Sin mordaza: “stand up comedy” megáfono de las voces contestatarias y emergentes en Costa Rica. Por: Pamela Sandi

Tema concreto: Manifestación del “stand up comedy” como un vehículo de voces contestatarias y emergentes en Costa Rica. Procesos que lo conforman y efectos sociales.

INTRODUCCIÓN:

A lo largo de esta investigación se estudiarán múltiples aspectos de la comedia como un mecanismo de catarsis, como lo propuso Aristóteles en su Poética, aunado a la reflexión bajtiniana de lo cual se podrá partir para comprobar que la comedia puede funcionar como una manifestación de voces enmarcadas que aprovecha el ingens de los individuos para relacionarse con su medio ambiente y las situaciones en las que se ve involucrado directa o indirectamente. Existe un fenómeno de colectividad mediante la risa y el “stand up comedy” en ese sentido es una manifestación carnavalesca de la cultura popular.

Ahora bien, el presente trabajo tiene como finalidad general establecer el “stand up comedy” como un espacio que permite a las voces silenciadas emerger desde la perspectiva de la sociolingüística y la teoría del ingenio, con el fin de evidenciar el efecto catártico que provoca en la colectividad.

Por ello, se ha decido seguir tres ejes básicos, en primer lugar, identificar las principales características de la comedia y la sátira  en el “stand up comedy”, con el fin de evidenciar el propósito de éstas dentro de la cultura y su manifestación en el caso particular del comediante Hernán Jiménez.

En el punto anterior se contemplan las voces que pueden ser múltiples y el manejo de discursos  sociales. Asimismo, la concepción de  carnaval  bajtianiana aplicada al “stand up comedy”, esta última noción incluye la perspectiva del mundo al revés.

También, se analizará  el contexto carnavalesco que  incentiva el  contacto familiar y la eliminación de restricciones entre los participantes del espectáculo. Es importante recordar que el ser humano tiende a manifestar líneas de pensamiento profundas a través de medios como la comedia.

En segundo lugar, se ha decidido describir las configuraciones del discurso de distanciamiento y burla del otro yo cultural, con el propósito de extraer los elementos contestatarios que emergen en el “stand up comedy”.

Es por ello que se hará referencia continua al papel de las voces emergentes, lo que equivale a una perspectiva contestataria, se refiere a una propuesta cuyo propósito es deformar las estrategias discursivas del ente de autoridad o dominante (realidad legitimada), por lo que utiliza manifestaciones artísticas de la cultura popular para propagarse.

Además, el rol que cumple la doxa en el recibimiento del mensaje que elabora Hernán Jiménez es fundamental en el análisis, pues al parecer hay una reacción colectiva.

En tanto  al otro yo cultural  es indispensable tener en mente la red de signos y los trazados ideológicos, de los que habla Cros, para poder establecer relaciones con el comportamiento y efecto de los sujetos culturales; las contracciones con respecto a otros sujetos de culturas que se diferencian y estereotipos vigentes o caducos.

Finalmente, en tercer lugar se demostrará el ingenio en la creación del acto dramático del “stand up comedy” como una estética particular, con el fin de establecer el efecto catártico que genera dicha  práctica cultural. Por lo tanto, se acudirá a los matices o contrastes, a las formas de enunciación y la risa festiva popular, sumada a la cultura cómica popular. Asimismo, las líneas de sentido y su refuerzo mediante el uso de recursos multimedia y gestuales.

El efecto catártico vendría a presentarse como la purificación emocional, corporal, mental y espiritual que se vale de la experiencia de la compasión,  el miedo o la risa  para influir en los espectadores. Es decir, la catarsis es necesaria para la estabilidad mental  del ser humano y se puede hacer presente en el “stand up comedy”.

Esta investigación es de tipo documental, pues el proceso se basa en la búsqueda, recuperación y análisis de datos obtenidos de fuentes documentales: impresas, audiovisuales o electrónicas. Además, el trabajo responde al modelo descriptivo y explicativo, debido a que se sustenta en la búsqueda de material , es decir de muestras teóricas, por ello cobra importancia el análisis de contenido.

En cuanto a las técnicas e instrumentos de recolección de datos, esto se ha hecho por consulta a bibliotecas de la Universidad de Costa Rica, a bases de datos académicas de texto completo como “EBSCO” (también a disposición de los estudiantes y funcionarios de la universidad).

Asimismo, se utilizó el recurso tecnológico para buscar artículos de revistas académicas, la consulta de “blogs” y otras páginas de internet. Es importante rescatar que el material visual ha sido descargado de los sitios web pertinentes, así como también el material audiovisual. Esto con el propósito de que el trabajo sea publicado en el “blog” del curso de Huellas Culturales, donde se realizará la adaptación del material.

Ahora bien, el aspecto de validación y confiabilidad queda sujeto a las perspectivas teóricas  explotadas ampliamente en el ámbito académico, se ha comprobado en el estado de la cuestión bibliográfica. Por lo tanto, queda a criterio y responsabilidad del investigador comparar y seleccionar los criterios que desea considerar. Finalmente, por el carácter del trabajo el propósito es brindar un acercamiento teórico al tema de la comedia en una de sus manifestaciones: el “stand up comedy” como parte de la cultura, del folclor y de la tradición oral.

ACERCAMIENTO TEÓRICO

Sujetos culturales y voces emergentes: Bajtín y Cros

Este trabajo investigativo se vale de dos fuentes básicas para su desarrollo, en primer lugar, Bajtín con su texto llamado: “La cultura popular en la Edad Media y en el Renacimiento” y las voces emergentes. Cabe destacar que Mijail Bajtín fue un gran teórico literario ruso que se  graduó en la Universidad Estatal de San Petersburgo, además mostró mucho interés por debatir con otros intelectuales sobre sobre arte y literatura.

Ahora bien, Bajtín propone en sus análisis el reconocimiento de una naturaleza dialógica y polifónica de la producción literaria y en las manifestaciones sociales que se presentan en el entorno. Es decir, los textos presuponen una noción de voces que pueden ser múltiples en su manifestación, o también expresarse a manera de diálogo, lo que permite que coincidan y se distancien como ocurriría en un diálogo interpersonal. También, el teórico reflexiona sobre los discursos monológicos, pero lo toma en el sentido de una voz legitimada que se impone al resto de las voces (que suelen ser las populares).

