embargo enfatizan la mezcla de las voces agudas, con las voces graves casi guturales, un amplio manejo del tremolo, una producción lofi y el uso del corpse paint. La temática satánica es común en sus canciones, aunque muchas agrupaciones toman inspiración del antiguo paganismo que genera un retorno a los valores del precristianismo. Además, numerosas bandas también mezclan sus sonidos con otros estilos como el folk, la música clásica, la música electrónica y el avantgarde.

https://www.youtube.com/watch?v=yOAl0enE7kI
Power metal: El power metal nació como una reacción a la dureza del metal extremo, su principal característica son sus letras que van desde historias y hechos medievales a la fantasía, en ocasiones se utilizan temáticas relacionadas a la mitología.

2-1La información recopilada de seguidores del Metal en Costa Rica se  puede indicar como en la década de los ochentas, los conciertos también conocidos como chivos se realizaban de forma exclusiva y eran las propias bandas las que realizaban dichas reuniones. En 1989 surge una de las primeras productoras de conciertos de Metal en el país, y con ella se introducen nuevos subgéneros del Metal al país.

2-2Años después, exactamente en 1992, se realiza un evento en “La fosforera”, que cambia la historia del metal en costa Rica, ya que se reúnen aproximadamente mil personas. Esta importante cantidad de fans produce un choque con las tradiciones del país, según lo pensado por los habitantes de los alrededores, y se solicita la ayuda de la policía, que hasta el momento no se familiarizaba con eventos de este tipo.

2-4“El ministro de seguridad de la época en sus afanes políticos aprovecha la situación mencionando que es un concierto satánico y que se realizaron actividades primitivas en el mismo, actitud completamente risible pero que dio al trasto con el evento, el cual llenó los medios de comunicación masiva por más de un mes, hasta con programas en vivo”(Cráneo Metal, 2016).

Estos acontecimientos causaron que los medios de comunicación y la iglesia se mostraron en contra del evento y por consiguiente de la música.

El principal enfoque que se tomará a continuación se relaciona a la evolución del Metal dentro de la cultura costarricense, asimismo los distintos tipos de discursos que se manifiestan entre el círculo de Metaleros, es decir, las personas que escuchan el género musical Metal. Para esto se debe tener claro el objetivo general, analizar la evolución del Metal en la cultura costarricense desde la concepción de tribu urbana o subcultura, con el fin de identificar las diferentes identidades que dialogan en el círculo del metal en Costa Rica; y tres objetivos específicos, en primer lugar, definir el concepto de tribu urbana y subcultura para aplicarlo dentro de la cultura costarricense, con el propósito de describir las percepciones pasadas y presentes del término Metalero. En segundo lugar, comparar el dialogismo presente en la cultura del metal en Costa Rica a través de la teoría propuesta por Bajtín con el propósito de identificar las diferentes identidades que dialogan en el círculo del metal en Costa Rica.; y por último delimitar las características más importantes de la comunidad Metal en Costa Rica, con el fin de valorar la evolución del concepto de “Metalero” en la comunidad adyacente al Metal; los cuales contribuyen con el desarrollo de este tema.

2016-03-08-1042La distorsión en el discurso emitido por el metalero y el desconocimiento de las facetas que convergen en el círculo de Metaleros provoca que se creen falsos estigmas y rechazo hacia las personas que se desenvuelven en la comunidad Metal costarricense. Por ello es necesario demostrar las diferentes identidades que dialogan entre los metaleros. De manera que se tomará en cuenta la opinión de personas que conocen sobre el tema y han experimentado distintas etapas del género musical en Costa Rica.

