La Anexión del Partido de Nicoya: una huella imborrable POR MARGARITA CHAVES

La Anexión del Partido de Nicoya:

una huella imborrable

Por: Margarita Chaves Bonilla

Introducción 

El presente trabajo trata sobre la Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica, efectuada el 25 de julio de 1824, se tratará, especialmente, de la marca cultural que esta ha dejado; son muy pocos los documentos que tratan de esta incorporación, a pesar de que sea uno de los acontecimientos más importantes en la historia de Costa Rica, pero esto no es de sorprenderse, ya que Costa Rica, en el imaginario del “tico”, es solo el Valle Central, lo que este fuera de estas montañas, aunque tenga mucha riqueza, es tomado, nada más, como un elemento exótico. Al analizar las huellas de esta anexión, se tratarán los aportes folklóricos e identitarios que dejó dicha integración, ya que estos aportes, con el pasar de los años, pasaron a formar parte del imaginario de los costarricenses, entre las contribuciones culturales más importantes están: el árbol de Guanacaste (árbol nacional), la marimba, las tan famosas bombas guanacastecas, que pasaron a formar parte del “tico”; los bailes típicos, entre otros. 

También se considerará un aspecto tan importante como lo es el de la invisibilización del resto de minorías a la hora de forjar la identidad del costarricense, esto porque la provincia de Guanacaste sí se tomó en cuenta, como se mencionó anteriormente, dentro de la creación del imaginario, pero el negro en Costa Rica es, por el contrario, marginado, ya que los medios de comunicación se han encargado de vender solo imágenes negativas de estos, sin apreciar el gran acerbo cultual que poseen; con los indígenas sucede algo similar, debido a que se encuentran en total marginación, son solo elementos exuberantes, dentro de la identidad costarricense, son excluidos por completo, hasta tal punto que ellos mismos se sienten avergonzados de su condición.

Por otro lado, la metodología utilizada en este trabajo es el análisis de la huella cultural que ha dejado la Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica, enfatizando en el aporte folklórico e identitario que trajo consigo esta unión, para ello, en primer lugar, se realizó una investigación para encontrar los documentos que trataran sobre  el tema en cuestión; en seguida, se ordenó la información recaudada. Posteriormente, se realizó una lectura crítica para sacar aspectos que no hubiesen sido tratos antes, como lo es el aporte cultural de la anexión, asimismo dejar en claro el protagonismo cultural de Guanacaste en la formación de la identidad nacional, con el fin de demostrar su hegemonía con respecto al resto de las minorías del país (afrodescendientes e indígenas).

La Anexión de Guanacaste: un tema apasionante

La historia de un país o de un lugar es un tema emocionante, conocer las raíces propias es aún más apasionante, esto porque para saber lo que se es actualmente, es necesario conocer el pasado, la anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica es uno de esos acontecimientos importantes para lograr comprender lo que es hoy Costa Rica, tanto en lo territorial y poblacional como en lo cultural, en las escuelas y colegios se enseñan aspectos generales sobre este hecho, sin embargo, no se muestran, por ejemplo, sus antecedentes y, aspecto muy importante, su papel tan trascendental en la formación de la identidad, ya que se da la inserción de un nuevo mundo cultural.

Es importante destacar que esta unión y la independencia de Costa Rica se produjeron en fechas muy cercanas, es decir, cuando en el país se estaba formando la identidad, por esto todas las costumbres, tradiciones, comidas, creencias; en general, toda la cultura que poseía el Partido de Nicoya se inserta en la de los costarricenses, lo anterior se muestra en el gran aporte folklórico e identitario que trajo esta anexión, por ejemplo, los bailes folklóricos, el traje típico, la marimba, el árbol de Guanacaste, entre otros. Asimismo, es importante destacar el hecho de que el resto de las minorías, como lo son los afrocostarricenses y los indígenas, no fueron contempladas en la construcción de la identidad del “tico”, a pesar de que, al igual que los guanacastecos, tienen un gran acervo cultural.