Mikhail_bakhtinEs innegable el aporte que el ruso hace, pues  apoya la reivindicación de  diferentes discursos  sociales que se encuentran en confluencia, contradicción y tensión dentro de una misma sociedad. Desde la propuesta bajtiniana se apela a una visibilización del funcionamiento social  y sus matices o contrastes.

Para ello, el teórico se vale del  siguiente planteamiento: el predominio de la enunciación sobre el enunciado. Por lo tanto, no sólo importa lo que se dice, sino cómo se dice y para el teórico va un nivel más allá: cómo se manifiesta el enunciado. Si se quiere se puede entender como la expresión del contexto y el papel de los entes que interactúan en la enunciación.

Propiamente, Bajtín en el texto sobre la cultura popular se centra en la manifestación del  “teatro sin escena”: el carnaval, evento en el que los roles sociales prototípicos de los sujetos se invierten tal y como él lo dice: “en cierto modo como parodia de la vida ordinaria, como un «mundo al revés»” (Bajtín, 2003, p.13). Luego Bajtín agrega que se da “la abolición provisoria de las diferencias y barreras jerárquicas entre las personas y la eliminación de ciertas reglas y tabúes vigentes en la vida cotidiana” (Bajtín, 2003, p.17).

A continuación, el teórico precisa que esa inversión de roles y trastocamientos creaba un tipo especial de comunicación propuesta como “ideal y real entre la gente”, ésta no se da en la vida ordinaria.  El contexto carnavalesco   incentiva el  contacto familiar y la eliminación de restricciones.

Finalmente, es importante señalar que Bajtín se refiere a distintos tipos de risa. Dentro de la tipificación que elabora se encuentran diferenciadas la risa puramente  satírica de la risa festiva popular ,  la última es la que ocupa a este trabajo, pues es la que se refiere a una colectividad que se ve expuesta a un proceso de identificación, enmascaramiento, afloración de emociones, inversión de roles , en síntesis un renacimiento a partir de lo carnavalesco.

Además, Bajtín señala que la cultura cómica popular, integra elementos del vocabulario familiar y público, aspecto muy pertinente para este trabajo.

edmondEn segundo lugar se utiliza como texto básico el enfoque del teórico Edmond Cros, su reflexión se encuentra en el libro titulado: “El sujeto cultural. Sociocrítica y Psicoanálisis” publicado en 1997. Es un teórico francés, catedrático de Literatura Española y Latinoamericana de la Universidad de Montpellier; él está convencido de que la literatura no se puede estudiar sin tener en cuenta la totalidad histórica en la cual está inmersa. Es un exponente fundamental de la sociocrítica.

Específicamente, del texto antes mencionado se tomaron múltiples elementos, relevantes para el análisis del “stand up comedy ” en el caso particular del costarricense Hernán Jiménez. Tales planteamientos argumentativos se detallan a continuación.

El concepto de sujeto cultural es crucial para esta investigación, tal se entiende como  el que rige  sobre  “una red de signos organizada según líneas de sentido y trazados ideológicos que constituye lo que se suele designar con el nombre de cultura” (Cros, 1997,p.16). El sujeto desde esta óptica convive y es parte  de diferentes discursos que no son estáticos, sino fluctuantes, por ello el sujeto cultural se encuentra en una constante reedificación.  Esta es una noción  se propone como herramienta para el análisis de los textos de la cultura en general y funciona bastante bien, pues ofrece un aparato teórico flexible para ser llevado a otras manifestaciones culturales, como en  este caso con el “stand up comedy”.

También, Cros apela a la noción de cultura popular, pero bajo el término de  doxa, con lo que el enunciador puede ser muchos sujetos o ninguno del gran colectivo. Es en el contexto social donde los comportamientos del sujeto cultural se nutren e influyen en otros sujetos culturales, el enunciador toma un papel, radicalmente importante por ser un texto que será parte y vehiculador de discursos que mueven el engranaje social. Además, el sujeto cultural elaborará un distanciamiento y una burla, con respecto al otro yo cultural, con el fin de defender sus límites como sujeto.

Aunado a lo anterior, se llega a la última noción pertinente para el desarrollo de este trabajo y es la de ideologema, Cross lo define como un “microsistema semiótico-ideológico subyacente en una unidad funcional y significativa del discurso” (Cros, 1997,p.122). Luego explica que ese microsistema se forma  por una semántica  dominante (que no siempre es recurrente), pero que puede fluctuar según circunstancias históricas. En otras palabras, el ideologema sería la unidad base que mueve discursos impuestos como dominantes que dependen de un tiempo histórico. El ideologema tiene una “aptitud (…) para infiltrarse e imponerse en las diferentes prácticas semióticas de un mismo momento histórico” (Cros, 1997,p.123)

Ambos aparatos teóricos se complementan muy bien para trabajar  la noción discursiva de las voces contestatarias en el “stand up comedy” practicado por Hernán Jiménez.

Términos complementarios:

Algunos conceptos que se deben tener en cuenta se detallan a continuación:

JOHN lOCKE

El primero corresponde al ingenium término latino que se define en una de sus acepciones  según el nuevo  diccionario etimológico actualizado por Santiago Segura Munguía como  “dotes intelectuales, talento natural, inteligencia, genio, ingenio; destreza, habilidad; inspiración, invención, fantasía, imaginación, talento”(p.376).

Ahora bien,   John Locke retoma la etimología  y plantea la Teoría del ingenio, reconoce que el término ha tendido a asociarse específicamente con el tipo de habilidad que provoca risa y señala que hay antecedentes desde la antigüedad, un ejemplo sería Cicerón, quien  apunta a esta teoría. Aunque Locke no trató directamente el concepto de risa, ha definido el ingenio como una asociación de ideas que funcionan con efecto ingenioso al  ponerlas juntas con rapidez y variedad.

El lector hallará las  diferencias entre elementos semejantes o semejanzas entre elementos diferentes y esto provocará imágenes agradables y placenteras para reír.

Por otra parte, es necesario distinguir la comedia en un contexto cotidiano, para ello es pertinente el acercamiento que hace Henry Campos Vargas, quien aclara que  la comedia se manifiesta por lo general en el contexto de lo cotidiano por excelencia,

él especifica que: “ lo cotidiano se refiere a las vivencias , las prácticas sociales, el comercio, las relaciones familiares; en síntesis, la cultura y el mundo” (2007, p.57). También, el autor aclara que desde la antigüedad, en el caso romano, la modalidad de comedia iba cargada  de contenidos sociales, de hecho no se concebía una comedia que dejara de lado el aspecto de lo cotidiano.stand-up-comedy-routines-268363-0-s-307x512

De tal manera el “stand up comedy” (también llamado comedia en vivo, comedia de pie o comedia stand-up), es parte de las manifestaciones de la comedia, incluye  lenguaje corporal, habilidades narrativas, proyección dramática y conocimiento de la realidad que rodea a los sujetos, es decir el contexto histórico.

