Los Rosacruces en Costa Rica Por: Marianella Orozco Orozco

Los Rosacruces y su influencia en la modernización de la sociedad


Por: Marianella Orozco Orozco

Introducción

Esta reflexión pretende aproximarse al concepto Rosacruz y la participación de sus afiliados en la definición de valores sociales, morales, espirituales del costarricense. Quiénes son los rosacruces, dónde y cuándo surge la orden, cuál es su esencia filosófica, qué participación tiene en cuanto al progreso social y cómo se comporta en tiempos de la postmodernidad son algunas de las cuestiones que se intenta abordar en este escrito.

Ver:  http://www.youtube.com/watch?v=3-e-0HA_8QE&w=420&h=315

El constructo conceptual es difícil de precisar dada su arcana naturaleza, ya que pocos son los registros que documentan fielmente el origen, desarrollo, evolución, orientación filosófica y proyección social de la organización. Sus enseñanzas se centran en una visión progresista, basándose en una compleja visión cosmogónica acerca de los períodos del mundo, las revoluciones, las épocas, las razas y la constitución y evolución del ser humano (Heindel, 1930:56).

El objetivo primordial de sus doctrinas pretende “hacer hombres mejores” (Heindel, 1930:56) por lo que aquellas verdaderamente relevantes se refieren a la Ley de consecuencia (según la cual todo ser está sujeto al renacimiento) y a la ley de la siembra y la consecha. Dentro de esta perspectiva esecialmente humanística, sus enseñanzas pretenden ser amigables con cualquier credo incluyendo al agnosticismo, pues la máxima principal consiste en el desarrollo del alma.

 Los Rosacruces: ¿una asociación, una religión o una secta?

El rosacrucismo  es un movimiento histórico centenario de dispersión mundial cuya presencia y efecto en las diferentes sociedades no puede precisarse fácilmente.  Definirlo como un movimiento asociativo, una religión o una variante sectaria no es una labor sencilla.

Si una forma asociativa se entiende como la congregación de un colectivo reunido con el propósito de alcanzar  un fin común, tal que desarrollan un cuerpo de ideas, propósitos y prácticas afines a la mayoría de los miembros que la conforman, tal congregación adquiere una personalidad propia que le distingue de otros grupos sociales. Según esta noción, los rosacruces pueden etiquetarse como tal.

Ahora bien, al tratar de un grupo de simpatizantes con una doctrina religiosa, política o filosófica que por el grosso modo de su ideología se diferencian a sí mismos dentro de una colectividad mayor a la que también pertenecen, podemos pensar en el rosacrucismo como una secta; mayormente si, este grupo disidente se separa de su fuente original en forma tan radical que sus ideas, creencias o conductas  son concebidas por los demás de  forma peyorativa, pues en tal caso se estaría de frente a una concepto de grupo cuya doctrina raya la herejía.

Por otra parte, el rosacrucismo intenta responder a  cuestionamientos comunes para todas las sociedades, sin distingo de edad, género, raza, religión o estrato social; estas preguntas han sido una constante para todas las edades de la historia de la humanidad y todas las religiones  intentan responder en forma integral a estas preocupaciones humanas.

En este sentido puede pensarse en este movimiento como una religión, pues  sus prácticas se concelebran en comunidad y su principal función consiste en  definir, fijar e acentuar actitudes y creencias que cohesionen la sociedad, sin embargo el rosacrucismo difiere de esta última en que no es de orden  colectivo en amplio sentido. Al igual que la religión, ha jugado un importante papel como instrumento de control social, interviniendo en la adaptación cultural dentro de un entorno de constante cambio, mediante acciones ideológicas tendientes al progreso.

Lo que piensan los Rosacruces de Dios

Si bien, la orden es el resultado de una de las iniciativas más antiguas de la historia, no se habla de ella como de un cuerpo de insoluble solidez filosófica y estructural. Evidencia de la heterogeneidad de su complexión es la diversidad de símbolos y nombres constitutivos adoptados por las diferentes fraternidades.

Sin embargo, pese a tales diferencias de ideas y aspiraciones, todas ellas conservan un fundamento filosófico conformado por un cuerpo de creencias místicas, en las que se concibe al ser humano integrado por: un cuerpo denso (es el cuerpo físico), un cuerpo vital (es el éter), un cuerpo de deseos (es la parte emocional del ser humano que se refleja en el aura), la mente (especie de intercomunicador que permite al Ego comunicarle su voluntad en forma de palabras, ideas, pensamientos, etc.) y por último el Ego (una parte de un Dios omnisciente que encarna en la persona). Se entiende la encarnación como un estado de involución y la reencarnación como la lucha del espíritu por evolucionar hasta la plena integración al Dios, quien es su punto de partida. (Heindel,1972:21).

Esta explicación antropomórfica incluye una explicación teológica de un dios conceptualmente equivalente  con el Cosmos y la Naturaleza. Cada ser vivo es un elemento vive en perfecta armonía con la naturaleza, lo que le da  propósito y sentido de vida. El rosacrucismo sostiene que es posible para cada individuo, desgastado a por las verdades exiguas y buscador de conocimientos orientados al sentido de la vida, alcanzar  el poder de forjar su propio destino, y potenciar una cantidad ilimitada de facultades internas latentes.

Información disponible: material y electrónica

La información existente, relativa al devenir del rosacrucismo, no es de fácil acceso. Pese a que las fuentes de información son diversas en la red, las fuentes físicas son escasas y con información de poca actualidad. Los sitios web en internet, por otra parte, presentan una gran cantidad de información que no es consistente entre sí, lo que tiende a crear confusión.

Así, esta monografía se perfila como un documento informativo acerca de la situación actual del Rosacrucismo que incluye datos relevantes sobre su origen, evolución doctrinas y enseñanzas. Cabe destacar, que la orden conserva un importante misticismo en torno a sus rituales  y ceremonias, incluyendo enseñanzas que no comparten con el público abiertamente.

¿Porqué  me concierne el tema rosacruz?

El dicho popular reza: “no se aprecia lo que no cuesta”, principio que aplica cuando se considera la forma en que la generación actual disfruta de los muchos beneficios que le brinda  la sociedad moderna, sin caer en conciencia del coste que dicha modernización tuvo para sus gestores, ni de cómo fue la vida antes de la aparición de ellos: En este marco, esclarecer el concepto Rosacruz y su influencia  en la modernización de la sociedad contribuye al despertar de esa conciencia, para lo cual resulta esencial aproximarse al concepto rosacruz desde diversas perspectivas:  por una parte abarcando sus enseñanzas, sus prácticas y su organización interna; por otra, acercándose al rosacrucismo como una organización social, religiosa o sectaria, asimismo a la injerencia del movimiento en América y Costa Rica.

Hipótesis

Del deterioro de las formas absolutistas de organización social de la Europa Medioeval emerge el texto cultural de las asociaciones clandestinas ordenadas bajo principios de igualdad, libertad y fraternidad, de las cuales una de las mas icónicas y polémicas es la Orden Rosacruz; este discurso moderno de subversión, aunque se remodela, continúa vigente.

Nociones fundamentales

La alquimia es un concepto fundamental dentro de la filosofía rosacruz, que propone la existencia de un poder misterioso que faculta a la persona para transformar metales en oro. De origen muy primitivo, esta práctica  tuvo dos diferentes causes de desarrollo: la ciencia y la filosofía. Los principios alquímicos según la vertiente científica, dieron origen a la óptica, física, medicina; la tendencia filosófica se orientó hacia formas más esotéricas de conocimiento tal como la astrología, el espiritismo, magia, mediumnidad, reencarnación y, la Piedra Filosofal o clave mística con la que se es capaz de lograr la habilidad para transmutar un metal en oro y transformar la naturaleza caída del ser humano en una naturaleza sublimada.

El discurso rosacruz parte de premisas cristianas y esotéricas para configurar sus enseñanzas, por lo que se convierte en una forma de gnosticismo que, pese a haberse dividido en varias sectas a lo largo de la historia, conservan el mismo tronco epistemológico relativo al conocimiento misterioso y oculto de las cosas. Siguiendo las ideas de Cros, la esencia del pensamiento de tales sectas responde a la noción de ideosemas, donde ideosema se entiende como un conjunto de signos relacionados en forma tan coherente y dinámica que conforman una estructura textual en sí misma, cuya decodificación no es puramente semántica y su función consiste en ligar las prácticas discursivas a las ideológicas (Cros, 1997:18); esta última resume el objetivo mismo de la sociocrítica.

La sociocrítica crosiana requiere de la comprensión del instrumental teórico empleado por Cros para aparejar la crítica artística a la crítica cultural. Las herramientas teóricas incluyen conceptos como genotexto y fenotexto, refiriéndose con el primer término al estado de la enunciación en el cual esta no ha perdido su contenido semántico originario, y con fenotexto a aquel en el que el genotexto ya ha sido gramaticalizada; es decir, la enunciación ya ha atravesado un proceso de desgaste de su sentido primigenio y se convierte en un elemento gramatical.

El concepto de fenotexto remite de inmediato al espacio en el que se organizan las nociones responsables de la semiosis textual, al que Cros llama morfogénesis. El proceso semiosis hace posible la identificación de un esquema narrativo (llamado por Cros texto cultural) que se presenta en forma fragmentaria precisamente porque es un producto cultural; es decir, un bien colectivo, retransmitido una y otra vez; manipulado en cada retransmisión tanto que sus marcas originales se han perdido, pero cuyo núcleo semántico permanece inalterable.

El concepto de texto cultural supone la existencia de una instancia discursiva ocupada por un sujeto de la enunciación, un sujeto necesariamente colectivo, que a su vez se encuentra difractado en dos espacios: por una parte el. sujeto cultural o instancia que responde cuando la cultura le convoca sometiéndose ideológicamente a ella y, por otra, el sujeto del deseo o aquel que no se pronuncia a sí mismo en tanto no es capaz en forma individual de influenciar la ideologia de la cultura en la que vive. (Cros, 1997:10.).