La Anexión forma parte importante dentro de la identidad nacional, el presente vídeo muestra la importancia de esta incorporación, por tanto, la trascendencia de estudiarlo:

Contribuciones sobre la Anexión e identidad

No hay ningún tipo de documentación, accesible, que trate sobre la huella cultural que ha dejado en Costa Rica la anexión del Partido de Nicoya; sin embargo, existen varios artículos y libros que tratan sobre esta unión.

En primer lugar, se puede mencionar el libro El Partido de Nicoya y su integración a Costa Rica de Julio César Jaén (2000) es importante destacar que es el documento más extenso sobre la anexión, en él se tratan diversos aspectos sobre dicha integración, como la posición estratégica del partido de Nicoya, la relación que existe entre la anexión y la independencia, entre otros.

Asimismo, se encuentra un artículo, publicado en Revista de la Universidad de Costa  Rica (No. 38, Julio de 1974), titulado Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica, de la Lic. Rosa Greñas Morales, en el trata que de los antecedentes de la anexión y de la buena disposición que tuvo Costa Rica de que se efectuase dicha unión.

Existen también diversos artículos confiables en la web que explican el proceso de la Anexión de Guanacaste.

Pretensión

En cuanto a este trabajo, la principal pretensión es analizar los aportes culturales que brindó la anexión del Partido de Nicoya al pueblo de Costa Rica, lo anterior con el fin de contrastarlo con la contribución proporcionada por el resto de las minorías culturales del país.

La Anexión, ¿un aporte a la identidad nacional? 

Esta breve investigación se demostrará que en la formación de la identidad del costarricense,  el Partido de Nicoya jugó un papel muy significativo, ya que muchos de los elementos culturales que trajo consigo esta unión pasaron a formar parte de la identidad del costarricense.

Asimismo se manifestará la invisibilización del indígena y del negro costarricenses, cuando se forjó la identidad debido a que estos fueron ignorados, pese a que poseen una cultura excepción, estas minorías continúan siendo ignoradas y, lo que es peor, en muchas ocasiones marginadas.

La Anexión de Nicoya y la teoría de Edmond Cros

Para entender el presente trabajo, es necesario adentrarse a la teoría propuesta en  El sujeto cultural: Sociocrítica y psicoanálisis, por Edmond Cros (1997), debido a que esta se proponen conceptos indispensables para el comprensión del texto; uno de ellos es el de cultura, el libro de Cros inicia con una aproximación a lo que significa sujeto cultura desde Benveniste hasta Lacan. Cros e introduce definiendo cultura de la siguiente manera: “…el espacio ideológico cuya función objetiva consiste en enraizar una colectividad en la conciencia de su propia identidad” (Cros, 1997: 9). Esto es lo que sucedió con Costa Rica desde el momento en que se dio la independencia, los costarricenses empezaron a buscar elementos que lograron crear un vínculo entre todos ellos, sin importar si estos aspectos eran tangibles o intangibles.

Otra terminología indispensable es la de sujeto cultural, Cros expresa que “…la noción de sujeto cultural implica un proceso de identificación, en la medida en que se fundamenta en un modo específico de relaciones entre el sujeto y los otros” (Cros, 1997: 18). Es por esto que al entrar en contacto los pobladores de Nicoya con los de Costa Rica se da una continua transmisión cultural, en donde ambas culturas aprendieron mutuamente.

Edmond Cros  también se refiere a la alteridad diciendo que es lo que está fuera del límite, “…es la representación de lo no semejante” (Cros, 1997: 57). La alteridad, de algún modo, siempre es rechazada, aunque esta sea importante en el momento de la formación de la identidad, ya que la identidad de un pueblo se forma a partir del otro: se es lo que el otro no es. En Costa Rica “el otro” es el que   se encuentra fuera del Valle Central, y en la mayoría de las ocasiones es marginado.

En cuanto a identidad, Cros (1997) dice que esta se forma a partir de diversos contextos: ¿quién era yo?, ¿de dónde soy? Y ¿quién soy yo?.

