Breve muestrario de la música punk contemporánea en Costa Rica: las letras de las bandas Endemia y Fe Nefasta

Por: Kevin Román Villalobos

l

Una introducción sobre el punk y su presencia en Costa Rica

El punk es un género de la música rock que surge  en la segunda mitad de los años setenta, aproximadamente entre 1975 y 1977, en Inglaterra. La situación de este país, durante esta época, es determinante para que se geste esta corriente musical, que llegó a tener un alcance incluso ideológico, aunque no haya surgido con dicho propósito. Héctor Fouce (2004) plantea dos factores determinantes en el nacimiento del punk: por una parte, la crisis económica mundial como consecuencia de los años de posguerra y las inversiones que se debieron hacer varias naciones para restablecerse y recuperarse de la Segunda Guerra Mundial, la cual se acentuó en el Reino Unido para estos años. Por otro, y de la mano con lo anterior, el descontento social que se alimentaba del malestar por la crisis y empezaba a decantar en violencia en las calles.

La cúspide de lo anterior queda materializado, como lo expone el propio 26 autor en su artículo El punk en el ojo del huracán: de la Nueva Ola a la Movida, con lo siguiente:  La aparición de los Sex Pistols en la BBC, insultando al presentador, exhibiendo su aspecto desaliñado y sus malos modos, puso en bandeja a los tabloides británicos la imagen perfecta de la crisis, del hundimiento material y moral del país. (Fouce, 2004:57) El punk demuestra tener, por tanto, un componente de protesta y busca responder violenta y cínicamente al malestar que sufre la sociedad. Esto se ve reflejado también desde lo musical: en la composición no interesa que haya grandes demostraciones de virtud musical ni ingenio, las canciones raras veces tienen más de tres o cuatro acordes que se repiten durante hasta el final y la duración de las canciones tampoco es demasiado extensa, pueden ser de uno, dos o tres (cuando la canción es larga) minutos. Estas características revelan una pobreza musical donde solo importa que prevalezca y se note el mensaje que se transmite en el texto de las canciones.

Se puede afirmar que la música queda en un segundo plano, tanto así, que es común entre los integrantes de diversos grupos de punk afirmar que la destreza musical no es lo de ellos, pero sí el caos. El desastre, lo caótico, el cinismo por algún canon estético musical, la preferencia por ritmos rápidos y agresivos, la distorsión del sonido de los instrumentos y proferir gritos en ciertas ocasiones son características que permiten perfilar el punk como el género destructor del rock, lo cual habla por sí solo del mensaje que se quiere transmitir así como del sentir de quienes adhieren a esta corriente

Fouce, además, señala que el punk español es diferente al británico, en buena medida porque sus circunstancias históricas y sociales son notablemente divergentes. Incluso dentro del punk español existen diferencias de aproximación, entre los que entienden el punk en tanto protesta social y los que simplemente valoran la libertad y la modernidad que implica. (Fouce, 2004:57) Lo anterior pone sobre la mesa que hay que tener otras consideraciones para hacer el acercamiento al punk español y de cada país en particular.  De la misma forma, Laura Fuentes Belgrave (2004) en su artículo “Ponkos y góticos” en el ámbito urbano de Costa Rica, destaca la hibridación de estos géneros musicales y movimientos y la forma en que estos dependen “Tanto (…) del contexto local y nacional en el cual se sitúan, como de la influencia global que pueda existir en la articulación de sus prácticas, ya sea a través de los medios de comunicación masivos o sus propios canales de comunicación” (Fuentes Belgrave, 2004, 124).

El estudio de Fuentes Belgrave se basa en “la escena” costarricense. Es decir, aquellas personas que se identifican dentro de dicha subcultura del underground nacional. Por su parte, la autora define el underground como “un universo social que históricamente ha connotado nociones de distinción y  diferencia de la sociedad dominante, con una conciencia de otredad” (Fuentes Belgrave, 2004, 125). Fuentes Belgrave reconoce que ni la sociedad dominante, ni el underground son entidades terminadas, más bien se encuentran “en permanente construcción e indicen entre sí” (Fuentes Belgrave, 2004, 125).  Debido a que el punk se ha acompañado, desde sus orígenes, por una parafernalia y serie de actos performativos, por parte de sus adeptos, los estudios posteriores se han centrado, como en el caso de Fuentes Belgrave, en “la escena” o “movida” de cada territorio.