En este sentido, el surgimiento de una clase intelectual proclive a abandonar las filas del conocimiento dogmatizado y supersticioso de la educación confesional durante la edad media –para darse cita en lugares tan secretos que les conferían protección contra la persecución eclesiástica- y cultivar el conocimiento forjado por la razón, da cuenta del genotexto según Cros.

La historia da cuenta de la forma en que estos grupos evolucionan hasta su estructuración en el siglo XVII. El sentido primigenio del concepto al que apuntan estos grupos se modifica tanto como la forma en que se hacen llamar; de estar formados por jóvenes con intelectos inquietos pasaron a conformarse por gestores de profundos cambios de organización social, política y económica, de autoidentificarse con el concepto de hermandad pasaron a autodefinirse como órdenes.; este fenómeno de resemantización apunta al concepto crosiano de fenotexto.

 

Desde la Sociocrítica de Edmond Cross

 Abandonar el acercamiento a los textos literarios a partir de teorías inmanentistas condujo a la  recuperación  del texto como un fenómeno propio  de la socialidad. La sociocrítica surge como una propuesta teórico-metodológica que asume el texto literario como un producto social determinado por condiciones histórico-culturales y, por ende, como un mecanismo productor de ideología.

Edmond Cros, importante teórico de la sociocrítica, entiende todo producto cultural (manifestaciones de la literatura, cine, arte) como obra de una serie de fenómenos de la conciencia que se produce y consolida como un sistema de signos cuyo sentido está dado por lo social.

Según Cros, la instancia mediadora entre el texto y las estructuras sociales es un tejido discursivo generado por la actividad y las relaciones dadas dentro de una sociedad determinada, y que se mantiene en constante cambio a causa de las tensiones que sostienen entre sí. Así pues, entiende texto como una práctica derivada del devenir ideológico; en consecuencia, Cros se detiene en la investigación de las prácticas y formaciones discursivas, así como de los procesos de codificación y decodificación y el funcionamiento de los textos.

Para él, el sentido textual se origina en la gramaticalización de la enunciación, a la cual él llama genotexto; es en este nivel donde se origina la productividad significante, la cual no es posible aprehender por sí misma sino por la forma fenotextual adquirida. Conceptos como este y otros relacionados (genotexto, fenotexto, funcionamiento textual) conforman la primera etapa de la investigación sociocrítica crosiana.

Una segunda etapa, está definida por un mayor afán cientificista dentro del que forma el concepto de ideosema. Dicho concepto es en sí la superación conceptual del genotexto, pues concibe al ideosema como un articulador semiótico y discursivo de las prácticas sociales y discursivas que hacen posible el funcionamiento del texto. Este concepto expande las posibilidades de la sociocrítica, abriendo su campo de investigación desde el texto literario hacia la sociocrítica de la cultura A partir de la explicación de la sociabilidad inscrita en todo producto cultural, Cros piensa que el análisis de la función ideosémica puede referirse a toda forma de producción cultural.

De acuerdo con esta teoría, la percepción del funcionamiento de la ficcionalidad en el texto literario opera de la misma forma en cuanto a la percepción de la sociabilidad en el texto cultural. Así, los ideosemas conforman campos morfogenéticos que emergen en los objetos culturales y que son los que sitúan al texto en términos socio-históricos.

De este modo, Cros crea la coyuntura teórica de la sociocrítica con el estudio de la cultura, que a su vez, es el campo de formación de la ideología. Es la cultura la que enraíza el colectivo en la conciencia de sí mismo, de su auto concepción. Esta cuestión de identidad colectiva remite conceptos como el del sujeto cultural y texto cultural.

Un sujeto colectivo es creador de un bien ideológico en el que protagoniza y antagoniza su función, donde las fuerzas que entran en tensión ponen de relieve el problema del proceso de inversión del sentido de la otredad presente en el objeto cultural. Una dinámica tal implica la presencia de productos semióticos que suponen múltiples experiencias, de diversos sujetos culturales conformados por un tejido de discursos inter e intratextuales, es decir, un sujeto transindividual y, por ende, un sujeto del deseo; a saber un nivel de no consciencia, cuya identificación es posible gracias a la presencia casi imperceptible de indicios muy tenues.

La ideología, definida por la RAE como “el conjunto de ideas fundamentales que caracterizan el pensamiento de una persona, una colectividad, una doctrina o una época” (RAE, 2005), actúa como regente de la conducta y del pensamiento de colectividades, en razón de ser promovida por los aparatos sociales y de estar “destinada a ocultar ciertos discursos socialmente contradictorios” (Van Dijk, 1996:19). En este sentido la sociocrítica cultural crosiana relaciona la práctica social con la conciencia de sí misma a fin de identificar las formas en que se encuentra presente lo ideológico.

Según esta teoría, el producto cultural no es un fiel reflejo de realidades específicas.  Si bien existen condiciones sociales asociadas, entre un texto cultural y la realidad social interviene una serie de mediaciones que la sociocrítica pretende elucidar. La sociocrítica de la cultura parte del análisis de diversos productos culturales, para identificar la presencia de ese núcleo semiótico (campo morfogenético) en el que “se ha cristalizado y condensado la esencia de una signifcación” a la que es posible acceder únicamente dentro del contexto del conjunto de sus estructuras (Cros, 1997:26).

De acuerdo con la sociocrítica crosiana, un texto cultural emergente es una pieza discursiva  sujeta a fenómenos ideológicos cuya identificación y explicación requiere de un instrumental metodológico, que incluye una lectura fragmentaria a partir de indicios. La lectura como estrategia metodológica se configura como la única vía de acceso al texto.

El trabajo de explicación propone una lectura morosa, sintagmática, exegética del sujeto del deseo, al cual es posible reconocer únicamente mediante el acercamiento a  las estructuras del pensamiento colectivo y a los aparatos sociales que validan y promueven el corpus de ideas que rigen su conducta.  El sujeto del deseo y el sujeto cultural, dentro de esta teoría, se refiere a un ente colectivo que dice y  que es dicho, ambos son entes atravesadas por los discursos circulantes en los grupos sociales de los que ha formado parte.

La formación ideológica se registra en el texto en un acto no consciente del sujeto cultural; de manera que, mediante el proceso producción textual el emisor pone en juego todos aquellos discursos sociales por los que está moldeado, organizándolos, distribuyéndolos y combinándolos incluso hasta la abjuración.

Los discursos que tejen el texto definen la interdiscursividad textual; el fin de la lectura interdiscursiva consiste en identificar las huellas de los diversos discursos presentes; por otra parte la intratextualidad conduce a la comprensión de la forma de auto reconocimiento por parte del sujeto cultural.

En el mismo sentido, María  Amoretti,  coteja el texto con el campo de la realidad social.  Para ella el término texto supera la materialidad de la enunciación escrita e incluso la concepción de una pieza discursiva cualquiera que sea la modalidad de su presentación, su sentido  es mucho más abarcador,  pues, para ella, todo es susceptible a la lectura, es decir, texto es todo aquello que se configure como signo (Amoretti, 1991:48).  La realidad social, según este concepto, se organiza como un campo semiótico donde todo significa y por tanto todo es apto para ser leído.  Según esta concepción de lectura, el texto se dispone como una parcela de construcción del conocimiento: “el texto es un campo metodológico, se experimenta en un trabajo de producción” (Amoretti,1992: 48).


Historia y evolución de la Orden Rosacruz

El origen de esta fraternidad divide actualmente a los estudiosos del tema. Para algunos de ellos, la orden nació en 1407 con  un pequeño grupo de ocho personas lideradas por Christian Rosenkreuz. Otros, por su parte, piensan que la existencia de Rosenkreuz no es más que un citado mítico bajo el seudónimo de Cristian Rosenkreuz. También se piensa que el seudónimo pudo ser usado por otros personajes realmente históricos como Francis Bacón con el fin de ocultar su verdadera identidad.

Seguir la huella del comienzo de este movimiento filosófico-religioso remonta a las “escuelas de misterios y de los conocimientos secretos”, del antiguo Egipto, establecidas durante el reinado de Thumose III, hacia el año 1500 antes de Cristo. Posteriormente, el faraón Amenhotep IV, quien fue jefe de tales escuelas  abolió “ el politeísmo” y fue  considerado por los rosacruces como su “gran maestro”.

Esta filosofía alcanzaría el mundo occidental en el siglo 600 o 700 a.C. presentando una nueva forma de relacionarse con Dios, que según los rosacruces, adquiriría durante la Edad media la forma de cristianismo. Sin embargo la Iglesia vio el rosacrucismo como el icono del sectarismo gnóstico, lo que condujo a las hermandades a vivir y propagar sus enseñanzas en absoluta clandestinidad.

El rosacruz busca la unión con Dios, a través de la oración, el aislamiento, la meditación y el ayuno. Dios es, en realidad, un Poder Espiritual que le mostrará al iniciado el fin y proceso de la evolución humana; el camino que ha de recorrer en el viaje desde la evolución pasada, la constitución del presente y el secreto del futuro, como partes de un integral desarrollo del hombre.

Ver: http://www.rosacruz.org/pdf/dominio.pdf

Durante la Edad Media los pensadores tenían dos vías de desarrollo del alma: la mística y la intelectual. Para entonces, la educación era de naturaleza confesional y estaba disponible únicamente para las clases privilegiadas; de modo que la mística era la opción para quienes deseaban una posibilidad de estudio y, sobre todo, fuera del marco eclesiástico. En este sentido, las órdenes secretas constituyeron una posibilidad para el desarrollo del pensamiento.