La catarsis es el último término que se debe considerar a la hora de aproximarse a esta investigación, la catarsis aristotélica, en un acercamiento que hace Agustín de Rojas, es dibujada como “el efecto de purificación o purga de las emociones alcanzado mediante los cultos populares” (1993, p.31). Esta elucubración se remonta a la antigüedad con los cultos dionisiacos y elusianos donde el ser humano se desinhibía  expresando sus emociones y viviéndolas a flor de piel. Los festivales dionisíacos  se caracterizaban por la violencia y el abundante  consumo de alcohol (debilitante de las inhibiciones sociales).

Catarsis (del griego κάθαρσις kátharsis, purificación).                            Representación de tragedia griega

Catarsis (del griego κάθαρσις kátharsis, purificación). Representación de tragedia griega

Cada una de las nociones esbozadas se relacionan entre sí y junto con el aparato teórico se complementan para dar un andamiaje de comprensión mayor sobre la temática que es pertinente y ocupa a este trabajo investigativo.

En los siguientes tres apartados se analizará material audiovisual específicamente de Hernán Jiménez que ha sido colocado en la plataforma de youtube.com.

1- Un acercamiento al dialogismo del   “stand up comedy” costarricense

Tal como lo propone Bajtín “ la naturaleza compleja del humor carnavalesco. Es, ante todo, un humor festivo. No es en consecuencia una reacción individual ante uno u otro hecho «singular» aislado. La risa carnavalesca es ante todo patrimonio del pueblo ; todos ríen, la risa es «general»; (Bajtín, 2003, p.13). El anterior razonamiento  se puede afirmar que el “stand up comedy”  cuenta con un humor carnavalesco y además es un humor compartido y no individual, pues el “stand up comedy” consiste en la puesta en escena de un comediante ante un público y de la interacción entre ambos. Pues, hay detonantes en la estética verbal que relacionan al enunciador con los receptores que a la vez pueden identificarse con el enunciado.

El carácter popular es, según Bajtín , inherente a la naturaleza misma del carnaval. También el teórico detalla que el tema del carnaval es universal, y que “contiene todas las cosas y la gente (incluso las que participan en el carnaval), el mundo entero parece cómico y es percibido y considerado en un aspecto jocoso, en su alegre relativismo” (Bajtín, 2003, p.13). En este sentido, en varios de los casos que en este trabajo se analizan, se puede corroborar esta característica, pues las temáticas que se utilizan para hacer burla son de la cotidianeidad, todos los temas son opciones para generar risa, desde un perro hasta la famosa “platina” en Costa Rica. El aspecto jocoso se mantiene aún cuando son temas de la problemática nacional.

Por otra parte, Bajtín señala que  “la  risa es ambivalente: alegre y llena de alborozo, pero al mismo tiempo burlona y sarcástica, niega y afirma, amortaja y resucita a la vez” (Bajtín, 2003, p.13). Bajo esta lógica se nota que, nuevamente, el “stand up comedy” se caracteriza por ello, debido a que durante una puesta en escena se dan oscilaciones de la risa desde un tiempo en el que se instaura y hasta cláusulas enunciativas que satirizan el contenido.

Por otro lado, Cros reflexiona sobre el papel del sujeto cultural en la colectividad  y señala que se da lo siguiente: “repeticiones explícitas de la doxa, los tópicos, los clichés, los ideogramas, todos los cuales representan el estrato más visible de la instancia regida por el sujeto cultural” (Cros, 1997,p.17). De la cita brindada se desprende que un sujeto cultural se desenvuelve en varias esferas que son elementos visibles para otros sujetos culturales, además se toman elementos repetidos como los clichés para argumentar el ideologema dominante.

En el caso de la comedia en vivo costarricense, específicamente, en el humorista Hernán Jiménez se puede apreciar que el acude a elementos recurrentes que enganchan a las distanciadas generaciones, sólo por mencionar un ejemplo: la fonología, si se presta atención se notara que utiliza la asibilación del grupo /tr-/, este no es un rasgo frecuente en la variedad vallecentraleña de Costa Rica, pero no es ajeno a un reconocimiento colectivo de alta frecuencia en sectores de la periferia y grupos etarios de más de 30 años, lo que genera una empatía y suaviza el agudo sarcasmo que Jiménez inserta con astucia, valiéndose de recursos discursivos de esta índole.

Algunos casos específicos:

En el vídeo anterior se asegura que se puede hablar de política, de sexo, pero de perros “Dios guarde”; esto genera risa cuando Jiménez señala, con una curva de entonación diferente, que “es un tema delicado”. Se escuchará claramente la risa colectiva de fondo. A continuación,  el aspecto jocoso se inserta mediante un esbozo desidealizado de lo que sucedería si los perros hablaran: “Puta vida de perros que les tocó vivir”, cuyo acto principal de entretención  es oler; y no poderse quitar el abrigo de piel permanente que tienen, aún en un país tropical.

La queja aflora en el hocico hipotético del perro descrito por Hernán como, cotidianamente, brota de las bocas costarricenses, esa interpretación se refuerza al escuchar los giros del lenguaje que el comediante utiliza sin distinguir entre el uso que haría el animal y el que hacen los ‘ticos’: ‘güevón’, ‘bolas’, ‘mae’, ‘vara’, ‘pobrecitico’, ‘¡qué playada!’; incluso en la boca de la divinidad: ‘¡Mae son una res! ¡Eran para cazar no había que hacerles manicure!’

Además, el comediante insiste en que “No se nos puede olvidar que son perros” y que un perro come cualquier alimento porque “¡es un zaguate, se chupa el culo, se caga en la sala! Qué tal un pedazo de mondongo con arroz de ayer, que dicho sea de paso, es un manjar que millones de personas alrededor del mundo no llegaran a probar nunca antes de morir  desnutridos con tres moscas en el cachete, ya de por sí es un desbalance bien jodido y; sin embargo,  siempre termino pagando los veinte rojos ”. A partir de los fragmentos anteriores se inserta una crítica burlesca, ya que implica una confrontación de los actos del oyente con los enunciados del comediante, la risa es aquella señala por Bajtín: una risa ambivalente, pues los oyentes se están riendo de cuidar más a sus perros que por el desbalance en la tasa de desnutrición que existe  a nivel mundial y del país.