En el pasado Emilia Prieto dedicó gran parte de sus estudios a las canciones populares y folclóricas. El rockero Bob Dylan recibió en 2016 el premio Nobel de Literatura, como reconocimiento a la poesía presente en sus letras. Las obras homéricas, fundadoras de la tradición literaria occidental, en un inicio fueron cantadas. Por todo lo anterior, resulta pertinente analizar el punk en Costa Rica, no solo desde quienes entran a este movimiento desde el plano estético y performativo. ¿Qué dicen las letras de las bandas punk costarricenses? Mario Zuñiga inició esta labor en Costa Rica con sus trabajos sobre el ska punk y el reggae en Costa Rica. Se dijo anteriormente que las primeras canciones del punk se caracterizaron por un sentimiento de descontento y crítica al sistema establecido. A continuación se analizará una muestra de canciones de punk costarricenses surgidas a partir del año 2009, con el fin de saber a qué le cantan estas voces periféricas o undergrounds.

Bandas pioneras de la escena punk en Costa Rica

Seka

La banda Seka se forma en Turrialba a finales de la década de los noventa. Su primera producción discográfica “América va” data del año 2000. Los blogs dedicados al punk en Costa Rica los consideran una banda pionera dentro del género. Musicalmente, Seka pertenece a una tradición de bandas latinoamericanas, como Los Fabuloso Cadillacs (Argentina), Los Calzones Rotos (Argentina) y los Auténticos Decadentes (Argentina), que mezclan el punk con el ska y otros géneros musicales. Los miembros de esta banda son relativamente jóvenes en comparación con el auge de la escena punk en San José, en la década de los noventa.

Según explica Fuentes Belgrave, en la primera “escena” punk de Costa Rica surgen muchas bandas de garaje en el Gran Área Metropolitana “que se inclinan por hacer música no comercial o menos difundida”  (Fuentes Belgrave, 2004, 125).  Estas bandas de garaje permanecen anónimas durante el estudio de Fuentes Belgrave, por lo que no es descabellado pensar que en su afán por mantenerse en el underground su identidad no haya trascendido, hasta el punto en que la producción de estas bandas no sea rastreable, más que en el baúl de los recuerdos de alguno de los antiguos miembros de la escena noventera.

La grabación del  EP  “América va” por parte de Seka viene a representar una serie de evolución en cuanto a la banda de garaje noventera, anónima y sin afanes de trascendencia que apenas se menciona en el estudio de Fuentes Belgrave. Sitios de internet como Yotutube, Facebook, Bandcamp y distinto blogs de difusión musical hacen posible que la obra de Seka sea accesible en estos días.  En canciones como “Campesino” y “Turrialba”, reproducen construcciones de identidad nacional:

Con la mano en el arado

es otro día igual

Tú proteges a

esta sociedad

Campesino tu futuro no está escrito

(Seka “Folklore para un nuevo mundo”)

El Guato

Mario Zuñiga (2005) se dio a labor de analizar varias canciones de esta banda costarricense de ska punk  en su artículo “Era tan linda Costa Rica…” Nacionalismo idílico y cultura juvenil en “El Guato”, con el fin de demostrar la crisis del nacionalismo y sus representaciones metafóricas a principios del siglo XX.

Zuñiga destaca el tema de la violencia policial presente en la letra de “Ladrones y policías”. Esta canción empieza con una voz en off que dicta: “X-15 , X-15 , X-15 . Tenemos un elemento rondando aquí por San Pedro, sí, anda vestido muy extraño en estado etílico , cambio. Usted dice mi comandante si le hacemos lo de rutina, cambio.  Entendido mi comandante”. Las coordenadas geográficas, San Pedro, presentes en esta canción coinciden con las propuestas por López Belgrave al mencionar la Calle de la Amargura como uno de los espacios tomados por la subcultura punk de los noventa en Costa Rica.