Existe un concepto, que a pesar de que no se encuentra incluido dentro de la teoría de Cros es indispensable, y es el de folklor (folklore o folclor), Juan José Prat dice que podría decirse que:

“…es el conjunto de elementos, actos y procesos culturales expresivos que se transmiten en variantes en los grupos humanos, según las reglas de creación, transformación y transmisión propias de la comunidad a la que pertenecen, y que forman parte de su identidad y patrimonio” (Prat Ferrer, 2006: 245). 
 

 Como se menciona, el folklor es parte de la identidad, es por esto que es tan trascendente la aclaración de este concepto.Habiéndose aclarado las nociones anteriores,  a continuación se iniciará el desarrollo del trabajo en sí.

“De la Patria por nuestra voluntad”

El Partido de Nicoya al anexarse a Costa Rica abarcaba “las tierras ubicadas al oeste del río Tempisque hasta el Océano Pacífico y al norte del río Salto hasta el río La Flor y el Lago de Nicaragua” (Dirección General del Archivo Nacional, 2012). Es importante mencionar que esta zona, igual que Costa Rica, al momento de la Independencia fue libre, pero la autonomía duró solo “seis meses y ocho días, lapso comprendido según lo transcrito, entre la fecha de sus declaratoria de independencia y la anexión al Imperio Mexicano. Al caer este, el 19 de marzo de 1823 de nuevo quedó libre” (Jaén Contreras, 2000: 99).

Según lo anterior, antes de la Anexión de Nicoya al pueblo costarricense, lo que es actualmente Guanacaste pertenecía a México. La unión a Costa Rica se dio porque esta  provincia necesitaba contar con cierta cantidad de población para poder elegir un representante ante las Cortes de Cádiz y “el gobierno del Reino de Guatemala dispuso que los pobladores de Nicoya votasen unidos a los de nuestra gobernación y fue así como a partir de ese año, el Partido enviaba sus electores a San José” (Greñas Morales: 38). Es por esto que algunos dicen que desde 1812 el Partido de Nicoya formaba parte de Costa Rica, aunque no oficialmente, sí política y electoralmente. Es importante mencionar que la persona electa para representar a la Provincia de Costa Rica fue el reconocido Florencio del Castillo.

El 5 de marzo de 1824 Costa Rica envió un comunicado a Nicoya  invitándolo a unirse a esta, expresando que si querían hacerlo era “sin contrariar voluntades”. En el Partido de Nicoya se hizo un cabildo abierto para analizar las ventajas que esta unión le daría a Nicoya, el 25 de julio del mismo año, se decidió que la anexión iba a efectuarse y aceptaron por “voluntad espontánea y libre”. Meses después las autoridades de Centro América aceptaron dicha disposición (Greñas Morales, No. 38). Es por esto que la frase que caracteriza esta alianza es “De la Patria por nuestra voluntad”, esto puede notarse en el escudo de Guanacaste y en el Himno de la Anexión.

Existen personajes que colaboraron a que se diera esta anexión, algunos son: Manuel Briceño, Roque Rosales, el Pbro. Evaristo Gutiérrez, Felipe Medina, Juan José Viales, Deciderio Dinarte y el secretario del cabildo Juan José Gutiérrez.

El Partido de Nicoya: posición estratégica

Como se muestra en la imagen de abajo, Costa Rica  se encuentra en un punto estratégico, donde se da la unión de Mesoamérica y el Área Intermedia. Esto se dio gracias a la anexión, ya que anteriormente, la Provincia de Costa Rica pertenecía al Área Intermedia y el Partido de Nicoya, a Mesoamérica; es por esto que al anexarse a Costa Rica se da un gran aporte en diversos aspectos culturales, por que trae consigo las costumbres y tradiciones de esta área, que es, por cierto, riquísima culturalmente.

Aporte identitario de la integración del Partido de Nicoya

La Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica es uno de los acontecimientos más importantes y celebrados del país, sin embargo, es lamentable que solo se conmemore cada 25 de julio y, muy importante, que solo se recuerde la historia oficial, como en la mayoría de aspectos en Costa Rica, porque esta alianza tuvo su lado negativo, como lo expresa Sonia Gómez:

La adición de este territorio, constituyó una fuente de alegatos y hasta amenazas de guerra entre Costa Rica y Nicaragua, por las diferencias limítrofes, situación que hasta el día de hoy persiste de  alguna manera, pues a veces algún gobernante de nuestro país vecino del norte, se cree con derecho de seguir reclamándolo como suyo” (Gómez Vargas, 2012).
 