Además, se  suma una cadena de ironías para reforzar lo ridículo que llega a ser preocuparse más por un animal que por uno mismo, luego de un ritmo acelerado en el discurso de Jiménez, el baja la intensidad para analizar la etiqueta nutricional de un alimento para perro, enumera los ingredientes y las funciones, por ejemplo: un pelo terso (Ironía: “porque sino es una aberración”), prevención de la obesidad y enfermedades cardíacas (sino saca al perro del cuarto de pilas, ya desea morirse), control del  olor de las heces y el aliento (insinúa que son ‘volados’ que el público puede tomar) y  prevención del aborto “la perra no ha salido de la choza en ocho años y medio, pero Dios guarde aborte(…) porque yo soy PRO-Vida, ante todo, más cuando se trata de perros”. Esta última frase trae a colación la discusión a nivel nacional que ha habido sobre el derecho a abortar.

Un segundo ejemplo se puede observar en el siguiente vídeo:

(constructo social de los roles femeninos y masculinos)

Como se pudo ver Jiménez inicia señalando que  la palabra ‘zorra’  tiene una connotación negativa  por un constructo social, luego la doxa se ríe cuando él dice: “yo soy Pro-zorra”. Es una risa ambivalente, pues reírse de esa afirmación es negar la posibilidad de que alguien sea “Pro-zorra”, detrás de tal asunto, probablemente, subyacen los paradigmas sociales estereotipados  de una Costa Rica ‘modesta’ y ‘paraíso virginal de mujeres virgenes’. Pero también, ser “Pro-zorra” puede significar apoyar su labor al ser parte de su clientela o gama de opciones de pareja. Esa oscilación causa risa, al contraponer las ideas.

Después, Hernán señala entes específicos: Las señoras que se sientan a comer con herraduras de Giacomin ( Pastelería y Chocolatería fundada en el año de 1956 cuyas recetas y especialidades son europeas) las llama una de las instituciones sociales más arraigadas del país, en tal sentido  es cierto, que muchas veces son las propias mujeres las encargadas de conservar y fomentar el machismo; también, Hernán alude a  expresiones diferenciadas de dichas señoras para dirigirse a hombres y mujeres, al  hombre le dicen: ‘él es rematado’, ‘picaflor’. En este caso, la ironía se introduce mediante un refuerzo quimésico que apela al vuelo de un colibrí a la vez que Jiménez dice con tono enfático:  “anda volando de florcita en florcita metiendo el pistilo”. A la mujer se le designa ‘zorra’ si hace lo mismo que el hombre ‘picaflor’, de tal forma se logra evidenciar en el espectáculo la inequidad social de los roles asignados y las voces que emergen en el discurso.Además, ella por  zorra es ladrona porque le “roba” a otras mujeres sus respectivas parejas.

Finalmente, reflexiona en  que ser mujer es una dificultad, ejemplifica con una chiquita que se levanta la blusa en un banco y el papá le dice: “las chiquitas no hacen eso”, pero que al día siguiente le “regala una barbie con la panza pelada”; esas contradicciones en el discurso pueden detonar en un  trauma  sexual de inseguridad, como bien lo acota Jiménez. Es la represión por el género. Jiménez cierra imaginando que aquella niña que va a crecer, casarse con un hombre al que se ‘lo robe una zorra’, sentada frente al televisor viendo a una congénere sonriendo al lavar unos calcetines diga a la próxima: “tomé hijueputa lave su camisa porque yo también tengo vida”.

En síntesis, en los dos casos anteriores, se ha podido comprobar que existe un humor compartido,es decir se comparte con la colectividad, también se presenta el  aspecto jocoso y alegre relativismo.La  risa ambivalente fue el elemento más recalcado, pues mediante la ironía y los juegos en la estética verbal se logra acentuar la crítica que hace reín socarronamente, pero que engancha en una reflexión del contexto social en el que se desarrollan los sujetos.

2- Voces contestatarias y discurso carnavalesco

La cultura popular es un vehículo para las voces contestatarias, si bien es cierto que, en muchas ocasiones la doxa recibe la represión del discurso legitimado, se puede observar como en un tiempo carnavalesco las posturas se invierten y es capaz de salir crítica mordaz de los sujetos al propiciarse un trastocamiento de los roles sociales, la doxa se convierte en vocera de las minorías, mientras que los encargados de ejecutar el poder en el país se ven débiles y ridiculizados.

En este sentido, el “stand up comedy” realizado por Hernán Jiménez es muy hábil, pues durante la puesta en escena se instaura un tiempo carnavalesco que borra incluso los límites hacia entidades legitimadas (instituciones nacionales, figuras del poder y su desempeño) por medio de un tono de familiaridad y complicidad con el público. Además, se utilizan recursos de la realidad nacional como fragmentos de periódicos (suele ser La nación, periódico catalogado como uno de los más respetables del país ), fotografías, noticias que se transmitieron por televisión, empaques de productos, entre otros elementos que apelan a el diario vivir de los sujetos imbricados en el tiempo carnavalesco del “stand up comedy”.

Consecuentemente, Cros apunta que “Tras la máscara  de la subjetividad  se ve entonces operar al discurso del sujeto cultural” (Cros, 1997,p.17), pues, si se presta atención a los diálogos del comediante se notará que él no impone verdades tajantes en los enunciados, sino que da su opinión, esto se nota en expresiones como: “yo, personalmente…”, “me parece…”, “no sé, digo yo”,  “yo creo que…” o  “digamos que…”. Por lo tanto, se evidencia el uso de una máscara de subjetividad: las percepciones del comediante sobre su cotidianidad que a su vez movilizan el discurso de diferentes tipos de sujetos culturales que van siendo representados en la medida que se incorporan opiniones contestarias al discurso oficialista.

Algunos ejemplos para analizar los elementos antes mencionados:

En el vídeo anterior Hernán enuncia, en primera instancia, cómo se complica la búsqueda de pareja en correlación con la edad: “siento que conforme me voy volviendo más y más roco.. veo el paredón contra el que me voy a dar con una muchacha”, pues uno de los paradigmas de la sociedad costarricense es que  los sujetos pronto tengan una pareja estable y “comiencen a realizarse en la vida” socialmente representa una zona de comodidad o de aceptación, lo antes mencionado; contrario a la soltería.