II. Acercamiento teórico

Se debe tener claro que en dentro de la investigación sociológica nacional aún no se dan estudios en el tema que se desarrollará a continuación, pero si se puede rescatar estudios a nivel latinoamericano, que hasta cierto punto pueden acercarse a la realidad costarricense. En primer lugar, Karina Gallegos (2004), en un artículo para la Íconos, una revista de Ciencias Sociales de Quito, llamado “Al estilo de vida metalero: resistencia cultural urbana en Quito, desarrolla  la construcción de la identidad metalera como una “identidad de resistencia”, además plantea este movimiento como un estilo de vida, que va en contra de lo considerado como normal, y que está impuesto por lo que la autora llama ideologías dominantes; este planteamiento se basa a las conductas de autosegregación que se pueden observar en la comunidad de metaleros.

fb_img_1480730684885Asimismo, Gallegos, realiza una afirmación, al identificar a las personas que gustan del Metal como violentos y agresivos, hasta el punto de convertirse en amenaza pública, todo en relación a las actividades realizadas en sus espacios, es decir los conciertos; esta segunda parte se puede ver más relacionado con la concepción antigua del metalero en Costa Rica, esto según los argumentos que presentan las personas entrevistadas. Gallegos menciona que la agresividad presente en este grupo de fans se traduce “como ironía, como una sátira para manifestarse. Las expresiones culturales de violencia evidencian la presencia de una ideología de contra-cultura, que se aferra al uso de símbolos extremos, buscando un reconocimiento más efectivo por parte de la sociedad: provocándola.”(2004, pp.7).

fb_img_1480733389729Seguidamente, en el artículo “La identidad colectiva en el black metal y la conformación de una nueva forma de religiosidad” Alejandra Escamilla (2015) desarrolla una investigación cualitativa de manera descriptiva e interpretativa de las características del black metal. El trabajo desarrollado por Escamilla abarca la construcción de la identidad y memoria colectiva a partir de las prácticas realizadas por quienes escuchan este subgénero del metal, esto desde una visión de religiosidad en torno a la música. Además, establece una relación entre el Metal y los símbolos del catolicismo, los cuales aparecen profanados con agrupaciones, desde una reinterpretación y resignificación, para dar un nuevo uso de ellos, esto la autora lo traduce como una forma de protesta. Finalmente, en lo que respecta a este artículo, Escamilla menciona que “el black metalero conforma su identidad y memoria colectiva en torno a tres aspectos: imagen, música e ideología” (2015, pp. 5), esto como parte del cuestionamiento social, que conduce al sujeto a una protesta individual.

Como parte de los antecedentes del tema se consultó un documental titulado Global Metal (2008), este es el principal impulsor de este trabajo, ya que en este material audiovisual enmarca las distintas visiones del Metal en diferentes partes del mundo, la cara del documental Sam Dumn expresa su interés por el género musical y como este se desenvuelve en distintos entornos, Dumnse refiere al Metal como una “identidad de identidades” que se manifiesta fuertemente en la sociedad, debido a que va más allá que las tradiciones y religiones que contribuyen con la creación de nuevas posiciones culturales, como idioma universal al que se refiere como la “Tribu Global del Metal”.

fb_img_1480569330524Es importante realizar un acercamiento teórico de los conceptos relevantes para esta investigación: dialogismo e identidad. En primer lugar, Bajtínxxxxxx en una de sus obras más importantes Problemas de la poética de Dostoievski, en la cual desarrolla el concepto de dialogismo, el cual describe como una mezcla de voces entre participantes de un entorno determinado, la voz “no se estructura como la totalidad de una conciencia que objetivamente abarque las otras, sino como la total interacción de varias, sin que entre ellas una llegue a ser el objeto dela otra” (Bajtín, 2003, pág. 32), este dialogismo que plantea Bajtín, se crea en el espacio de la polifonía, concepto que encarna el esfuerzo por salir de los marcos del discurso monológico. Este concepto, contribuye en el tema, ya que en los círculos de metaleros se puede introducir distintos discursos, es decir, se efectúa un diálogo entre participantes del movimiento, en este caso, los fans del metal.

fb_img_1480733442601

Seguidamente, el concepto de identidad desde la definición de Giménez (2015) constituye en la apropiación distintiva de ciertos repertorios culturales que se encuentran en el entorno social, se trata de una cultura interiorizada y que tiene como función marcar fronteras entre un individuo y los “otros”. Además, Giménez define cultura como “la organización social del sentido, interiorizado de modo relativamente estable por los sujetos en forma de esquemas o de representaciones compartidas”.XXXXX