Se ve así, en la Edad Media, el surgimiento de un sujeto cultural caracterizado por apartarse de las normas y convenciones sociales en relación con las formas conocidas de espiritualidad; se dice, en este caso, de la emergencia de un sujeto que  reniega de los hilos discursivos-religiosos que lo atraviesan y en esa negación de la espiritualidad conocida transgrede los paradigmas establecidos y aceptados, con miras a trascender y alcanzar una forma superior de vida, que supone a la vez, una nueva fe; un sistema de creencias diferente en un “dios” diferente que habita en una “instancia” diferente.

Este sujeto cultural medieval se ha “actualizado” reelaborándose con el advenimiento de cada  ola de modernidad; sin embargo, con un visaje diferente conserva su esencia identitaria en tiempos postmodernos. Dentro de una sociedad occidental que dice de sí misma poseer un alto nivel de tolerancia hacia la diversidad (étnica, política, religiosa, sexual, etc.), este sujeto se yergue reelaborando el paradigma de apertura cultural. El rosacruz orienta esa “apertura”  hacia un supuesto discurso religioso oculto en las Sagradas Escrituras, a partir de cual elabora un constructo ocultista que se opone a la esencia del cristianismo.

De la misma forma que reniega de su “mundo conocido” al aspirar a una forma de vida superior, este sujeto abjura de su propia inspiración, pues su encuentro con Dios es en realidad un encuentro con Ego, a quien a la vez porta en el microcosmos de su interior. En este sentido se estrechan lazos con Dios a través de méritos; siendo este mérito el producto acumulado de las buenas acciones pasadas (según Heindel) de manera que la nueva consciencia de sí mismo no es realmente diferente a la que ya tuviera aún antes de situarse como aspirante.

Los tres Manifiestos

Según los archivos rosacruces, un movimiento muy particular se produjo en las Escuelas Iniciáticas del siglo XVII, del cual deriva la actual técnica rosacruz; dicha declaratoria se resume en tres tratados especiales: la Fama Fraternitatis, la Confessio Rosae Crucis y las Bodas Químicas de Cristian Rosenkreuz, cuya autoría  se le confiere (sin ninguna prueba para ello) a Johann Valentín Andreae. Muchos personajes célebres y grandes benefactores de la humanidad pertenecieron a la Orden Rosacruz, entre ellos: Pitágoras, Descartes, Isaac Newton y Benjamín Franklin, entre otros.

Con la aparición de los documentos el movimiento se dio a conocer por primera vez públicamente  con nombre Rosacruz. Estos manifiestos constituyeron uno de los elementos preparatorios para el resurgimiento cíclico de la Orden, pues en ellos se registran sus primeras referencias históricas.

Ver: http://rey-salomon.blogspot.com/2008/04/los-manifiestos-rosacruces.html

Simbología Rosacruz

El símbolo representativo de los rosacruces no es único para todas las organizaciones; contiene como elementos básicos de su diseño una cruz y  una o más rosas que la decoran. La diversificación de los modelos depende de la doctrina adoptada por cada organización y puede incluir formas geométricas, estrellas, símbolos egipcios, alquímicos (combina elementos de la química, metalurgia, física, medicina, espiritualismo) o cabalísticos (que combina elementos sobre preceptos y reglas superiores relacionados a las Sagradas Escrituras). El término «Rosacruz» también designa en masonería el séptimo y último grado la masonería e incluso al miembro de la masonería que ha alcanzado el grado de “Caballero Rosacruz”.

Para los místicos medievales, la comunicación del hombre con Dios se da a través de símbolos que se le revelan a través de sueños, visiones  e intuiciones que les proporcionan imágenes conectadas a sus enseñanzas, de ahí que los rosacruces son amplios conocedores de los elementos de los símbolos.

De acuerdo con el concepto crosiano,  un enfoque semiótico aborda los emblemas como pistas que posibilitan una interpretación sociocultural. En este particular, la simbología de los elementos presentes en él constituye un conjunto de idiosemas, cuya lectura debe realizarse en el contexto de su aparición. Algunos elementos de los que he hecho lectura en el símbolo rosacruces  de la AMORC son:

  • La rosa en el centro de la cruz: representa el espíritu  irradiando de sí los cuatro elementos (cuerpo denso, cuerpo vital, cuerpo de deseos, mente). El hecho de que la rosa esté sobre la cruz implica la liberación de la naturaleza caída y apasionada de la humanidad.
  • La columna o eje vertical de la cruz: simboliza el estado inicial del hombre, un estado semejante al de las plantas, sin voluntad, sin deseos. También el vertical tiene una implicación fálica; indica la inclinación a las prácticas amorosas con fines únicamente reproductivos. Indiscutiblemente un acto de amor hacia un ser que espera con ansias que un amigo le proporcione un cuerpo para reencarnar. El acto sexual nunca será practicado por un rosacruz con fines de gratificación sexual.
  • El eje transversal cruzando el vertical: indica el estado del hombre en que poseía cuerpo denso, vital y de deseos pero no la mente, asemejándose en su naturaleza a la del estado animal.
  • El triángulo que la enmarca: es el símbolo de la evolución pasada, la constitución presente y el desarrollo futuro del hombre; es decir, los tres estados en el proceso de desarrollo de la humanidad desde el estado primigenio de la involución hasta la evolución suprema de la divinización.
  • La flor, como planta: simboliza el estado de pureza en el que se perpetúa la especie
  • El madero más largo: representa el cuerpo
  • Los horizontales: representa los brazos
  • El madero corto (superior): representa la cabeza
  • Lugar de colocación de la rosa: representa la laringe.
  • El color de la rosa: es el  rojo-sangre, representa el sentido de vitalidad no de sensualidad que recorre el cuerpo humano.

Por supuesto, el análisis profundo de los símbolos rosacruces muestra una preocupación colectiva flotando en el ambiente. El discurso rosacruz expresa la inquietud que da origen al movimiento: hallar una posible solución al gran enigma de la vida, quizá en un intento de recuperar la conciencia de sí mismo; y en la enunciación de dicho discurso, la simbología se constituye en un elemento de cohesión, un rasgo distintivo que proporciona sentido de pertenencia.

 


El Ciclo de 108 años, los Rosacruces y otras órdenes secretas

El ciclo de 108 años

El ciclo se refiere a un período de actividad rosacruz de 108 años, seguido de una fase de sueño de igual cantidad de años, para luego reiniciar su actividad por un lapso igual.

La primera aparición de los rosacruces en América se registra en 1693. Provenientes de Europa, estos inmigrantes se movieron en diferentes direcciones de los Estados Unidos  llevando consigo sus creencias y doctrinas. Gracias a su quehacer en el campo de la educación, se produjo una serie de instituciones americanas, a través de las que el mundo de las artes y de las ciencias alcanzó un gran desarrollo. Todo este acontecer se vio muy favorecido por la relación con personajes muy importantes de la clase alta, tal como Benjamín Franklin (1706-1790) y Thomas Jefferson (1743-1826).

Ver: http://www.amorc.es/historia.html

En 1801 la Orden entra en un período de silencio que terminaría con la aparición en 1909 de Max Heindel. Esoterista danés interesado en la filosofía Rosacruz, Heindel se traslada a los Estados Unidos y funda la Fraternidad Rosacruz (FRC) bajo el concepto de una asociación de místicos cristianos. La filosofía rosacruz impulsada por Heindel se desarrolla según la tradición cristiana, cuyo eje conceptual parte de una interpretación esotérica de la Biblia al amparo de la astrología.

Seis años después, el movimiento se fortalece con el surgimiento del liderazgo de Harvey Spencer Lewis, estudiante de esoterismo muy interesado en la filosofía rosacruz, iniciado en Francia y nombrado para reactivar el movimiento en dicho continente.

Los aportes de Spencer, además de constituir la AMORC y elaborar los rituales más practicados en la Orden, consistieron en un conglomerado de enseñanzas según la tradición del Antiguo Egipto. Dada la orientación a la tradición egipcia y a su simpatía con la teosofía de una conocida ocultista de su tiempo, la AMORC fue denunciada por la FRC como una organización que adultera los principios fundamentales del rosacrucismo.

Rosacruces y Masones

En la investigación del tema de los rosacruces, su relación con la masonería constituye un rubro importante. Por mucho tiempo se creyó que los términos francmasón  y rosacruz correspondían al nombre de una única orden, separada en determinado momento para tomar dos vías de desarrollo: por una parte, la masonería, atraída por el iluminismo, desarrollaría la parte filosófica humanística y la filantropía. Los rosacruces, por su parte, se avocarían a profundizar la filosofía esotérica y alquimista.

Los rosacruces tienen logias que, conformadas sólo por masones, conciben la “vía rosacruz” como una mejor forma de acercarse al mundo espiritual. Existen aspectos de menor importancia coincidentes entre ambas asociaciones tales como el uso de mandiles y otros accesorios; aspectos de mayor importancia residen en sus ritos; la iniciación en el caso de AMORC  se asemeja  al  de la masonería: se realiza en una logia, con  oficiantes de ceremonia, se cumple con un ritual específico, se enuncian palabras de pase, se emplean signos secretos; mientras que la iniciación propia de los seguidores de Max Heindel consiste en  una iniciación privada y más espiritual.

En realidad, la Orden Rosacruz con mayor influencia masónica es aquella que sigue la tendencia egipcia, seguidora de los ritos  Menfis, Misraim y Menfis-Misraim,  de la cual procede la AMORC. Esta última en su texto Preguntas y respuestas rosacruces, sostiene que la relación existente entre la Orden Rosa Cruz y la francmasonería fue muy estrecha durante el siglo XVIII, pero que tanto las entidades como sus actividades son completamente independientes, sin que por ello existan antipatías entre ellas. Tanto es así que una persona puede afiliarse a ambas órdenes.