Sin embargo, el contexto social ha ido transformándose y uno de los rubros fundamentales ha sido la educación, muchos jóvenes expresan la discordancia con el modelo de tener una pareja estable luego de los veinte años y casarse en esa década, precisamente, porque las necesidades han cambiado y se ha instaurado un paradigma de tolerancia a las uniones libres y a la autonomía de los sujetos para ir tras sus intereses sin que estos tengan que verse afectados por el establecimiento de una familia.  Equivale a la protesta de las voces que expresan con las acciones que no están dispuestas a continuar reproduciendo el esquema tradicional de vida en pareja.

Luego, Jiménez  introduce un discurso que ha tomado fuerza en Costa Rica y es  el discurso de salud, “ser verde” que radica en el aumento de elegir ser veganos  o vegetarianos, pero él lo aborda desde el otro yo cultural, pues su dieta sí implica la ingesta de carnes rojas y blancas, como la mayoría de la dieta de los costarricenses. “Ser verde” se ha puesto de moda, es usual encontrarse con personas que profesan el pachamamismo (culto a la madre tierra) como parte del discurso de ser entes en armonía con su entorno y ecológicamente amigables. Como en los fragmentos donde la joven afirma: “yo no te como harina” o “vieras que yo como cualquier cosa que salga de nuestra tierra, de nuestra madre tierra, ójala crudo”.

En este fragmento de “stand up comedy”, ese otro yo cultural (que ya de por sí es una voz de reacción contra el sistema consumista) se ve cuestionado por la doxa, la crítica se encamina hacia lo ridículo del extremismo. Se comprueba  el argumento anterior en frases como:  “si quiere la llevó a un pollo a la leña #11, ¿come tortillas y frijol?”, que sería un restaurante común en Costa Rica, a la vez que humilde y económico.  En otra expresión Hernán menciona: “y digamos vos como para toda la parte de supervivencia cómo hacés, digamos como para mantener signos vitales y eso  ¿cómo…cómo… resolvés esa parte? ”, se evidencia el sarcasmo hacia ese sistema que se dibuja como totalmente saludable y funcional.

yipyTambién se presenta el cuestionamiento de a qué establecimiento en Costa Rica, en el 2012, porque ahora ya hay más restaurantes veganos, se va a llevar a una persona que cuente con esos gustos  “digamos a esta muchacha, uno en el 2012, ¿a dónde la saca a comer? ¡¡¡A un potrero de Coronado!!! ¡Tomé, vaya! ¡vea que rico pasto; vaya, coma pasto! ¡¡Cuidado con las dormilonas!! Yo me voy a comer un Yipy”. En este último diálogo seleccionado se nota, claramente, la división entre mi yo cultural frente al otro yo cultural; el otro yo cultural al probar otras opciones en la dieta alimenticia, diferentes a las mías, se convierte en una amenaza y se ataca ideológicamente aludiendo a que es casi un animal, digno de disfrutar comer en un potrero. Mientras mi yo cultural, prefiere alimentos procesados en una antítesis a los gustos del otro, pues escoger un Yipy es escoger un producto procesado, con altas cantidades de azúcar y carbohidratos. La idea que trasluce de fondo es que un costarricense promedio escogerá un yipy antes que una coliflor hervida.

Finalmente, el reclamo que hace Hernán es: “Lo peor de todo es que con todo lo que jodió, esta muchacha, al final de la noche llega Armonía con el menú y nos dice: “gustan algún postrecito” se queda viendo y dice : ¡sí! A mí, por favor, regáleme una crepa con nutella y helado de chocochips. Hasta hace 2 minutos su dieta era la de un conejo anoréxico ”. Sin lugar a dudas, se exalta la contradicción en la que caen muchas de las personas que apelan a un discurso de nutrición saludable. Contradicciones en las que el mismo oyente ha caído alguna vez.

El segundo ejemplo se puede reproducir a continuación:

Es importante traer a la memoria otra de las propuestas bajtinianas, que se extrae de la siguiente cita:  “Se caracteriza [el carnaval] principalmente por la lógica original de las cosas «al revés» y «contradictorias», de las permutaciones constantes de lo alto y lo bajo (la «rueda») del frente y el revés, y por las diversas formas de parodias, inversiones, degradaciones, profanaciones, coronamientos y derrocamientos bufonescos.” (Bajtín, 2003, p.9). A la luz de tal enunciado el “stand up comedy” es un espacio para el mundo al revés, pues se evidencian las contradicciones en los discursos sociales.

En el vídeo se observaron los calificativos que el yo cultural (Hernán) le da al otro yo cultural (los niños de las generaciones actuales):  “una generación berrinchosa, sabionda, sabelotodo, pero yo veo como que de todo se quejan ¿ustedes no encuentran eso que son como carajillos quejumbrosos?  (…) Si yo tuviera que definir a la generación de carajillos de hoy en día, son chineados, la mayoría”. Lo curioso, en ese mundo al revés, es que quienes están educando a esa generación son personas con la edad promedio del público que está sentado en el auditorio. Entonces, se elabora una parodia de las acciones que los padres de familia han permitido y aún más, promovido en sus hogares.

Por otro lado, el comediante señala  un distanciamiento generacional, él afirma: “cuando yo estaba carajillo no recuerdo nunca haber ido a una fiesta de cumpleaños en donde el 80% de la piñata no fuera maní, ¡mae! y uno no se quejaba (..) hoy en día, no, hoy en día un carajillo entra en crisis existencial porque le salió un  ‘emanems’ azul”. Lo anterior, también alude a la condición socioeconómica de Costa Rica  hace alrededor de unos 30 años y el papel que juega la globalización en la actualidad para sistematizar cómo deberían ser los actos sociales. Es decir, observar cuánto maní tiene una piñata en una fiesta permite interpretar  el nivel socioeconómico de la familia que la organiza, y por ello para mantener el estatus social, se debe recurrir a introducir más chocolates en la piñata. La voz emergente señala los procesos de periferia y de competencia económica desequilibrados.

Asimismo, Jiménez señala que hay un exceso de  información que diferencia a  los grupos etarios, por ejemplo, cuando dice: “¡Mae! ¿Sabe cuál es la diferencia entre usted y yo? Que cuando yo tenía su edad tenía bicicleta y amigos. No estoy desde los 0,5 años viendo Animal Planet ”. Es decir, el otro yo cultural es  visto desde un distanciamiento generacional, que se ve influido por el ambiente y el contexto sociocultural de crianza de los niños en la actualidad en contraste con otros grupos de mayor edad. Se debe tomar en cuenta el factor tiempo, educación, globalización y tecnología.