Es importante para efectos de una mejor comprensión de la conducta estudiada en este trabajo mencionar parámetros que definen un actor social (Giménez, 2015): en primer lugar, todo actor ocupa siempre una o varias posiciones en la estructura social; en segundo lugar ningún actor se concibe sino en interacción con otros; en tercer lugar, todo actor social está dotado de alguna forma de poder, en el sentido de que dispone siempre de algún tipo de recursos que le permite establecer objetivos y movilizar los medios para alcanzarlos. En un cuarto punto menciona que todo actor social está dotado de una identidad; además, en estrecha relación con su identidad, todo actor social tiene también un proyecto, es decir, algún prospecto para el futuro, alguna forma de anticipación del porvenir. Finalmente, todo actor social se encuentra en constante proceso de socialización y aprendizaje, lo cual quiere decir que está haciéndose siempre y nunca termina de configurarse definitivamente.

III. Tribu urbana y subcultura

Definir los conceptos de Tribu urbana y subcultura tiene un gran valor para esta investigación, ya que contribuye con un mejor desarrollo de los datos expresados por los entrevistados, los cuales han modificado la idea general del tema. Primeramente, para definir tribu urbana se debe tener el en cuenta el concepto de tribu, que según el Diccionario Enciclopédico de Sociología, es una

“Unidad étnica que se caracteriza por el mismo idioma y cultura, la conciencia colectiva y el sentimiento de pertenencia común, así como por el lugar de residencia en común o la emigración. Para la tribu son esenciales los símbolos comunes, las tradiciones estables y la venta colectiva hegemónica”.(XXXXXX) 

De manera que la tribu urbana engloba un conjunto de sentimientos y conciencia en común de un grupo de individuos. Asimismo, la subcultura, según el Diccionario de Antropología, se refiere a “grupos con características culturales o modos de vida distintos dentro de sociedades mayores de las que forman parte o las que se asocian”, es decir, culturas dentro de una cultura.

fb_img_1480733510178

Ambos términos son importantes, ya que entre las personas entrevistadas se daba una respuesta afirmativa al considerar a los Metaleros como una subcultura, debido a que para estas personas el grupo de seguidores del género se ha permitido elaborar y adaptarse a las características propias del género. Sin embargo, otros de los entrevistados consideran que no es necesario cumplir con lineamientos para pertenecer a la comunidad Metal, sino se permite experimentar entre las diferentes identidades que convergen entre los miembros del grupo.

IV. Características de los seguidores del Metal

Para este apartado se debe tomar en cuenta la imagen proyectada por el metalero, las características ideológicas y la percepción de personas que desconocen el género musical. La imagen y apariencia está influenciada por los artistas de las bandas, las cuales colocan en una misma sintonía las letras y el sonido, esto se refleja en  las carátulas de discos, logotipos, escenografía y vestuario de los videos musicales y en ocasiones los conciertos.

Una respuesta recurrente entre los entrevistados, que no estaban ligados al Metal, es la afirmación “los que escuchan ese tipo de música siempre son unos mechudos, fachosos” o como se refirió uno de los entrevistados “camisas negras”.(de quién es ?)  Contrario a esto, metaleros entrevistados mencionan que hasta cierto punto les molesta esas etiquetas creadas por el resto de la sociedad, ya que se les encasilla de tal forma que si no se tienen esas características se sugiere que no son dignos de llamarse metaleros, lo cual resulta risible, ya que como se apunta en las respuestas el gusto por el metal va más allá de lo que se expresa físicamente. Además, cada subgénero sugiere una forma distinta de vestimenta, siempre guiada por la imagen que se da por los artistas. En Costa Rica, el aspecto físico del metalero se explota más en los conciertos, ya que se copia el maquillaje utilizado por los miembros de las agrupaciones.

2016-02-13-885Ahora bien, como parte de lo referente a la imagen están los gestos físicos, los cuales incrementan el discurso que se desea expresar por el metalero, por ejemplo en los conciertos es común ver a los participantes agitar la cabeza al ritmo de la música, lo cual se incrementa en emoción al tener el cabello largo, como lo indicaban los entrevistados. Otro gesto que se ha convertido en algo muy característico del género musical es la llamada “mano del diablo”, rasgo que hasta hace poco llegaba a escandalizar a las personas ajenas a la comunidad.