Si bien el humus de ambas organizaciones es común, de él se desprenden algunas semejanzas y diferencias:

  • Semejanzas: Ambas son órdenes (organizaciones jerarquizadas y estructuradas en grados); de carácter iniciático (se pasa de un grado a otro superior mediante rituales de iniciación); de orientación esotérica (para minorías); que hunden sus raíces en un pasado muy remoto; poseen sistemas de códigos (signos, toques y palabras); realizan sus trabajos en logias dirigidas por  maestros; emplean mandiles; comparten numerosos principios filosóficos.
  • Diferencias: La organización en grados varía en cantidad y mecanismos de ascensión; sus sistemas de enseñanza son distintos; en la rosacruz se escucha el discurso del maestro y se retiran, y en las tenidas o masónicas se exponen las opiniones de los miembros; el mandil rosacruz es triangular, el de la masonería es cuadrangular; la masonería presenta una mayor orientación política y social, el rosacruz se encamina al desarrollo de las potencialidades de la persona, la alquimia y la astrología. Ver: http://centinela66.wordpress.com/2007/07/04/escrito-sobre-los-templarios-rosacruces-y-masones/

Los rosacruces y los Iluminados

A finales de siglo XIX y principios del XX, de la Societas Rosicruisiana in Anglia (S.R.I.A.) surge una nueva tendencia conocida como Thelema y liderada por Aleister Crowley, el más grande mago y ocultista del siglo XX. Crowley dio a conocer la filosofía Thelema mediante el lema  “Haz lo que quieras, eso debe ser toda la Ley”. Su tesis fue ampliamente acogida por artistas, músicos y filósofos y se orientó en tres vertientes: Magia del Caos, el luciferismo y el satanismo. Entre las órdenes que siguen al luciferismo en la actualidad destaca la Orden de los Iluminados o Iluminati.

“Los Iluminados” es el nombre de una de las sociedades secretas que proliferaron entre el siglo XVII y el siglo XVIII. La orden nace en Alemania despertando mucha polémica debido a sus principios anarquistas. Para ellos no tenían valor alguno los conceptos de familia, sociedad, patria; sus ideas pretendían la emancipación de toda forma de autoridad, por lo que no creían en el gobierno, la nación ni en asuntos de fronteras (Galán, 2008:130).

Defendieron las ideas de igualdad, libertad y fraternidad con base en la subversión, de ahí que se les relaciona directamente con la lucha contra el cristianismo, su promoción intelectual de la Revolución Francesa y sus ideas acerca de un nuevo orden mundial.

La creación de este Nuevo Orden Mundial pretende implantar un gobierno mundial, un banco mundial y un dios universal a través de las guerras calientes. Con miras a lograr el objetivo propuesto, los Iluminados insertaron sus miembros en puestos estratégicos en negocios, ciencia, enseñanza, medicina, ejército, investigación, industria y otros campos, de modo que puedan formar a las élites políticas e intelectuales y tener acceso al poder.

Si los masones y los rosacruces se autodefinieron como entidades apolíticas, los Iluminados, en cambio,  se destacan por tener un programa político bien definido. Al igual que estas otras órdenes, tienen una orientación esotérica y para su organización adoptaron aspectos organizativos masónicos tales como la logia y la jerarquía.

La estrategia de infiltración Iluminati ha sido tan efectiva que su orden se encuentra presente en posiciones estratégicas en todas las esferas de la actividad humana actual, desde donde ejercen el poder en forma muy efectiva. Prueba de ello, es la presencia de su símbolo en el billete de un dólar americano. Ver: http://www.las21tesisdetito.com/iluminati.htm

Teorías conspirativas:

Un punto de contacto importante entre la filosofía rosacruz y la de los Iluminatis consiste en la creencia de que la existencia de la humanidad debe mantenerse en equilibrio con la naturaleza. Según los expertos en el tema, el planeta puede soportar una población de 500 000 millones de habitantes y la densidad poblacional sobrepasa esta cantidad en 5,6 millones de habitantes.

Se conoce como Teorías Conspirativas al conjunto de supuestos que adjudican a los Iluminatis la autoría intelectual de los genocidios y otras muertes masivas en la historia. Según estas teorías, eventos como la masacre judía por los Nazis, las hambrunas en África, la caída de las Torres Gemelas, la aparición del SIDA, el Ántrax y otros virus similares, han sido controlados por los Iluminati, quienes buscan disminuir la sobrepoblación y cuyo éxito obedece al poder satánico al que rinden culto.

Se presume que dichas intensiones se encuentran registradas en la correspondencia sostenida entre  Albert Pike (masón, honrado en Washington DC con una estatua)  Giuseppe Mazzini durante los años 1870 y 1871. Se supone que las nombradas cartas se encuentran en el  Museo Británico, aunque la entidad desmiente su existencia.

En los presuntos documentos Pike le hace saber a Mazzini el plan de los Illuminati para el futuro del mundo: fomentar tres guerras que involucraran al mundo entero.

  • ·En la primera de ellas, se derrocó a los zares rusos convirtiendo el país en sede del comunismo ateo, de manera que Rusia se constituyera la oposición controlada y antítesis del capitalismo de la sociedad occidental.
  • ·Los objetivos de la segunda consistieron en estimular la formación de dictaduras  que se opusieron a las democracias en Europa, de manera que la tensión entre los diferentes regímenes provocó una nueva crisis política mundial cuyo principal resultado fue el establecimiento del Estado soberano de Israel en Palestina.

En realidad, parte del plan consistió en crear tensiones en el interior de las repúblicas mediante la pugna de los dos regímenes (capitalismo-comunismo) por lograr la hegemonía. De ahí, que todas las guerras civiles ocurridas en las nuevas naciones durante la época se atribuyen al movimiento Iluminati.

  • La tercera y definitiva guerra se desataría a partir de los enfrentamientos entre sionistas y musulmanes, de donde habrá de surgir el nuevo líder mundial, a saber, el anticristo.

La idea es ir agotando la mentalidad de las masas a través de múltiples conflictos sociales y políticos de manera que la gente pierda la confianza tanto en uno como en otro régimen; en esta condición, las multitudes estarían preparadas para aceptar el lema rosacruz de Thelema, donde la libertad para hacer lo que se quiera conducirá, inevitablemente, al caos social.

En medio del caos, la desilusión del cristianismo animará a las multitudes a buscar otro objeto de adoración; en esta búsqueda creerán encontrar respuesta en la aparición pública del nuevo líder mundial y en los valores religiosos propuestos por él, los cuales se concentrarán en la doctrina de “Lucifer”.

Cabe destacar que no todas las ramificaciones de la Orden Rosacruz comparten o promueven esta ideología, sino aquellas derivadas de la Thelema. No obstante, para todas es común la creencia en la importancia de la nivelación de la población mundial; pero los rosacruces en general creen que la misma Madre Naturaleza se hará cargo de eliminar lo que ellos llaman “estómagos inútiles”. Evidencia de ello dan las Piedras Guías de Georgia, EE.UU.

Las Piedras Guía contienen un mensaje que da cuenta de la creencia rosacruz en relación con una religión global, cortes globales y la nivelación poblacional. Las piedras contienen una serie de predicciones y un mensaje en nueve lenguas diferentes que califica a los humanos como “un cáncer sobre la tierra” ; este mal  debe ser eliminado para mantener el orden con la naturaleza.

Se cree que fueron construidas para guiar a los rosacruces de la zona hacia un lugar seguro, donde pudieran protegerse de las catástrofes naturales que han de sobrevenir a la tierra. Los estudios de la NASA determinan que las piedras fueron colocadas en un lugar ajeno a los peligros de terremotos, erupciones volcánicas, inundaciones, tsunamis y otro tipo de peligros naturales.

Las predicciones de la roca aseguran que cada 12 o 13 mil años, en el planeta ocurre un cataclismo que contribuye a la vuelta al orden natural. Según los postulados rosacruces, este ciclo debe repetirse en el 2012; por otra parte la NASA confirma la inminencia de un cataclismo para ese año y también las profecías Mayas hacen mención de este gran desastre.

Estas rocas, entre otras cosas, es una prueba de que los rosacruces no están constituidos por un grupo de personas con ensoñaciones disparadas o ideales utópicos, sino que han amasado un conglomerado de conocimiento avanzado

A partir del siglo XVII,  se dio una época de apogeo en el surgimiento de diversas órdenes secretas que, mediante una u otra filosofía, abjuraron del cristianismo: las Sociedades Irlandeses, el Ku-Klux-Klan, los Masones, La Mafia, Los Ribbonmen, los Carbonarios, etc.. Emerge un sujeto cultural que da cuenta del desgaste del discurso absolutista, sea monárquico o eclesiástico. El mover asociativo secreto nace bajo una inspiración humanista y progresista, cuyas pretensiones se centraban en ideales de libertad, igualdad y fraternidad.

La religión (o espiritualidad) es una forma del pensamiento indisociable de otras actividades humanas, tales como la política y económica. A semejanza de un cordón de tres dobleces, religión, política y economía se entrelazan de manera que una difícilmente se abstrae de la otra. Así, aunque la Orden se define apolítica, sus miembros han tenido una participación importante en la toma de decisiones a nivel de gobierno; no ejerciendo el poder en forma directa, pero sí decidiendo quién lo ejerce.

La información acerca de las estrategias, tiempos y expositores de la Orden (y de otras órdenes secretas) involucrados en el manejo del devenir político y económico de las sociedades es muy compleja, su comprensión se agrava dada las inconsistencias halladas en las diversas fuentes de información. Lo que sí queda claro es que de las diversas ramas de la Orden, algunas se han conducido por derroteros de principios absolutistas enunciados en términos posmodernos de globalización.

En otras palabras, la Orden Rosacruz, al igual que otras órdenes semejantes, han desempeñado una influencia importante en los organismos políticos; de hecho, sería minimizar su papel si no se reconoce que ha tenido un papel preponderante en la gestación de los cambios de regímenes (capitalismo-comunismo, por ejemplo) y revoluciones (militares, industrial, científica, tecnológica, etc.) que han afectado todos los campos del saber, durante todas las épocas en todos los países. 