En conclusión, el “stand up comedy” es un vehículo de voces contestatarias, que utiliza recursos de la realidad nacional para instaurarse en un tiempo carnavalesco y poder hacer uso de la máscara de subjetividad (opinión) compartida con otra parte de la colectividad que está inmersa en el contexto sociocultural. Cabe destacar que estos aspectos también se pueden estudiar en otros vídeos de Hernán Jiménez concernientes al tema de política. Al final del trabajo se adjunta material multimedia de apoyo.

  1. Ingenio en el “stand up comedy”

El ingenio en la creación dramática del “stand up comedy” se analizará como una estética particular en tres campos principales: el lenguaje verbal, el lenguaje no verbal (incluye el apoyo audiovisual y,meramente, visual)  y las temáticas. Conviene, en este punto, recordar que “Es imposible escapar, porque el carnaval no tiene ninguna frontera espacial. En el curso de la fiesta sólo puede vivirse de acuerdo a sus leyes, es decir de acuerdo a las leyes de la libertad. (Bajtín, 2003, p.9). Se indica el fragmento debido a que, el ingenio del “stand up comedy” como tiempo de carnaval no le permitirá a los participantes escapar del desorden que se produce y los convoca a una fiesta de reversión ideológica.

A continuación se brindan varios vídeos en los que se prestará mayor atención al ingenium aplicado por Hernán Jiménez:

En el vídeo anterior, se pudo observar que de un acto cotidiano como se ha vuelto el uso de las redes sociales, Jiménez, hace una crítica; utiliza el caso de facebook para burlarse de los comportamientos reiterativos que se dan en la  cotidianidad.

En cuanto al lenguaje verbal se debe notar que el registro que utiliza el comediante es informal y hace aseveraciones según la temática por ejemplo: “En el facebook todo el mundo está feliz” o “Todo el mundo tiene el mejor novio en la historia de los novios. Todo el mundo tuvo el mejor fin de semana en la historia de los fines de semana”. Ambas frases ejemplifican una crítica social, la primera se enuncia de forma más pausada, pero en la segunda el ritmo enunciativo es más rápido, tal recurso refuerza el reclamo que Hernán evidencia.

Además, él introducirá préstamos lingüísticos que se han popularizado por el uso de redes sociales como cuando hace alusión a los ‘like’, luego de traerlos a colación los señalará como una estética de aceptación social que se está gestando, esto no lo dice literalmente, pero de su crítica se puede extraer.

También, utiliza el neologismo verbal de ‘postear’ como se ve en el siguiente fragmento: “El problema de facebook es que empieza a distorsionar la realidad un experimento interesante si la gente ‘posteara’ su vida tal y como es”, nuevamente el préstamo lingüístico pertenece al inglés y se luego inserta una reflexión subyacente: en Facebook se aparenta que todo está bien, es una parcialidad de la vida real de los sujetos. Como luego se nota cuando Hernán afirma: “que en lugar de estar posteando  fotos del carro último modelo que se compraron pongan fotos del estado de cuenta de la tarjeta con la que lo compró”.

Asimismo, como antes se mencionó, el uso del lenguaje coloquial abunda en la boca de Jiménez, por ejemplo: “¡Mae, pero esta gente qué es que no tiene un segundo de sus emocionantes y excitantes vidas para nada más sentarse en un sillón  de la sala ver una pared y decir: ¡Mierda mi vida no tiene ningún sentido! ¡Digo que creo que a todos nos cae muy bien! lo que pasa es que es imposible hacerlo si hay que  refrescar el hijueputa facebook cada dos minutos ”. Los costarricenses, en general, se pueden ver identificados en el uso del lenguaje que  hace Jiménez, el común ‘mae’, la expresión ‘mierda’ y la muletilla ‘hijueputa’.

Jiménez usa el recurso de alternar diferentes matices de la voz en ocasiones para acentuar frases y emocionar al público; en otras para hacer uso de la ironía y muchas veces para señalar el timbre de voz en imitación a otros personajes, en este vídeo se pudo apreciar un uso nasal de la voz para introducir el mensaje de una amiga de la hermana de Hernán en Facebook.

En cuanto a las temáticas se insertan las discusiones de comportamiento social en Facebook, Hernán señala los “Comportamientos erráticos” que se liberan en facebook y que sólo se dan ahí, además evidencia el uso distintivo del lenguaje en las redes sociales como con el uso de los monosílabos, señala el  “ufff”, asimismo, el uso de cláusulas fraseológicas, el claro ejemplo en el vídeo es: “a partir de qué momento fue que todos  nos convertimos en seres incapaces de redactar una oración sin que sea seguida de un ja-ja-ja- qué es que ahora todos somos comediantes del e-mail”. Finalmente,  señala que hay diferentes usuarios de facebook  como los que se dedican al “Samoeleo Facebookiano” que consta en leer sin publicar, ni participar significativamente.

Finalmente, el lenguaje no verbal, es decir, gestual se extiende al empleo de todo el cuerpo, desde cerrar los ojos y arrugar la cara para señalar asco hasta agacharse  y extender una mano para reforzar el aspecto de periodicidad cuando afirma que nadie en la vida ha tenido un mejor novio en la historia que el que lo dice, (discurso repetido por muchos individuos). Asimismo, el micrófono es un elemento que no sólo se utiliza para hablar y proyectar la voz con él, pues Hernán lo utiliza para imitar a una muchacha que le desea a todos un feliz lunes y con el balanceo del micrófono señala una inmadurez y cursilería que caracteriza  a la muchacha que él está describiendo.

Puede observarse otro de los abordajes que Hernán Jiménez hace al uso del Facebook en el siguiente material audiovisual:

Hay una crítica acentuada hacia el ‘check in’  mediante la propuesta de un botón que marque:  “me vale un culo”. Esto puede explicarse por el uso desmedido que ciertos integrantes de la red social hacen del ‘check in’, pues consideran necesario informar a la comunidad si se han movido a uno u otro lugar y a dónde los pueden encontrar en ese momento. También se puede considerar como una estrategia virtual que cala a nivel de estatus porque entre más ‘check in’ tenga un individuo más serán los recursos económicos con los que cuente para ingresar en los lugares y transportarse hasta ellos.