V. Diálogo entre identidades

Tomando en cuenta que el dialogismo planteado por Bajtín se refiere a voces que interactúan entre sí dentro de un determinado entorno, se puede resaltar que en la Cultura del Metal se desarrollan distintos discursos que dan a conocer las identidades que confluyen en este grupo social; como ejemplo de esta afirmación se puede tomar de referencia las temáticas utilizadas por cada subgénero del Metal.

fb_img_1480733558491Los discursos más recurrentes en el Metal son el satanismo, la violencia, las historias medievales, anarquismo, sexualidad y en épocas recientes la problemática del ambiente. De las temáticas mencionadas las que más llegan a escandalizar, y  por consiguiente, crea una imagen errónea son el satanismo y la violencia.

En noruega, la llamada cuna del Black Metal, cuando el género estaba en su pleno apogeo se presentó casos de quemas de iglesias, lo cual intentaba expresar el discurso anti-religioso y por algunos artistas la imposición de un discurso satánico. En Costa Rica, en uno concierto realizado en el 2015, de la agrupación noruega Gorgoroth se realizó quema de biblias como parte del espectáculo en tarima, pero la poca publicidad y tal vez falta de interés de los medios no llevó a que se popularizara el evento.

Ahora bien, en el tema de violencia se puede reconocer en las portadas de los discos y letras, que los seguidores del género musical lo llevan a la realidad en lo que se conoce como mosh (en el metal se puede considerar como un tipo de danza en la que los participantes efectúan acrobacias y se golpean entre sí de forma agresiva), esto es impulsado por los artistas, y se sigue el ritmo de la música. Claro está, que no es una actividad característica de un concierto, pero si se considera entre los metaleros como una manifestación de la pasión por la agrupación o cierta canción. Finalmente, algunos de los entrevistaros manifestaron no estar de acuerdo con esa actividad, ya que les resulta incómodo que se les tache de personas violentas, y esto puede distorsionar el mensaje que llegue a personas ajenas al género musical.

VI. Conclusiones

Tomando en cuenta las teorías, estudios previos, la opinión de entrevistados y la experiencia en el medio, se puede decir que Costa Rica ha logrado evolucionar en el tema del Metal, ya que en años anteriores existía rechazo hacía las personas que prefieren el este género musical, y hasta se consideraba ofensivo o vergonzoso para una familia que alguno de sus miembros fuera metalero. Actualmente, se puede notar como se acepta la preferencia del Metal como gusto musical y hasta se encuentra a familias completas disfrutando de los conciertos. Finalmente, se puede afirmar como la música Metal se ha colocado en Costa Rica en como tribu urbana en la que se da el diálogo entre diferentes identidades, que con el tipo da posibilidades de crecimiento como cultura.

2016-02-13-876

VII. Bibliografía

Bajtín, M. (2003). Problemas de la poética de Dostoievski. México: Fondo de Cultura Económica

Barfield, T. Diccionario de Antropología.

Dumn, S. (2008). Documental: Global Metal.

Escamilla, A. (2015). La identidad colectiva en el black metal y la conformación de una nueva forma de religiosidad. México. Recuperado de https://prezi.com/rej9gynn7hav/identidad-colectiva-en-el-black-metal-y-la-conformacion-de-u/

Gallegos, K. (2004). Íconos. Revista de Ciencias Sociales. Al estilo de vida metalero: resistencia cultural urbana en Quito. Quito, Ecuador. Páginas 24-32. Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/509/50901804.pdf

Giménez, G. (2016). La cultura como identidad y la identidad como cultura. Obtenido de Curso: Introducción al Drama Popular: https://populardrama.wordpress.com/lectura-obligatoria-iexamen/

Kennedy, Michael (1985). The Oxford Dictionary of Music. Oxford University Press.

Cráneo Metal. (2016). Recuperado de http://www.craneometal.com/