Sin embargo, son mayores los beneficios que se obtuvieron con dicha aleación, como es sabido por la mayoría de los costarricenses se dio un incremento en la población, asimismo, el territorio aumentó en gran medida, el turismo también, porque Guanacaste posee playas, por ejemplo, muy hermosas; las tierras guanacastecas son lugares muy fértiles, además, zona de gran actividad ganadera.

Algunos aportes culturales:

El árbol de Guanacaste

Emblema nacional, “fue declarado como el árbol nacional de Costa Rica, el 31 de agosto de 1959, siendo presidente el Lic. Mario Echandi Jiménez mediante el decreto No. 7.” (Museos de Costa Rica, 2012). Según el sitio web Museos de Costa Rica, es un símbolo de estabilidad y crecimiento. Este árbol fue declarado emblema nacional como homenaje por la anexión del Partido de Nicoya. Este hecho es importante, ya que este símbolo pasó a formar parte del ser costarricense, y no solo eso, sino que es representante de los “ticos” internacionalmente.

La marimba:

A pesar de que, en principio, la marimba es un instrumento musical de origen afrodescendiente, como lo expresan Duncan y Meléndez (1989),  es con la anexión que esta toma popularidad en Costa Rica, de hecho, este instrumento es asociado a la provincia de Guanacaste. 

En la Gaceta No. 167 Martes 3 de septiembre de 1996 No. 25114-C la marimba fue declarada símbolo nacional.

La marimba es un instrumento representante del espíritu del pueblo costarricense en el extranjero; en las fiestas y bailes que se realizan en los pequeños pueblos nunca puede faltar una marimba como símbolo de la identidad nacional. Y así lo expresa el Ministerio de Cultura:

“La marimba es un instrumento que no sólo acompaña celebraciones religiosas sino también todo tipo de actividades y celebraciones populares como bailes, fiestas, incluso, en algunas esquinas de la capital se puede observar, muy de vez en cuando, a algún marimbero ejecutando este instrumento.  Lo anterior permite decir que la marimba ha sido el instrumento que mejor ha representado al folclor nacional y que desde épocas muy tempranas ha avivado las festividades de los costarricenses” (Ministerio de Cultura y Juventud, 2011).
 

Aunque exista todo este discurso de la marimba como representante del folklor nacional, lo cierto es que actualmente en Costa Rica es una tradición, prácticamente, perdida, ya que existen otros instrumentos y esta es vista más como elemento para las festividades populares.

Además, de este instrumento, la incorporación de la actual provincia de Guanacaste ha aportado canciones muy escuchadas y bailadas en Costa Rica, como “El Torito”, “Pasión”, “Amor de Temporada” “Pampa”, “El son de los novios”.  Características del ser costarricense.

Las bombas:

Tan características en Costa Rica, la mayoría son cuartetos, con rima y siempre van acompañadas de un uyuyui bajura o un güipipía, son parte del folklor nacional; recordadas, especialmente, los 25 de julio. Las bombas son importantes porque rescatan, oralmente, elementos de la vida cotidiana del “tico”. Algunas son:

¡Bomba!
En este cálido ambiente,
Hombres de temple probado,
Tienen fama de valientes
Y también de enamorados.
Uyuyuy bajura…
¡Bomba!
El diablo son los hombres
suelen decir las mujeres,
pero todas están deseando
que ese diablo se la lleve.
uyuyuy mamita …

Los bailes y los trajes típicos:

En cada acto cívico que se celebra en las escuelas y colegios no pueden faltar los famosos bailes que alegran el espíritu de los niños y fortalecen la cultura del costarricense. Es importante destacar que la mayoría de canciones folklóricas bailables son un legado de los guanacastecos, es decir, nos regalaron un gran aporte cultural.