El segundo ejemplo que se analizará se puede apreciar a continuación:

En el ejemplo anterior, se puede identificar que se utiliza la figura de la Fuerza Pública en el “stand up comedy”. En cuanto al  lenguaje verbal, se nota el uso de un código, que en otros vídeos o presentaciones de Hernán no aparece y es el código formal, precisamente, porque tras el artificio verbal o enunciado subyace una parodia de una seria presentación académica o de análisis, sobre una institución que se supone debería ser estable en su reputación, pero que muestra su debilidad, aún en la falta de estandarización del logo que la representa.

Como señala Jiménez: “uno creería que como esta es la fuerza policial de un país del siglo XXI.. di.. se va a estandarizar, este logo, y se va a imprimir y se va a reproducir de igual manera en cada una de sus representaciones, delegaciones, etcétera,  en la flotilla..eehhh no. Este… lo que han decidido es darle ese camarón al mae más gato de cada una de las delegaciones, el más artista”

Además, en este caso el código no verbal se ve nutrido con el uso de una presentación que funge como un elemento sustraído de la realidad costarricense;esto muestra que el “stand up comedy” es flexible y permite la implementación de otros recursos que manifiestan la creatividad del comediante.

Asimismo, se mantiene el carácter gestual de Hernán con una cantidad reducida, comparativamente, de sus ademanes marcados, es decir hay menos muecas y más gestos sutiles, esto se ha relacionado con la parodia que confecciona Jiménez. Esos gestos sutiles acentúan el perfilado sarcasmo e ironía que Hernán introduce para transmitirselo al público.

Por otra parte, la temática: el hecho de que se empleen las imágenes fotográficas de las delegaciones de Tibás, Montes de Oca, Tres Ríos, el Guarco, Moravia y Guadalupe muestra una extracción representativa de San José y el estado de la Fuerza Pública. Aclaro, que San José, pues por tradición y pruebas históricas se ha visto que es el foco del desarrollo costarricense; entonces si en el foco de desarrollo aún  se ven las inconsistencias que las imágenes presentan el resto de la realidad del país queda en tela de duda. A lo que se suma que el logo es leído como un coreferente de prestigio y estabilidad nacional. Bien lo precisa Jiménez: “la fuerza pública tiene logo, que es un hito del diseño a nivel internacional, el punto es que es un logo muy sencillo (como todos los buenos logos del mundo)”. Esta afirmación es dicha con abundante ironía y significa todo lo contrario, pues la complejidad en el logo exhibe la incapacidad de la Institución de escoger un logo estilizado y con menos detalles.

En seguida se muestran los recursos no verbales gráficos, o sea las imágenes que Hernán sustrajo y la interpretación que hace de cada una:

tibásDelegación de Tibás: Jiménez acota que “la fuerza pública no discrimina cuando de sus modelos se trata, de ahí la  elefantiasis en el brazo del niño, que tiene esa vara hecha una coliflor (…) el oficial llega, lo abraza  y se solidariza con el niño, puesto que él mismo ha vivido en carne propia una artritis ¡del carajo! A lo largo de su vida que es justo lo que le tiene la mano como una espátula de cocina. No, no le está haciendo una llave china ”

Además, otro recurso verbal es la representación de la voz, por ejemplo al parodiar al Oficial Edgardo Villegas con acentuada asibilación del grupo /tr-/ y el tono de sopetas que adquiere.

san pedro

Delegación de Montes de Oca:  A partir de la imagen se construye un relato que explique la razón por la que variación el logo, Hernán afirma que: “aquí, lamentablemente, la historia ya dio un giro triste, un giro inesperado. La historia se pone un poquito oscura porque vemos que al chiquito ya le metieron un meco (…) y el oficial Villegas que ha desarrollado amplio pelaje en la zona de la cejas y ha estado trabajando montones el lado izquierdo de su cuerpo en el gimnasio, sigue ahí..  lo bonito es que sigue ahí al pie del cañón muy a pesar de la inexplicable  transformación de  su mano en una pata de lora (…) le tienen terminantemente  prohibido el uso de armas de fuego porque argumentan que su mano ya, de por sí, es un objeto punzocortante; él parte  naranjas y chayotes en el barrio los chiquillos están vueltos locos”

tres ríos

Delegación de Tres Ríos:

Igualmente, aflora la ironía de Hernán al enunciar lo siguiente: “bonito destacar como el sol naciente, en este caso, es incapaz de derretir las montañas nevadas de los Alpes de Ochomogo”

guarco

Delegación del Guarco: Este es uno de los ejemplos que genera más risa en el público, en especial cuando Jiménez deconstruye el ideal del fuerte y masculino oficial de policía, por eso asevera: “vemos a un Villegas muy deteriorado (…) Sin embargo, hay un destello de esperanza en este bello ejemplar y es que el niño es ahora Franklin Chan

Se puede observar en la imagen  el error de proporciones corporales en cada uno de los entes humanos. Se puede apreciar, también, la precariedad en cuanto a la composición como se reafirma en la imagen siguiente de la Delegación de Moravia.

moravia

Delegación de Moravia: Las contradicciones siguen siendo objeto de burla y reflexión, en este ejemplo Hernán señala que esta versión de Villegas corresponde a un prototípico bailarín de ‘Puchos’, un ‘night club’ ubicado en San José. En este punto, se empieza a dar una inversión, pues la función de policía que mantiene el orden se intercambia con la imagen de un sensual oficial que baila para causar caos.

Jiménez afirma: “vemos, ahora sí,  a un Villegas renovado después de un año sabático, en donde fungió principalmente como bailarín de Puchos. Con esa platilla se llevó a los chicos a playas de Doña Ana en donde se asolearon catorce horas consecutivas sin protección”.

guadalupe

Finalmente, Jiménez exhibe el ejemplo de la Delegación de Guadalupe como el clímax de su presentación, menciona que: “a parte de la clara presencia de una geisha (…) es importante notar que el sol naciente está, ahora, a menos de 24 horas de colisionar con el planeta tierra y  el oficial Villegas ha optado por autoestimularse detrás de la bandera”. Tal afirmación es causa una carcajada colectiva, se completa una imagen sexuada de una figura pública a servicio de la sociedad.