La ironía sobre el idilio nacionalista también aparece en las letras de El Guato, en especial “Linda Costa Rica”, canción que toma una letra popular y la distorsiona en:

Tan linda era Costa Rica

que la Virgen de los Ángeles bajó

y cuando la vio tan distinta

al cielo mejor regresó

(El Guato- “Rock para el pueblo”)

Figuras como el campesino, propio de las construcciones de identidad nacional, aparecen reivindicadas en canciones como “El Maicerito”, indica Zuñiga. El Guato incluye elementos de la jerga costarricense y espacios abiertamente costarricenses, que permiten deconstruir el idilio del supuesto ser costarricense.

El punk de Endemia

La banda costarricense Endemia ha tenido una enorme proyección internacional desde su álbum debut Mentiras (2009). Muestra de ello son las colaboraciones de importantes figuras de la escena punk española, como el vocalista de la banda Reincidentes Fernando Madina, la participación de la banda en el festival de punk español Aupa Lumbreiras, y el lanzamiento del disco “Madrefuria” (2015) con el sello discográfico español Maldito Records. Una gran diferencia de esta banda con sus antecesoras Seka y El Guato es la ausencia explícita de espacios costarricenses.  Seka  tiene una canción titulada “Turrialba” que hace alusión tanto a este cantón y San José. Por su parte, en la paródica canción de El Guato  “Linda Costa Rica” se menciona gran parte del territorio costarricense; Ladrones y Policías también menciona San Pedro. Estas referencias espaciales quedan excluidas en las letras de Endemia.

La figura del campesino está presente en la canción de Seka llamada precisamente “Campesino”, así como “El maicerito” de El Guato. Con ello, estas bandas incluyen en sus letras una figura del imaginario costarricense gestada desde  la literatura del Olimpo . Si bien presentan al campesino como un sujeto ejemplar y heroico, a diferencia del tratamiento peyorativo que se hace de esta figura en los textos de Magón o Aquileo J. Echeverría, esta inclusión del campesino no deja de responder a una necesidad de identificar lo costarricense siempre con un machete en la mano y un chonete en su cabeza. Ese leitomotiv del campesino de estas dos bandas pioneras del punk en Costa Rica sí está presente en las letras de Endemia, específicamente en “Sangre”:

Sembrando para cosechar

El campesino que no deja de luchar

En los cerros de un viejo chamán

Vive a las faldas del volcán

El pueblo olvidado, los hijos del arado

(Endemia- “Madrefuria”)

Esta canción pertenece al tercer disco de la banda, en sus producciones anteriores “Mentiras” e “Himnos de Libertad” no aparece ni una sola referencia explícita a algún elemento que se pueda asociar con las construcciones de identidad nacional. Se puede decir, sin temor a equivocarse, que las letras de Endemia tocan temáticas globales que, a diferencia de las canciones de El Guato, se preocupan poco por referirse a una realidad meramente costarricense. Sin embargo, la figura del campesino ha calado tanto en el imaginario como sinónimo de identidad que esta banda decidió incorporarlo en su letra.

Cabe destacar, además, que “Sangre” no se enfoca únicamente en Costa Rica, sino en Centroamérica en general: “¡Somos la sangre!/ ¡De Centroamérica!”. Este sentido de unidad también aparece en la canción América Latina:

América latina indignada

Ya es tiempo, ya es hora

América latina unida

Lucha por nosotros, lucha por ti

(Endemia- “Madrefuria”)

Este sentido de unidad, similar a los ideales de Bolívar, termina por crear una generalización temática en el aspecto espacial. Dicho de otra forma, al perfilar esta unidad e América, la canción de Endemia podría ser obra de un banda mexicana o argentina. En el plano lingüístico, El Guato incorpora jerga costarricense. En la canción “Ganador Perdedor”, por ejemplo, dice “busca brete o algo así/ para que dejes de joder”. Seka apuesta a un registro más estándar en sus letras, donde los costarriqueñismos son menos frecuentes. En las letras de Endemia, por su parte, está ausente cualquier muestra de jerga costarricense. Por tanto, se puede hablar de una estandarización tanto en la temática como en el uso de la lengua.