Rosacruces en América y Costa Rica

En América:

Existen dos momentos importantes que se citan como los hitos del resurgimiento del rosacrucismo y su aparición en América. El primero de ellos se refiere al año 1909 cuando Max Heindel fundó la  Fraternitas Rosae Crucis (FRC). Heindel elaboró el concepto rosacruces del cosmos basándose en el estudio del conocimiento oculto de La Biblia; el ocultismo propulsado en sus enseñanzas trata básicamente la evolución pasada del hombre, su constitución actual y su desarrollo futuro.

El segundo momento clave ocurre en 1915 cuando un norteamericano llamado Harvey Spencer Lewis, atraído por el movimiento rosacruz en Europa, llegó a Francia donde fue iniciado en la orden. A su regreso, consolidó el movimiento en América. La fraternidad pasó a constituirse como orden con la fundación de la Antigua y Mística Orden de Rosa-Cruz (AMORC), la cual se presente en todo el mundo y es la más extendida en  América. La tradición egipcia nace de las “Escuelas de los Misterios” en el Antiguo Egipto y se dedicaron a estudiar los grandes misterios del universo, la naturaleza y del ser humano a través del esoterismo y la astrología.

Esto marcó una fractura ideológica entre ambas propuestas de la Orden Rosacruz que marcó las dos tradiciones presentes en América: La FRC centrada en la interpretación esotérica de la Biblia y en la astrología, y la AMORC desarrollada según la tradición egipcia y la más extendida en América.

Ver: http://www.amorc.es/preguntas.html#30

 

Propuestas de Max Heindel

En su visión cosmogónica extrema posturas ideológicas referentes a la inferioridad de razas, la diferencia de géneros, el equilibrio ecológico y antropológico. Según Heindel, algunos seres humanos pertenecían a clases inferiores que aparejaba con la de los animales; sustentaba la diferencia de géneros sobre la mayor capacidad de las mujeres para llorar (capacidad que atribuyó al supuesto mayor influjo sanguíneo que posee la mujer).

Para Heindel, la sangre era un elemento vital pues en ella reside el Ego; la sangre constituye la conexión entre el espíritu y el cuerpo, por lo cual es portadora del karma. El génesis, origen de la vida se concentra en los diferentes componentes de la sangre, por ende, el ser humano tiene un mecanismo biológico auto curativo y capaz de perpetuar la vida. Heindel tuvo un fuerte conocimiento acerca del Thymus, glándula productora de sangre, que dio sustento a la ariosofía, es decir, a aquellas políticas racistas sobre las que se fundamentó el nazismo.

Ver: http://albadhermes.blogspot.com/2011/04/max-heindel-y-el-concepto-rosacruz-del.html

Muchas de estas aseveraciones contradicen los principios básicos del antropomorfismo rosacruciano tradicional. Dichas revelaciones evidencian una mezcla de dogmatismo y prejuicio propios de la mentalidad positivista de la intelectualidad europea decimonónica.

Otros ejes temáticos relativos al concepto del Cosmos poco coherentes con los principios rosacrucianos primigenios son:

  • La moralidad: Para este pensador, la calidad moral está en estrecha relación con el nivel del poder adquisitivo. A quienes pertenecen a la clase alta le son cosa natural  la buena educación, la decencia y  el honor; mientras que los demás son más propensos al vicio y a la decadencia moral. En relación con esto Jesús, sin hacer distingo de alguna clase, se refiere al corazón de los hombres como la fuente de toda forma de maldad y vicio de carácter (Mat. 7:21).
  • El karma: Consiste básicamente en la “Ley de la Consecuencia”  o “Ley de la siembra y la cosecha”; una visión un poco sádica de este concepto se expresa en célebres palabras de tal expositor: “La muerte no lo paga todo”  (Heindel, 2007:61), queriendo decir con esto, que hay deudas de la vida presente que se saldan en vidas futuras.
  • La reencarnación o el renacimiento: De acuerdo con Heindel, el ciclo completo de la vida incluye varias encarnaciones que son, en realidad, el tránsito hacia la divinización; en cada encarnación la persona nace en un estado evolucionado hasta llegar al estado de origen. Sin embargo, la Biblia niega toda posibilidad de volver a esta vida y “hacerlo mejor la próxima vez”. Hebreos 10:27 dice al respecto: “Porque está escrito que el hombre muera una vez y después de la muerte sea juzgado”
  • Astrología (en relación con la oración y el libre albedrío): Heindel sustenta esta teoría basándose en el texto bíblico que relata la experiencia de uno de los grandes patriarcas con Dios: Abraham. Génesis 5:15 muestra a Abraham contemplando las estrellas al tiempo que presagiaba el futuro de su progenie. Ahora bien, el texto no constituye una contradicción al mandamiento divino relativo a la práctica de la astrología: “Esto dice el Señor: No imitéis las costumbres de las naciones; ni temáis las señales del cielo, que temen los gentiles”.
  • Trasmutación: El principio consiste emplear la meditación profunda para elevarse a un estado de perfección tal, que el hombre se aproxime cada vez más a la condición de Dios,  hasta llegar a unirse a él porque, en realidad, es parte de él. El pasaje de las Sagradas Escrituras en el que se apoya esta doctrina y que presenta a Jesús como una figura icónica de este fenómeno, es el libro de San Mateo 17: 1-6, en el que se narra la transfiguración de Jesús.

Esta propuesta muestra la concepción de la relación hombre-Dios mediante una ecuación que propone la unificación del hombre con Dios y no de Dios con el hombre; supuesto que conforma la antítesis del evangelio. En cuanto a Jesús, la Biblia enseña: “El Señor mismo os dará una señal: He aquí que la virgen concebirá un hijo y llamará su nombre Emmanuel” (Is.8:14). Emmanuel significa “Dios con nosotros” no “nosotros con Dios”, por lo cual concebir a Jesús como un hombre que alcanzó la meta de sublimación es negar la encarnación de Dios.

  • Magia: Telequinesis, clarividencia, telepatía, levitación, conjuros, sortilegios, adivinación, y otros tipos de actividad paranormal caben en este rubro, respecto al cual la Biblia también es muy enfática. el rosacruz hace una distinción entre magia blanca (o alta) y magia negra (o baja). Frente a esto las Sagradas Escrituras no hacen distinción alguna y dejan claro el mensaje: “No os desviéis de Dios en busca de magos, ni consultéis a adivinos, porque seréis por ellos corrompidos. Yo, el Señor Dios vuestro” (Lev.19:31).

Otros de los muchos tópicos desarrollados por Heidel son:

  • La vida después de la muerte
  • Fenómenos espiritistas (mediumnidad, materialización, etc.)
  • Los animales (gradación de clases)
  • Rituales de iniciación (desdoblamiento, viajes astrales, etc.)

Ciertamente, muchos relatos bíblicos son muy oscuros y su lectura deja más preguntas que respuestas. Tal es el caso del patriarca Abraham velando los cuerpos de animales sacrificados, la lucha del patriarca Jacob con el Ángel, o el encuentro del espíritu de Samuel con el rey Saúl. Sin lugar a discusión son misterios, textos que ponen en claro el haber de un conocimiento reservado. La cuestión, entonces, se encuentra en la pregunta ¿para quién está reservado dicho conocimiento, a quién le pertenece o a quién se le confiere? El libro de Deuteronomio ofrece la respuesta en el capítulo 29, verso 29: “Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley”.

Aunque la tendencia rosacruz según Heindel pretende erigirse como una interpretación del conocimiento oculto de la Biblia, en realidad consiste en una mezcla de principios agnósticos, esotéricos, gnósticos, alquímicos y ocultistas que acaban en la negación de la fe cristiana. Sus principales enseñanzas muestran la visión panteísta de Dios y la necesidad de acceder al conocimiento prohibido mediante el ejercicio de un poder mágico.

Los Rosacruces en Costa Rica

La Orden nace en nuestro país en 1968 y desaparece en 1977. Resurge en el 2000 impulsado por Marta López Sibaruz, Ana Lucía González García, Bruce Masís, Rafael Jiménez Fajardo, Manuel Mora, Carlos Corrales y Jeaneth Campos.

Actualmente, se conoce la existencia de un grupo que organizó un centro para estudios rosacruces llamado Centro Rosacruz Max Heindel y una fraternidad afín a la propuesta de Spencer Lewis;  esta última incorporada a la jurisdicción de una subsede para América Latina (Nuevo León de México) de la Gran Logia Internacional AMORC, ubicada en San José, California, EE.UU.; sin embargo, el movimiento no se ha consolidado de tal forma que se forme al menos una logia.

En Costa Rica, los miembros activos son aproximadamente 300 y se dan cita en los alrededores de  los tanques de la compañía Numar, las noches de cada jueves. Se concentran en la enseñanza y sus actividades incluyen prácticas como la iniciación, ceremonias, cámaras de instrucción y otras celebraciones simbólicas.

La información disponible acerca del quehacer rosacruz en nuestro país es sumamente escueta. No ha sido un objeto de interés de estudio detenido por parte de sociólogos, historiadores o profesionales del área.


Enseñanzas y rituales

La Doctrina cristiana:

Para los rosacruces el estudio de la Biblia debe realizarse tomando en cuenta que ésta consiste en una compilación de textos recogidos desde 11700 años a.C., por lo cual la aproximación a ellas debe realizarse tomando en consideración factores como: -que los escritores  vedaron expresamente su significado con la idea de evitar su perversión, -la traducción del hebreo ofrece diversas posibilidades de interpretación, ya que en esta lengua las palabras se escribían juntas y se sacaban las vocales; -de los cuarenta y siete traductores implicados en la traducción de los textos primitivos solamente tres eran eruditos en el hebreo antiguo y dos de ellos murieron antes de realizar la traducción de los Salmos.