Comidas típicas:

Como se menciona en la página La voz de la pampa:

“La Anexión sumó a la comida costarricense la cultura del maíz aportando deliciosas recetas culinarias,  como las siguientes: ese rico budín de maíz molido llamado tamal asado, que de seguro su mamá o abuela le ha preparado alguna vez; la tortilla grande y palmeada, la chorreada con natilla, el tamal de chancho para los diciembres, las rosquillas de maíz, la mazamorra, las tanelas…” (Grupo Solera y Castillo, 2010).
 

Productos como los mencionados anteriormente han estado en la mesa de todos los costarricenses y son parte importante de la tradición costarricense, los famosos tamales, por ejemplo, no pueden faltar en diciembre, las tortillas y las choreadas siempre se venden en las fiestas populares y bingos. Es decir, al hablar de comidas típicas, las heredadas de los guanacastecos encabezan la lista. Todos estos platillos son importantes debido a que dejan ver la gran cantidad de productos, algunos autóctonos, que existen en un territorio tan pequeño como lo es Costa Rica, su conservación es importante ya que es un legado que muestra la identidad nacional y que debe ser exhibido ante los turistas.

Aporte lingüístico y léxico:

Entre el Valle Central y la actual provincia de Guanacaste, existen gran cantidad de variantes lingüísticas, para entender estas  diferencias hay que recordar algunos aspectos relacionados con la época colonial, uling2no de ellos es que el Partido de Nicoya, en esos tiempos, se encontraba económicamente muy relacionado con Panamá, Perú y Las Antillas, lo que le permitió adoptar características lingüísticas de estos lugares.

Asimismo, ha existido la tendencia de relacionar la forma de hablar de los guanacastecos con la de los nicaragüenses, y esto se debe a que la actual provincia sirvió de puente para las oleadas de inmigración que se dieron de centroamérica hacia el Valle Central de Costa Rica.

En el momento de la Anexión estas variantes se toparon y se produjo una mutación entre ambas, a pesar de que, en la actualidad, aún se mantienen muchas diferencias.

Por otro lado, se encuentra el aporte léxico, Guanacaste posee un léxico riquísimo (para una mejor comprensión véase Diccionario de Guanacastequismos http://es.scribd.com/doc/38496730/Diccionario-de-Guanacastequismos), en El Español de Guanacaste (1991) se expresa que sus orígenes son diversos:

  • La base castellana: la mayoría de unidades léxicas son castellanas o de base castellano: agüevarse, calambre, padrino, tuco, zaguán, entre otras.

  • Elemento azteca o nahuatl: este es el idioma que ha contribuido más al léxico del español guanacasteco, algunos ejemplos de estas palabras que han pasado a formar parte del léxico “vallecentraleño” son: coyol, guanacaste, guapinol, jícara, jocote, zopilote, atol, agüizote. Sin embargo, en el Valle Central se registran, también, palabras de base azteca, pero son mucho menos.

  • El elemento negro (los afronegrismo): a pesar de que la cultura guanacasteca se ha visto muy influenciada el elemento negro, léxicamente, no es así.
  • El elemento chorotega: al igual que el anterior, los chorotegas no aportaron mucho lingüísticamente, se lograron recoger 3: nacume, nambira y nimbuera. Aunque sí existen topónimos como Nandayure, Nimboyore, Nambí y Diriá.
  • Voces de origen desconocido: algunas de ellas, utilizadas también en el Valle Central, son: piangua y bongo.

Invisibilización del resto de minorías culturales en la identidad nacional: el caso de los indígenes y los afrocostarricenses

Dentro del imaginario nacional, Costa Rica es, únicamente, el Valle Central, lo que no esté dentro de él es visto como foráneo, así lo han expresado varios autores, una de ellas es Carmen Murillo: “Según la comunidad imaginada como la nación costarricense de segunda mitad de siglo XIX, Costa Rica es, esencialmente, el Valle Central” (Murillo, 1998: 49). A pesar de que la periferia posee grandes riquezas geográficas, artísticas, literarias, culturales, entre otras; siempre ha sido ignorada, y esto es, principalmente, por una razón: los “ticos” rechazan todo lo que no esté relacionado con la blanquitud, desgraciadamente, el indígena y el negro limonense están dentro de ese todo.