La crítica a los aparatos ideológicos del estado, termino propuesto por Louis Althusser, es un tema recurrente en las canciones de punk universal. En  “Su Santidad”, canción perteneciente al disco “Mentiras” se presenta una crítica generalizada a la iglesia católica, o bien al Papa, identificado con dicho epíteto:

Esto es muy rápido

Hay que entrar a robar

Porque soy conocido

Predico la ley

Vivo de la fe del pueblo

Y puedo manosear a la niñez

Soy Su Santidad

(Endemia- “Mentiras”)

La pedofilia y los presuntos robos de la iglesia aparecen denunciados por esta voz que se asume como “Su Santidad”. Una vez más, la banda opta por una crítica global que evita espacios específicos y se centra únicamente en el catolicismo y las figuras sacerdotales.

El desencanto es una temática recurrente en la música punk, la cual permite que se presenten  problemáticas de corte más intimistas en las canciones es evidente en  “Mentiras”, la canción que se da título al primer disco de la banda, donde se presenta una voz molesta ante una hipocresía abstracta sin mayores referentes contextuales:

¿Cómo me puedo engañar?

¿Cómo me puedo igualar?

A esta vida que no es mía

Porque es pura cobardía

Y no defiende la verdad

(Endemia- “Mentiras”)

Del mismo modo que esta canción, otras como “Víctimas del tiempo”, del mismo álbum,  presentan una temática de desencanto y otro leitmotiv en la banda, como lo es el carácter efímero de la vida, y las pocas posibilidades de trascendencia del ser humano: “Cada cual es un momento” dice esta canción, haciendo referencia a la brevedad de la existencia, esta letra se conecta con la de “Mi destino” en el disco “Madrefuria” que dicta: “el tiempo no detiene su reloj”. A esto se le suma la frase “Solo morimos cuando nos olvidan”, en la pieza que lleva ese mismo nombre y “No lo comprendo:/ para ser inmortal hay que estar muerto”, frases pertenecientes a la canción “Himnos de Libertad”. Estas temáticas de carácter intimista no requieren la mención de ninguna geografía en general ni se inscriben en modelos de identidad nacional, con lo que se toma una gran distancia en relación a las canciones de El Guato y Seka.

Fe Nefasta Punk Antifascista

La banda Fe Nefasta fundada entre 2009 y 2010 en la provincia de Heredia toma una distancia tanto en su música como en la temática de las letras de sus canciones. Fe Nefasta se puede catalogar como una banda de hardcore punk, un subgénero de la música punk que se caracteriza por tempos y compases más rápidos que en el punk tradicional, las voces suelen ser rápidas y en ocasiones inteligibles. Por este motivo, se solicitó a la vocalista de la banda Gabriela Villalobos que nos facilitara la letra de algunas de sus canciones para este trabajo, puesto que trascribirlas mediante la escucha es un ejercicio casi imposible.

La banda se considera abiertamente atea y esto se percibe desde el nombre Fe Nefasta, con el que se critica explícitamente al cristianismo. Su primer disco “Gente de Mierda” toca temas  como la crítica a la religión, el sexismo y el capitalismo. Las letras facilitadas por Villalobos para este análisis pertenecen a su más reciente producción “El evangelio nefasto” un título de nuevo crítico ante la religión cristiana. Cabe destacar que esta banda, al igual que Endemia, aprovecha plataformas digitales como Bandcamp, Facebook y Youtube para la difusión de su música. Atrás queda por completo la banda de garaje de la escena punk noventera, que señala Fuentes Belgrave.

Un primer bloque temático en las letras de “El evangelio nefasto” es, como ya se dijo antes, la crítica al cristianismo. La primera canción “Albedrío” dice en su estrofa inicial:

Cuéntame!