En este contexto, el estudio de la Biblia por parte de los rosacruces pretende obtener las enseñanzas ocultas  en ellas. El afán por descubrir el conocimiento velado al común de la gente es lo que define al rosacrucismo, haciendo de sus enseñanzas una filosofía sincrética del cristianismo, esoterismo, ocultismo, espiritismo, alquimia.

Concepción Teológica:

Se cree en un dios impersonal. El dios de los rosacruces no es el Dios personal y único a quien adoran los cristianos, los judíos o los mahometanos: el Dios de Abraham y Jacob. Su concepto se refiere a un poder o energía cósmica que concatena todos los elementos de la creación, incluyendo a la humanidad. Este poder actúa sobre toda fuerza de la naturaleza conduciendo a hombres y mujeres a la perfección personal a través de los siglos y las culturas. Esta es una concepción panteísta que rompe con el concepto paternal del Dios cristiano, lo cual deja claro la absoluta incompatibilidad entre la doctrina rosacruz y el cristianismo.


La Piedra Filosofal:

El análisis de algunas cuestiones esenciales sobre la Piedra Filosofal comienza por su misma denominación, donde “piedra” implica materia y “filosofía” pensamiento o mente. Los antiguos textos alquímicos proponen que  todo cuanto existe en el mundo físico existe primero en un ámbito espiritual. Según los antiguos alquimistas, la Piedra Filosofal es una energía o poder superior que posibilita la sublimación de la materia.

Este poder sobrenatural hace posible al ser humano la conversión de sí mismo en un “superhombre”, incluso se consideró la Piedra Filosofal como el elixir de la vida, con poder curativo y regenerativo, poderoso para frenar el envejecimiento. El concepto recoge tres acepciones:

  1. El elixir de la inmortalidad
  2. El conocimiento auténtico reservado a los “elegidos”.
  3. Trasmutación la materia.

La noción apunta a las tres áreas más importantes de la vida del ser humano: la salud, el conocimiento y las riquezas. Para el siglo XVI, época en que el sistema religioso fue tan represivo respecto de las formas del conocimiento, este concepto de la Piedra Filosofal implicó un pensamiento revolucionario.                      El Mutus Liber o Libro Mundo compila las mejores exposiciones relativas a la creación de la Piedra Filosofal y contiene 15 láminas muy ilustrativas al respecto.

ver: http://www.esoterismo.net/alquimia/mutusliber.html

Ocultismo:

Max Heidel expone el fundamento filosófico del rosacrucismo en su obra el Concepto Rosacruz del Cosmos o Ciencia Oculta Cristiana. Desde la enunciación misma del título, se destaca el concepto de ocultismo manejado por Heindel. Con el término “Ciencias cristianas ocultas” este pensador se refiere a la exposición de conocimientos de suma trascendencia para la humanidad, para el que no todas las personas tienen la apertura mental, emocional y/o espiritual. Se trata de enseñanzas que cada religión reserva para sus escogidos, enseñanzas que no se departen a multitudes.

El fundamento bíblico para esta premisa lo encuentra en la enseñanza de Jesús a la multitud mediante parábolas y a sus discípulos con la explicación de la parábola. Otra escritura de apoyo se encuentra en la metáfora de la leche y la carne que utiliza el Apóstol Pablo para  referirse a la enseñanza dirigida a los neófitos y a los más ilustrados respectivamente.

Esta corriente rosacruz puede haber elaborado una doctrina aparentemente piadosa, al igual que lo hicieron los fariseos y saduceos. A este tipo de enseñanza,  Jesús la llamó “doctrina de hombres” (Mat.15:6-9), las comparó con la levadura para referirse a ellas como  algo que corrompe o (Mt.16:6)  incluso las llamó doctrinas de demonios (1Ti.4:1). Tanto las enseñanzas que se desprenden de interpretación esotérica de la Biblia, como aquellas que siguen la tradición de la Escuela de los Misterios, dejan mucho que pensar si se examinan a la luz de las Sagradas Escrituras

Rituales

El tema de los rituales es manejado con mucho hermetismo, por lo cual es poco lo que se sabe acerca de ellos. La literatura revisada advierte al lector que esta información se reserva para los miembros de las órdenes según van avanzando en sus grados.

El único ritual descrito muy escuetamente presenta el concepto de la trasmutación mediante una práctica en la que el hombre trasmutará el semen (entendido como el elixir de la vida) mediante un relación sexual con una sacerdotisa. No se trata de una simple copulación; el acto ocurre mientras ambos se encuentran en un estado de trance y finaliza antes de la eyaculación. Este proceso alquímico ocurre al son de la entonación en forma prolongada y melódica de tres vocales: i, a, o.

La sacerdotisa inicia un fuego sagrado de triple incandescencia  con el que dibuja el símbolo de la orden. La trasmutación del semen implica la trasmutación física del iniciado en una especie de “raza superior” y la prolongación de la “nueva especie”.  Al estar motivada por fines que pretenden ennoblecer a la humanidad, esta magia se considera una forma de teúrgia y no de nigromancia..

El espiritismo:

El espiritismo, entendido como la comunicación con el mundo de los espíritus a través de algún medio síquico u oculto (cartas del tarot, médium, otras) es una práctica común para los rosacruces, quienes creen en la comunicación con espíritus que transitan la cíclica jornada del alma a través del purgatorio y de la gloria en espera de el momento de una nueva reencarnación, basándose en el texto bíblico donde el profeta Samuel sale del mundo de los muertos para encontrarse con el Rey Saúl (1 Samuel 28:5-10).

Tales invocaciones suelen hacerse en una sesión especial, dirigidas por un iluminado que entra en trance y están motivadas por diversas razones, por ejemplo: lograr curaciones, obtener de esos espíritus el poder y  conocimiento que ayudarán a enfrentar u orientar el devenir del futuro, bendecir hogares, buscar espíritus protectores, exhumar diversas formas de maldad de las personas o grupos sociales (avaricia, lascivia, envidia, etc.) y cambiar pecados en virtudes.

Mediumnidad:

Un médium es una persona que facilita la comunicación con los muertos u otros espíritus. El médium abandona su propia consciencia al ingresar en un estado de  trance, con el fin de prestar su cuerpo al espíritu invocado con el fin de que este se pueda comunicar.

Reencarnación o teosofía:

Para los rosacruces, la reencarnación se basa en la Ley de Consecuencia, por la cual se está sujeto al renacimiento. Se cree que todos los actos del ser humano afectan sus vidas futuras. Esta convicción se convierte en la motivación para que el iniciado modifique su conducta y se transforme en un hacedor del bien, un mediador de la paz, un benefactor de la sociedad en que se desenvuelve.

La teoría de la evolución de los rosacruces propone que el advenimiento del ser humano al mundo es un ciclo que pretende su depuración en cada nacimiento hasta que alcance el nivel de perfección que tenía antes perfección poseído antes de iniciar el proceso de involución (Heindel, 1930, pág.57). Este estado de perfección, según el rosacrucismo, fue alcanzado por hombres como Jesús y Buda. De modo que, aunque las enseñanzas se fundamentan enprincipios bíblicos, vemos que el Jesús de los rosacruces no es el Jesús del cristianismo.

Organización

El modo de organización que se detalla a continuación corresponde a la conformación estructural de la AMORC, dado que esta es la más extendida en el mundo y la única que hace presencia en toda América. Se calcula que existen más de 1600 organizaciones, de las cuales 200 de ellas están en Latinoamérica.

La AMORC tiene una organización piramidal, en la que se asciende por medio del grado de purificación y perfeccionamiento del carácter. Los estudiantes rosacruz pasan por un proceso de formación en el que avanzan  en grados según su propio ritmo.

Grados

  • Neófito: Son los aspirantes antes de iniciarse, es decir, postulantes. Existen tres subrados llamados Atrium.
  • Grados del templo: se refiere a doce grados de instrucción, nueve de ellos pertenecen a la clase de “iniciados” y los tres últimos a la clase de “iluminados”.

El ordenamiento también depende del tamaño del grupo. Tres categorías se forman según el número de sus miembros y cada uno de ellos debe estar afiliado a una Gran Logia:

  • Pronaos: Entre 12 y 30 miembros afiliados
  • Capítulo: Entre 30 y 50 miembros afiliados
  • Logia: Más de 50 miembros. Son las únicas autorizadas para conferir Iniciaciones de Grado.

Cada Jurisdicción se encuentra liderada por un “Imperator” respaldado por un Supremo Concilio. El Supremo Concilio tiene la facultad de otorgar cartas de constitución a las nuevas logias y capítulos mediante la asignación de un alto oficial para que se integre como miembro del Concilio Internacional Rosacruz, siendo este el más alto poder a nivel de la organización mundial.


Los Rosacruces en la época moderna

A lo largo de la historia, la Orden Rosacruces inicial sufrió  fracturas ideológicas de las que derivaron versiones doctrinales que difieren de la original en temas periféricos, pero siempre manteniendo la esencia filosófica rosacruz. La proliferación de las logias dio cuenta de la diversidad de pensamiento, intereses y objetivos organizacionales; de ahí que cada hermandad diseñara su propio escudo y su propia organización interna (diferente cantidad de grados y asignaciones).

La práctica generalizada de las diferentes agrupaciones rosacruces se define como mística-cristiana. Actualmente, persiguen el viejo ideal rosacruciano de constituirse como un vínculo entre la ciencia y la religión; además, perseveran en  la enseñanza humanística, partiendo de una base doctrinal  de corte cristiano, pero concretándose como un sincretismo entre la astrología, alquimia, ascéticismo, gnosticismo y otras formas del saber místico; formas que, posteriormente, dan origen al movimiento conocido como La Nueva Era.

El término Nueva Era se refiere a un una argamasa  de creencias y de prácticas, a veces mutuamente contradictorias, relacionadas con la exploración espiritual, la medicina holística y el misticismo. De acuerdo con la astrología, el Sol pasa por diferentes períodos (eras) según cada uno de los signos del zodíaco. La segunda mitad del siglo XX y principios del XXI corresponde al tiempo del advenimiento de la transición de la Era de Piscis a la Era de Acuario. Para los rosacruces (creyentes la astrología) la llegada de cada una de estas eras está marcada por cambios sociopolíticos importantes.