En Costa Rica existen, principalmente,  tres minorías culturales: los guanacastecos, los indígenas y los afro-costarricenses, ignoradas en muchos aspectos, sin embargo, como se mostró anteriormente, los aportes culturales en los que han contribuido los guanacastecos son innumerables y han tomado gran preponderancia dentro de la comunidad imaginada costarricense, prueba de ello son algunas comidas típicas.

Lo anterior es porque al independizarse Costa Rica de España tuvo que iniciar con la consolidación de su identidad, para ello debían construir un imaginario nacional, es decir, algo que hiciera a los ticos sentirse orgullosos de ellos mismos, en ese momento se da la inserción de la cultura nicoyana que traía gran cantidad de aspectos que parecían interesantes por ser novedosos, por lo que muchos de ellos pasaron a formar parte de la cultura del “tico”, aunque no lo noten o lo acepten, esta es la realidad. Como lo expresa Hermann Güendel al hacer un imaginario nacional se realiza una selección intencional (Güendel, 2009: 33), Costa Rica en el momento de la anexión se sentía muy agradecida, por lo que tomó muchos elementos de la cultura recién inserta a modo de agradecimiento.

En cuanto a los afro-descendientes, a pesar de que poseen una cultura exquisita, que tiene mucho que enseñarle a los “vallecentraleños”, es totalmente excluida del imaginario nacional, y, más bien, los medios de comunicación se han encargado de crearle una muy mala fama a la provincia de Limón, Quince Duncan expresa que esto se debe a que “hay un temor de que si la Provincia desarrolla sus recursos, puede restarle auge a otros sectores.” (Duncan, 2005).

En una encuesta realizada por Marta López en 1994, queda claro el desconocimiento que tiene los costarricenses de  la cultura indígena, existen gran cantidad de prejuicios y estereotipos, lo que producido que surja una gran marginación que ha llegado hasta tal punto en el que, actualmente, los indígenas se avergüencen de su condición, aunque esto, por el contrario, debería ser motivo de orgullo. Lo anterior muestra como el costarricense niega sus raíces. Lamentablemente, como Carmen Murillo lo expresa, el indio es visto como “ajeno a la nación costarricense” (Murillo, 1998: 51)

Esta exclusión, tanto del negro como del indígena, se debe (como se mencionó anteriormente) a uno de los mitos fundacionales de la identidad nacional: la blanquitud.

Afortunadamente, el problema de la discriminación está siendo superado, por ejemplo, en el departamento de Lingüística de la  Universidad de Costa Rica se incita al estudio de las lenguas indígenas, además, se realizan publicaciones de libros de la cultura indígena, como leyendas, por ejemplo. Sin embargo, existen quienes siguen avergonzándose de sus raíces, y se identifican más con los españoles que con los indios costarricenses.

Conclusiones

Al realizarse esta investigación, se concluye lo siguiente:

  • La Anexión del Partido de Nicoya deja en Costa Rica una huella imborrable, ya que no solo se incrementó población y territorio, sino que se dio un gran aporte, en cuanto a las bombas, los bailes típicos, algunas comidas típicas (como el tamal), el Árbol Nacional, entre otros. Todo esto pasó a formar parte de la cultura del costarricense, ya que como lo expresa Cros al definir cultura, debe a ver, ideológicamente, un arraigo dentro del imaginario colectivo.
  • Asimismo, se llegó a la conclusión de que, al momento de forjar la identidad del costarricense la cultura guanacasteca (antiguo Partido de Nicoya) tuvo un papel preponderante, una de las causas es que la Independencia de lo que era la Provincia de Costa Rica se da en 1821, a partir de allí se inicia un proceso de construcción de identitaria y, casualmente, tres años después se realiza la integración oficial del Partido de Nicoya, por lo que muchos de los aspectos que trae consigo esta unión son tomados para la formación de la identidad costarricense.
  • Como lo menciona Edmond Cros, la alteridad siempre es vista de mala manera, como extraña o exótica, esto sucede en Costa Rica la cultura del indígena y del negro fueron excluidas en muchos aspectos, una de ellos es en la creación del imaginario nacional porque no entran dentro de uno de los mitos identitarios principales: la blanquitud. Además, estas minorías salen de las montañas del Valle Central, lo que los convierte en elementos exóticos. Aspecto problemático debido a que esto ha provocado que el “tico” niegue y se avergüence de sus raíces, a tal nivel que los propios indígenas no se sienten orgullosos ni de sus lenguas ni de sus costumbres.