Es conveniente la propuesta del teórico Edmond Cros, luego de haber analizado los ejemplos, pues él establece que “La noción de sujeto cultural forma parte ante todo de la problemática de la apropiación del lenguaje en sus relaciones con la formación de la subjetividad, por una parte, y con procesos de socialización por otra” (Cros, 1997,p.29). Lo que se concreta o extrapola al ingenio del comediante, quien mediante la apropiación del lenguaje establece relaciones con el público y se manifiesta la subjetividad y se enmarcan los procesos de socialización.

En conclusión, se evidencia el efecto catártico aristotélico , pues durante el  espectáculo artístico se presenta como “un espejo fiel, [que] refleja los síntomas del temor y compasión del espectador curándolo de aquello que lo perturba y que le causa esos mismos síntomas de miedo y excesiva piedad en su propia vida” (Raabe,2010,p.52). Ese miedo se puede leer como aquellos aspectos amenazantes  que propician mediante su burla un distanciamiento que los ridiculiza calibrando psicológicamente al sujeto, pues le brinda una oportunidad para exponer o ver sus miedos plasmados en un escenario, reconocerlos en sí mismo y superarlos riéndose de su contexto amenazante.

CONCLUSIONES

Una de las principales que se han encontrado en este trabajo es que el “stand up comedy”, tal como el carnaval bajtiniano no es en consecuencia o una reacción individual ante uno u otro hecho «singular» aislado. Sino que se caracteriza porque todos ríen, es decir, se puede precisar un  humor compartido. Lo que para Edmond Cros es el sujeto cultural en la colectividad.

Por otro lado, se pudo analizar algunas de  las temáticas y sujetos que el “stand up comedy” trae a escena, es entonces como se comprueba la proposición teórica de Bajtín cuando discurría sobre lo carnavalesco afirmando que contiene todas las cosas y la gente. En el caso del comediante costarricense Hernán Jiménez se pudo notar que cualquier sujeto es una opción dentro de la gama de parodia y satirización, desde los niños de las generaciones actuales hasta el oficial Villegas representado en un logo.

El aspecto jocoso se puede considerar una característica vital del “stand up comedy” a la vez que se presenta un alegre relativismo y una risa ambivalente, según la temática tratada por el comediante. De tal forma el público, que no es espectador, sino participante de la parodia misma muchas veces se encuentra riéndose de actos que han cometido, por ejemplo en el tema del uso de las redes sociales, específicamente facebook. Lo cotidiano es un elemento básico representado en extractos parodiados por Hernán Jiménez y que se suman a una superación del sujeto cultural en su entorno. También, se puede afirmar que la carcajada sobre las propias faltas o de personas cercanas es una forma de aceptación social.

Por otro lado, es innegable que el “stand up comedy” del costarricense Hernán Jiménez es un vehículo para la manifestación de las voces contestatarias. Algunos de los recursos que se pudieron apreciar para tales fines fueron imágenes, artículos periodísticos y crítica verbal implícita o explícita.

Asimismo, las estrategias del “stand up comedy” en Jiménez permiten evidenciar las  posturas de poder invertidas, por ejemplo de políticos; también queda de manifiesto  el tiempo carnavalesco del “stand up comedy” mediante el enmascaramiento de la  subjetividad para expresar su opinión, pero más que sólo la opinión de Hernán, éste se constituye en el vocero de las voces emergentes que han sido acalladas y  a las cuales no se les abre un micrófono . Es decir, en la tarima el comediante se vuelve la voz del sector del público que piense o comparta sus argumentos y la parte que puede no compartir la opinión tomará el contraste como punto de partida para reflexionar.

Finalmente, no se puede olvidar la crítica que se trasluce hacia el otro yo cultural y la instauración de un mundo al revés en el “stand up comedy” un espacio en el que el lenguaje verbal, el lenguaje no verbal  y las temáticas toman valor combinándose entre sí para generar el efecto catártico aristotélico, que le permite al pueblo reírse de una realidad nacional preocupante, que inmiscuye a todos luego que el tiempo carnavalesco del “stand up comedy” finaliza. Por ello, del análisis efectuado a lo largo de este trabajo se llega a la conclusión de que es necesario abordar más manifestaciones del “stand up comedy” en general. Sería muy interesante un trabajo de carácter comparativo entre comediantes de diferentes países que hacen “stand up comedy”.

ANEXOS: Otros vídeos.

1

(Óscar Arias estaba en este show) “Los espectadores no asisten al carnaval, sino que lo viven, ya que el carnaval está hecho para todo el pueblo. Durante el carnaval no hay otra vida que la del carnaval.” (Bajtín, 2003,p.9)

2

(La trocha, zona fronteriza, ineficacia de la presidenta Laura Chinchilla. Camote y yuca en la trocha explicaciones ridículas a hechos evidentes)

3

(ingens se juega con el lenguaje desde la designación MOPT hasta la ineficiencia en las soluciones)

BIBLIOGRAFÍA

Citada:

Bajtín, M. (2003). La cultura popular en la Edad Media y en el Renacimiento. Madrid, España: Alianza Editorial. Obtenido de http://historiaiuna.com.ar/wp-content/material/2012_bajtin_introduccion.pdf

Cros, E. (1997). El sujeto cultural sociocrítica y psicoanálisis. Buenos Aires, Argentina: Ediciones Corregidor.

Raabe, E. (2010). Arte escénico y homeopatía. Revista ESCENA, 33(67), 49-56.

Segura Munguía, S. (2003). Nuevo Diccionario etimológico Latín-Español y de las voces derivadas. Bilbao, España: Universidad de Deusto.

Vargas, H. C. (2007). La comedia togata y la vida cotidiana en la Roma arcaica. San José, Costa Rica: Editorial UCR.

 Consultada:

Castellón Alcalá, E. (2008). Los monólogos. Algunas notas para su análisis. Actas del VIII congreso de Lingüística General, 3-25. Obtenido de http://www.lllf.uam.es/

de Rojas, A. (1993). Catarsis y sociedad. Santa Clara, Cuba: Ediciones Capiro.

Murillo, J. C. (1999). Sobre la trayectoria y evolución de la tragedia nueva. Káñina, Revista Artes y Letras Universidad de Costa Rica, XXIII(3), 67-80.

Nietzsche, F. (1992). El origen de la tragedia. (E. O. Mauri, Ed.) Distrito Federal, México: Espasa-Calpe Mexicana, S.A.

Noel Lapoujade, M. (1993). La noción de catarsis, encrucijada del pensar. Káñina, Revista Artes y Letras de la Universidad de Costa Rica, XVII(2), 227-231.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s