La Nueva Era trae consigo un cambio de conciencia del mundo occidental en relación con la concepción que las personas tienen de sí mismas. Si hasta entonces, el ser humano se autodefinía como “creación de Dios”, ahora se les crea la conciencia de que todos son Dios porque son una parte de él y, por lo tanto,  deben descubrir su verdadera naturaleza y potencial; de manera que este viene a ser un estado de consciencia no privativo de los rosacruces.

El Yin Yang es uno de los símbolos más importantes de la Nueva Era. La figura muestra un lado negro con un punto blanco y un lado blanco  con un punto negro, lo negro representa el mal y lo blanco el bien. En términos sucintos, el simbolismo reza: todo lo malo tiene algo de bueno y todo lo bueno tiene algo de malo; es decir, nada por sí mismo es absolutamente bueno ni absolutamente malo. Así, el valor de términos como “moral”, “pecado”,  “bien”, “mal” dependen del lente a través del cual se miren.

Dicha corriente de pensamiento influye en la sociedad  de tal manera que el estilo de vida anárquico sea aceptado sin ser objetado; Así, a aquellos fragmentos discursivos que antes se leían como “pérdida de valores morales” o “descomposición social”, hoy en día se releen como “apertura” o “tolerancia” a la diversidad de pensamiento (en cualquier ámbito de aparición: sexual, religioso, político, etc.).

Los aires de postmodernidad fueron beneficiosos para todas las órdenes y hermandades, pues ya no deben permanecer en secreto. Estas organizaciones han tenido, desde la segunda mitad de siglo XX, mucha mejor aceptación social, sus reuniones no son clandestinas y sus enseñanzas se dispensan hasta mediante las redes sociales.

Según este código, las ceremonias de iniciación, las visiones, los desdoblamientos y cualquier otra experiencia extrasensorial no deben ser compartidos abiertamente Lo único que se mantiene en estricto secreto es lo relativo a las enseñanzas y prácticas de los últimos tres grados de los Grados del Templo.

Análisis

En palabras de Edmond Cros, la emergencia, aceptación y proliferación de un movimiento filosófico-religioso que rápidamente cruzó fronteras hace posible hablar de la “cultura rosacruz”, ya  que “la cultura sólo existe a través de manifestaciones concretas como lo son las diferentes instituciones, prácticas discursivas y sociales (Cros,1977)”. Aunque en principio la filosofía rosacruz nace de un sincretismo entre el cristianismo y esoterismo, los rosacruces (y otras órdenes secretas como los masones) impulsan el desarrollo del pensamiento humano a través de su lucha contra la superchería, el fanatismo y la superstición propios del cristianismo medieval. De hecho, sus más ilustres exponentes, pensadores formados según el catolicismo, fueron quienes, a través de sus experimentos alquímicos, dieron un gran impulso a la ciencia moderna, rompiendo paradigmas crearon apertura a nuevas formas de conocimiento científico y espiritual. Esta tendencia a desafiar el orden conocido fue la causa de la persecución que los llevó a la clandestinidad.

 

Al hablar de cultura se hace necesario referirse a la conciencia de sí misma que tiene una colectividad, a partir de la cual se diferencia de otras; es decir, de una subjetividad que caracteriza a un sujeto convocado por la ideología de esa cultura. Así, se está de frente al surgimiento de un sujeto colectivo insubordinado y subordinado a la misma vez. Insubordinado en tanto se yergue decidido a revertir el orden establecido bajo la identidad de órdenes secretas; y subordinado en tanto se somete a la ideología de la cultura que lo convoca; según Cros, dícese de la difracción del sujeto en  un sujeto cultural, que viene a ser la encarnación del sujeto ideológico.

Cros, apoyándose en ideas de Benveniste, arguye que el texto cultural opera como tal a partir de una serie de imágenes inconscientes, perceptibles en toda forma de representación colectiva popular y producto de una herencia transhistórica. Dicha transhistoricidad no sugiere de ninguna manera una copia al calco del devenir cultural de una época en otra; lo que implica es una negociación de los discursos presentes según el clima social, político, religioso, cultural de un colectivo ubicado dentro de coordenadas espacio-temporales específicas. En este contexto, el texto cultural y, por ende, el sujeto cultural de finales de la Edad Media no conoce caducidad; por el contrario, se estructura según el advenimiento de la era moderna y se actualiza con el postmodernismo.

Cinco siglos después, el texto cultural de las órdenes secretas actualiza según dos mecanismos principales: a) cambiando su denominación al ventilar su existencia abiertamente; cambia su calificativo de secreta por el de discreta, o b) reconfigurándose como fraternidades y no como órdenes; en este sentido, a principios del siglo XX surgen diversas hermandades o clubes, tales como el Club Rotario y Club de Leones.

Para Cros, resulta de vital importancia el reconocimiento de esos indicios casi imperceptibles, a partir de los cuales puede identificarse  un texto cultural. De la lectura de una de esas sutiles pistas puede entenderse que la inquietud en torno a la posible injerencia social de estos grupos en la actualidad no es cosa del pasado; tanto que la preocupación incluso se plantea en una serie de televisión relativa a la lucha contra el crimen, a saber, Bones. Los primeros nueve capítulos de la tercera temporada enmarcan el discurso de las órdenes secretas actualmente. Claro está que, además de ser un texto mediatizado por la ficción, este se convierte en un espacio de entrecruzamiento de otros discursos sociales, de creación de sentidos y contrasentidos

Conclusión

Los Rosacruces se autodefinen un grupo de personas progresistas, interesados en explotar las facultades internas del ser humano y explorar las posibilidades de la vida, a través de un conjunto de conocimientos esotéricos, cuya reflexión discurre en todos los campos del saber (AMORC: 16). Sus enseñanzas siguen dos principales tradiciones en América (tradicional y egipcia) no están libres de contradicciones y hermetismos.

La vertiente tradicional fue impulsada por Max Heindel y la egipcia, impulsada por Harvey Spencer Lewis. Max Heindel fundó la Orden Fraternidad Rosacruz y sus enseñanzas se basaron en una interpretación esotérica del conocimiento oculto en la Biblia, mientras que Spencer Lewis fundó la AMORC siguiendo la tradición del antiguo Egipto, constituyéndose en la de mayor aceptación a nivel mundial.

En un esfuerzo por mantener apertura hacia toda persona la Orden se define como una agrupación libre de filiaciones religiosas o políticas (AMORC: 18). No obstante, aunque no realiza un abierto proselitismo estas afirmaciones no pasan de ser una propuesta necesaria para ganar adeptos, pues su fijación relativa en la obtención de revelaciones divinas entra abiertamente en el campo religioso, convirtiendo su filosofía en una forma de gnosticismo.

La tradición Rosacruz según la propuesta de Heindel parte de la premisa de la existencia de un conocimiento oculto en las Sagradas Escrituras,  no disponible para la muchedumbre sino para un grupo selecto. Este conocimiento profundo y velado se constituye como la base de la práctica ocultista rosacruz. Un texto bíblico sirve de fundamento para cada doctrina de la Orden, de modo que creencias como la reencarnación, la mediumnidad, el espiritismo, la trasmutación, etc. son actividades paranormales que experimentaron hombres que encontraron la piedra filosofal.

La alquimia juega un papel protagónico en la filosofía rosacruz: se cree en el poder de la trasmutación de metales en oro (en el ámbito natural) pero sobre todo en el poder de trasmutar la naturaleza humana en una naturaleza divina (plano espiritual). Con los principios alquímicos sus pensadores dieron un gran impulso a la ciencia moderna. Algunos intelectuales como Isaac Newton, por ejemplo, dieron impulso a los avances de la óptica y la física. La química moderna nació a fuerza de los fallidos intentos de trasmutación de metales por parte de aprendices.

En el siglo XVIII, los resultados obtenidos a través de sus pruebas arrojaron nuevos conocimientos en diversos campos de la naturaleza, a partir de los que se elaboró un marco más preciso y útil para la industria y la medicina: el método científico.

Muy pronto, la tendencia racionalista del conocimiento daría origen al positivismo a principios del siglo XIX; a partir de entonces, se impone un orden para el desarrollo epistemológico: cualquier  actividad filosófica o científica debe efectuarse únicamente en el marco de la investigación de hechos reales verificables a través de la experimentación.

En el postmodernismo, los valores alquímicos se reevalúan y se retoman algunos de sus principios por psicólogos y filósofos, quienes conciben en ellos una posibilidad de edificación espiritual. Así, los principios alquímicos experimentan un renacimiento en movimientos  tales como la Nueva Era. Según el pensamiento de la Nueva Era, el ser humano puede obtener iluminación mediante esfuerzos propios, sin recurrir a Dios para obtener revelaciones especiales.

De manera que, el acontecer humano a través de los siglos presenta un movimiento pendular en el desarrollo de los paradigmas según los cuales se asumen las preocupaciones humanas, comunes a todos los tiempos.  La estrategia de abordaje del texto cultural es en realidad una construcción teórica que busca identificar las sutiles marcas en las que éste se haya inscrito, y a partir de una lectura minuciosa y dilatada explicar las determinaciones sociales, históricas y culturales que intervienen en su producción.  En relación con el devenir Rosacruz, la aproximación al texto cultural arroja una importante luz para la reinterpretación, de las instancias participantes del discurso rosacruz.

Dicho discurso toma lugar en boca de un sujeto cultural que se viste con una indumentaria adecuada a su época, pero cuyos signos identitarios se encuentran presentes tanto el sujeto medieval como en el actual, y ambos presentan un problema de lectura que demanda una participación activa del lector en la construcción de significantes a partir de indicadores casi imperceptibles que se hallan inmersos en una especie de red discursiva.