De qué color es tu dios?

En qué idioma habla si es uno o si son dos

Cuéntame!

Cuál es el plan, las evidencias

Si ahora hasta los pastores hablan de ciencia!

(Fe Nefasta- “El evangelio nefasto”)

Si en la canción “Su Santidad” de Endemia se planteaba una crítica hacia la Iglesia Católica, en “Albedrío” se introduce otra figura que resulta común en el panorama costarricense y global: el pastor  evangélico del protestantismo. Sin embargo, esta canción también introduce una crítica al catolicismo mediante la mención del clero en las líneas: “Tu mundo tu universo?/ Tus reglas y tu clero? /Cuan perverso eres?. Al igual que ocurre en el caso de “Endemia”, las canciones adoptan un registro estándar y no se busca encerrar las temáticas únicamente en el espacio costarricense, como sí es común en El Guato y en algunos momentos en la banda Seka. La canción “No religión” retoma el tema de “Albedrío” y parece centrarse nuevamente en el protestantismo:

Lo que está hecho ya no tiene solución

Son los pecados que perturban la razón

Compras el cielo con limosnas por montón

Volviendo ricos a la iglesia y al pastor (bis 3)

Es un negocio religioso y de nación

Someter mentes con pecado y redención

Lavan cerebros te tienen bajo control

Puto poder que tu vida destrozó! (bis3)

(Fe Nefasta- “El evangelio nefasto”)

Las menciones al pastor se convierten, entonces, en una especie de letimotiv en la lógica interna de este disco. De nuevo el espacio que se presenta es global y se introduce una nueva temática ausente en “Albedrío” que es la idea del enriquecimiento de las iglesias a partir de “las limosnas” que evidentemente hacen referencia al diezmo. Este tema ya se había visto anteriormente en “Su Santidad”, de Endemia,  la diferencia más clara entre ambas canciones es que una ataca al catolicismo, mientras que la otra se centra más en el protestantismo. En la lógica de estas canciones también se puede percibir un paralelismo entre cristianismo y raciocinio, esto se evidencia en las líneas “Someter mentes con pecado  y redención/ lavan cerebros te tienen bajo control”.  La línea final de “Albedrío” sentencia: “Basta ya de ser tu esclavo, basta ya de ser tu esclava!”, por lo que se equipara la antítesis entre religión y libertad, tanto de pensamiento como en maneras de vivir.

La metonimia espacial es un recurso muy común en las bandas de punk costarricenses. Al igual que Endemia y Seka, Fe Nefasta decide hablar de América, América Latina o Centroamérica, por encima de Costa Rica. De las bandas anteriormente mencionadas, solo Seka se refiere a espacios costarricenses mediante la mención a Turrialba y el Valle Central en la canción “Turrialba”. En contraposición a todo lo anterior está el caso de El Guato, cuyas canciones se sitúan mayoritariamente en espacios costarricenses. La canción “América” de Fe Nesfasta reproduce, entonces, este modelo metonímico espacial:

América llora!

Décadas de golpes

Hundido esta en el barro, la lucha de su gente

Y su espíritu aplastado x el régimen militar

Destruyeron la paz!

Que hoy les otorga una mísera

Miseria y libertad (bis)

Los pobres acosados y encadenados al bienestar

Que luchan y que mueren escupiendo al opresor

(Fe Nefasta- “El evangelio nefasto”)

Antes se mencionó que de acuerdo de Fuentes Belgrave, el punk resulta particular de acuerdo a cada contexto, tanto local como global. Las menciones a los regímenes militares en Latinoamérica es un tema bastante abarcado en el canon del punk en español. Ya sea que se perciba como un lugar común o un requisito para perfilarse dentro de este estilo musical, los cantos de unión al continente son una constante en las bandas punk del país, ya se percibió antes en “América Latina” de Endemia. Otro tema recurrente en torno a este sentimiento de unidad latinoamericana es la oposición al capitalismo, representado siempre en la figura de los Estados Unidos, como se percibe en la canción “Imperio”:

Soldados cruzando el océano

Ondeando banderas de un puto país

Legiones gritando blasfemias

Y risas burlescas no quieres oír

El ruido de un nuevo imperio

Del norte de América siembran terror

Cruzan los ríos, mares y cielos

Siembran semillas de odio y dolor!