A manera de conclusión, se mostrará el siguiente vídeo de imágenes que, en principio, son representantes del costarricense, lo interesante es que, sin conciencia del creador del vídeo, se muestra en gran parte lo que se expuso es este trabajo, ya que se nota la gran influencia de la unión del Partido de Nicoya (se presentan gran cantidad de los elementos mencionados anteriormente), asimismo se deja ver la invisibilización del indígena:

Anexos

A continuación se muestra un vídeo que resume de muy buena manera el proceso de la anexión:

Actas de la anexión:

Bibliografía

Cros, E. (1997). El sujeto cultural: Sociocrítica y psicoanálisis. Buenos Aires, Argentina: Corregidor.

Dirección General del Archivo Nacional. (2012). Archivo Nacional de Costa Rica. Obtenido de Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica: http://www.archivonacional.go.cr/index.php/rincon-pedagogico/84-anexion-del-partido-de-nicoya-a-costa-rica-

Duncan, Q. (2005). El negro antillano: Inmigración y presencia. En Q. Duncan, & C. Meléndez, El negro en Costa Rica (págs. 113-173). San José, Costa Rica: Editorial Costa Rica.

Gil, J. M. (2007). Identidad Nacional y Nacionalismo. Europa, Siglo XXI: Filosofía y Ciencias Sociales.

Gómez Vargas, S. (2012). Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes. Obtenido de Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica: http://www.mcjdcr.go.cr

Greñas Morales, R. (No. 38). Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica. Revista de la Universidad de Costa Rica, 7-10.

Grupo Solera y Castillo. (2010). La voz de la Pampa. Obtenido de Legados de la anexión nicoyana: http://www.lavozdelapampa.com/?idp=68

Güendel, H. (2009). Dialéctica del imaginario nacional costarricense, orígenes y alcances. Revista de Filosofía, UCR, 29-37.

Jaén Contreras, J. C. (2000). El Partido de Nicoya y su integración a Costa Rica. San José, Costa Rica: Editorial de la Universidad de Costa Rica.

Ministerio de Cultura y Juventud. (2011). Ministerio de Cultura y Juventud. Obtenido de La marimba en Costa Rica: http://www.mcj.go.cr/depurar/investigaciones/marimba_costa_rica.aspx

Murillo, C. (1998). La piel de la patria. En A. Jiménez, Costa Rica imaginaria (págs. 45-55). Heredia, Costa Rica: EFUNA.

Museos de Costa Rica. (2012). Museos de Costa Rica. Obtenido de Símbolos patrios: http://www.museosdecostarica.com/arbol.htm

Prat Ferrer, J. J. (2006). Sobre el concepto de folklore. Oppidum, 229-248. Obtenido de Sobre el concepto de folklore.

Quesada, M. Á. (1991). El español de Guanacaste. San José, Costa Rica: Editorial de la Univversidad de Costa Rica.

Tomás R., A. M. (Marzo de 2000). Javeriana. Obtenido de Para comprender el concepto de cultura: http://www.javeriana.edu.co/Facultades/C_Sociales/Profesores/jramirez/PDF/Austin-concepto_de_cultura.pdf

5 Respuestas a “La Anexión del Partido de Nicoya: una huella imborrable POR MARGARITA CHAVES

  1. Me parece muy bien la información que aparece. Como Guanacasteco mi reconocimiento.
    Sin embargo ya es hora de corregir el grave error que se caé al representar el árbol Nacional, de Nuestr Provincia con un árbol de higuerón, y por este medio se puede hacer conciencia de este grave error.
    Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s