El sujeto cultural se forma del entrecruzamiento de los discursos circulantes en su época, muchos de los cuales son reelaboraciones de discursos de épocas o generaciones pasadas y, a la vez, constituyen el germen de discursos emergentes. Este entrecruzamiento de discursos transculturales y transtemporales implica superposiciones que se convierten campos morfogenéticos, es decir, generadores de nuevos conceptos, identidades, discursos, sujetos, etc.  Por la misma razón, el acercamiento al texto cultural tanto como al sujeto cultural exigen  una deconstrucción  plural del sentido.

La noción de pluralidad abarca mucho más que la idea de un sujeto colectivo o múltiples discursos construyéndose entre sí; apunta a la comprensión de ese texto cultural en relación con el discurso, sus posibles reelaboraciones, contradicciones, negociaciones y negaciones en un momento dado de la historia y en citas ulteriores, y al el sujeto cultural como un individuo en búsqueda de solución a su innata crisis existencial: la comprensión de la vida, su lugar en el mundo, su  propósito de vida, la intriga por el misterio del más allá.

Recursos audio-visuales de apoyo:

Videos

  1. Capítulo 1, parte 1: http://www.youtube.com/watch?v=3-e-0HA_8QE&feature=related
  2. Capítulo 1, parte 2: http://www.youtube.com/watch?v=kMPubz_naBU&feature=related
  3. Capítulo 2, parte 1: http://www.youtube.com/watch?v=_rbe0KmIGmI&feature=related
  4. Capítulo 2, parte 2: http://www.youtube.com/watch?v=rrxHX8MZ6O8
  5. Capítulo 3, parte 2: http://www.youtube.com/watch?v=90_a33QB_X0
  6. Capítulo 3, parte 3: http://www.youtube.com/watch?v=rXelxlbAhWU
  7. Capítulo 3, parte 4: http://www.youtube.com/watch?v=dpm7cdmPq2A
  8. Fraternidad Rosacruz Antigua, ¿Qué es?: http://www.youtube.com/watch?v=chpGzuKSywg&feature=related
  9. Orden Rosacruz de Melquisedec: http://www.youtube.com/watch?v=7_5F52UerHQ&feature=related
  10. Las Piedras Guías: http://www.disclose.tv/action/viewvideo/66537/History_Channel___Georgia_Guidestones/
  11. Nuevo Orden Mundial: http://www.youtube.com/watch?v=bzlXKTncf_o

Otros materiales:

Libros, artículos, conferencias, diálogos, presentaciones:

http://www.fraternidadrosacruzmadrid.com/index1.php

Bibliografía

  1. AMORC. El Dominio de la vida. Guanajuato, México: Gran Logia AMORC.
  2. Amoretti, M. (1992). Diccionario de Términos Asociados en Teoría Literaria. San José, Costa   Rica: Editorial Universidad de Costa Rica.
  3. Cros, E. (1997). El Sujeto Cultural. Sociocrítica y Psicoanálisis. Buenos Aires: Corregidor.
  4. Galán, I. (2008). Las Sociedades Secretas. (E. Junquera, Trad.) Madrid, España: Ediciones Siruela.
  5. Heindel, M. (1930). Cartas a los Estudiantes (4ta ed.). Barcelona, España: Librería sintes.
  6. Heindel, M. (1976). Concepto Rosacruz del Cosmos o Ciencia Oculta Cristiana (13 Edición ed.). Argentina: Kier, S.A.
  7. Heindel, M. (1972). filosofía rosacruz en preguntas y respuestas (Vol. I). Buenos Aires, Argentina: Kier, S.A.
  8. RAE. (2001). About Us: Diccionario de la Lengua Española. (Espasa-Calpe) Recuperado el 14 de octubre de 2010, de Real Academia de la Lengua Española Web site: http://www.rae.es
  9. Van Dijk, T. A. (1996). Análisis del Discurso Ideológico. (R. Alvarado, Trad.) México: UAM, México.

Fuentes electrónicas

http://kristianismi-restitutio.blogspot.com/2010/05/las-dos-magias.html

http://santuariorosacruz.tripod.com/rrg_revelaciones_rc.htm http://www.conocereisdeverdad.org/website/index.php?id=3276

http://www.fraternidadrosacruzmadrid.com/index1.php

http://es.wikipedia.org/wiki/Rosacruz

http://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%A1bala

http://es.wikipedia.org/wiki/Alquimia

http://www.rosacruz.net/principal12.html

http://www.rense.com/general16/georgiaguidestones.htm

http://www.amorc.es 

Escritos Rosacruces:

Concepto rosacruz del cosmos

Cristianismo Rosacruz

El cuerpo de deseos

El cuerpo vital

El Dominio de la Vida

filosofía rosacruz en pregúntas y respuestas Iniciación antigua y moderna

Anuncios

10 Respuestas a “Los Rosacruces en Costa Rica Por: Marianella Orozco Orozco

  1. La Logia Blanca recoge su rebaño.

    Queridos Fráteres, con el respeto y compromiso de la hermandad, la unidad como hermanos y siguiendo los lineamientos propuestos por mis Gurús, les envío este email de enlace, que preparara la jornada de reunión para los caminantes del sendero, ahora que es el tiempo de tomar sabias decisiones.
    Nos acercamos a un cambio, filosóficamente aceptado o no, el cambio está cerca. La gran Logia prepara sus escogidos y por esto me comunico con ustedes.
    Las indicaciones fueron claras al momento en que me solicitaron hiciera esto: “deja que quienes no deban acercarse rechacen esto, aún así, haz el llamado”
    Nunca ha sido más cómoda la vida que ahora, la idea de que esto pueda cambiar, en lo personal, no me gusta. Sin embargo; la naturaleza cósmica pasa por ciclos y nos acercamos a uno de ellos, aun cuando sea de total desagrado.
    Este es un llamado, y como lo expresaron mis Jefes, puedes rechazarlo o tomarlo y en el mejor de los casos compartirlo con los fráteres.
    Por causa de mis servicios, estoy acostumbrado a la crítica y a la admiración, dos sentimientos antagónicos, no deseo que alguno caiga en ellos, sino cumplir con mi labor y esta es una nueva tarea en la que deseo tener éxito.
    Un grupo de personas nos estamos preparando conscientemente con todo lo requerido para pasar esta transición. Está en mi deseo y en el de todos que nada de esto suceda, aún así, nos preparamos. Esta es una invitación para usted, querido hermano a comunicarse con nosotros. Puedes estudiar acerca de ello en mi otra página web http://www.grupodeluz2012.com

    También tengo el propósito de enviarles mi más reciente trabajo, se trata de mi obra, LOS TRES SOLES Y LA SABIDURÍA FIEL de modo que las enseñanzas allí descritas, orientadas por la Logia Blanca, les ayude en sus estudios personales del mejor modo.
    Las indicaciones que me dieron, son las de promover, promulgar y expandir el contenido de esta obra, indicando de expresaros, el no limitar el paso de la misma hacia los fráteres buscadores del sendero. Esto debo transmitirlo, en virtud de lo que tiene impreso la obra lo podréis entender. Se puede acceder a ella a través de mi página web http://www.jolmantrujillo.com sección mis obras, es completamente gratuita.

    Edición de obsequio.

    Este es un propósito de las Jerarquías de la Luz, el entregar este material a quien corresponda y pueda hacer buen uso de estas enseñanzas.
    Para los fráteres, caminantes, buscadores de la iniciación, iniciados y más, va este trabajo que clarifica el sendero y devela las claves iniciáticas ocultas tras los evangelios de la cristiandad y el Liber al Vel Legis, el libro de la Ley, entregado en 1904 al maestro Therión, por la entidad superior Aiwass.
    En el apéndice de esta obra, se revela la clave del Liber Legis, la que se halla en el capítulo II, numeral 76, como se prometió en dicho artículo.
    Las Jerarquías de la Gran Logia Blanca, me han conferido la labor de explicar con claridad los conceptos esotéricos ligados a la alquimia y al trabajo de la realización espiritual. En mis obras expongo de una manera clara y concisa, la transformación de la sustancia sagrada que guarda el Santo Grial.
    Los Tres Soles y la Sabiduría Fiel, explica con claridad los misterios cristianos y el objetivo primordial de la venida de Cristo en la pasada Era. Además expone con claridad la obra de J.R. Tolkien, El Sr. De los anillos, desde la visión ocultista.
    Se ha cumplido ya el Aeón de Piscis y ahora nos encontramos en el Aeón de Horus, la Era de Acuario. Estamos cerca de la transformación y es el momento en el que Dios recoge su rebaño, todas las palabras se han cumplido en este sentido.

    Luego de todas las tribulaciones y de superar todos los obstáculos, aquí está la entrega.
    Aún, cuando se trata de una edición de regalo, porque mis gurús lo han querido de este modo, esta obra cuenta con derechos de autor. Puede imprimirse libremente, más no cuenta con mis permisos de reproducción ilegal.

    Muchas gracias queridos fráteres por su atención.

    Jolman Trujillo.
    Mahalaet; Rosacruz.

  2. Me gustaria pertenecer a esta Forma de Vida, lo que pasa es que me gustaria saber en Costa Rica , cuál es la hermandad que está mas cerca de mi ciudad, yo vivo en Guápiles.

    • Hola Junior yo también soy de limón y soy masona me gustaría conversar con usted sobre unirme a ustedes se que tienen otros miembros que al igual que yo pertenecen a otras fraternidades

  3. Quisiera pertenecer a la Orden desde hace muchos años pero no sé dónde se localizan en San José. Le escribí a la Orden en España y me acaban de decir que no existe una Orden en Costa Rica. Me gustaría que me den una explicación entonces.

  4. Hola estoy en busca de información en Costa rica para unirme a ustedes soy masona hace un tiempo y llevo un tiempo estudiando su orden y me interesa unirme a ustedes, muchas gracias y paz profunda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s