(Fe Nefasta- “El evangelio nefasto”)

Las menciones a soldados, imperio y el norte del continente hacen evidente que  esta letra se refiere a Estados Unidos. La posición explícitamente antifascista hace que esta denuncia al imperialismo resulte coherente. Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre con muchas bandas españolas como Sin Dios, Fe Nefasta no toma una posición de izquierda explícita en sus letras. “América Latina” de Endemia también critica el imperialismo norteamericano en las líneas iniciales: “Nos impones tu desarrollo/Y me llamas subdesarrollado”, pero esta banda tampoco opta por un discurso político explícito, como sí ocurre en bandas de otras partes del orbe.

Finalmente, un tercer bloque temático presente en las canciones de Fe Nefasta sería el intimista, que versa sobre preocupaciones y angustias personales, un claro ejemplo de ello es la canción “Soledad”:

Soledad!

Me llevas contigo cuando todo, todo va mal!

Soledad!

Brindándome un abrigo, a mi alma tú haces llorar

Soledad!

La que nunca reprocha mirando mi debilidad!

Soledad!

Cantando con mi llanto, lagrimas ves rodar!

(Fe Nefasta- “El evangelio nefasto”)

Como se vio con las canciones de Endemia, esta temática intimista borra cualquier referencial espacial y se inscribe en las estéticas del desencanto, propias, en gran medida, de las posmodernidad. La idea del punk como en género underground y de sus miembros como outsiders de la sociedad  aparece muy bien reproducida en esta libre que aboga por cierto distanciamiento social en pos de esta soledad ambivalente.

Consideraciones finales

La escena punk surgió en Costa Rica durante la década de los ochenta y los noventa. Este período no se caracterizó por dar a conocer bandas musicales que se adscribieran al género, sino por configurar una subcultura o tribu urbana. Los finales de los noventa y los inicios del siglo XXI propiciaron la fundación de bandas que entre el punk y el ska consiguieran configurar una escena a nivel musical. Bandas como Seka y El Guato fueron dos grandes exponentes de este período y en sus canciones tocaban temas comunes de la identidad nacional, en pos de la sátira y la parodia. Estos elementos se han perdido en bandas más recientes,  como Endemia y Fe Nefasta, quienes optan por letras apátridas dentro de un contexto cada vez más globalizado, gracias al internet, su principal medio de difusión. La tecnología ha ampliado los horizontes de estas bandas, con ello las posibilidades de público también, por eso las temáticas deben ser más universales.

Bibliografía

Fouce, Héctor. “El punk en el ojo del huracán: de la nueva ola a la movida”. Revista de Estudios de Juventud, núm. 64 (2004): 57–65.

Fuentes Belgrave, Laura. “Ponkos y góticos en el ámbito urbano de Costa Rica”. Archipiélago. Revista cultural de nuestra América 8, núm. 37 (2006): 60–64.

Zúñiga Núñez, Mario. Cartografía de otros mundos posibles: el rock y reggae costarricense según sus metáforas. Heredia, Costa Rica: EUNA, 2006.

Zuñiga Núñez, Mario. “‘Era tan linda Costa Rica…’ Nacionalismo idílico y cultura juvenil en ‘El Guato’”. Revista Reflexiones 84, núm. 2 (2005). http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/reflexiones/article/view/11420.

Discografía

El Guato “Rock para el pueblo” 2001

El Guato “Lamentico” 2002

Endemia “Mentiras” 2010

Endemia “Himnos de Libertad” 2011

Endemia “Madrefuria” 2015

Fe Nefasta “Evangelio Nefasto” 2016-

Seka “Folklore par un mundo nuevo”